publicidad
El patrón de sueño, la salud mental y la salud física se ponen en riesgo cuando una persona trabaja de día durante una semana y de noche durante otra.

Los cambios en tu horario de trabajo dañan la salud

Los cambios en tu horario de trabajo dañan la salud

El patrón de sueño, la salud mental y la salud física se ponen en riesgo cuando una persona tiene horarios alternos.

El patrón de sueño, la salud mental y la salud física se ponen en riesgo...
El patrón de sueño, la salud mental y la salud física se ponen en riesgo cuando una persona trabaja de día durante una semana y de noche durante otra.

El patrón de sueño, la salud mental y la salud física se ponen en riesgo cuando una persona trabaja de día durante una semana y de noche durante otra, lo cual es bastante habitual en algunas profesiones.

Un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) concluyó que el riesgo de enfermedades crónicas aumenta cuando los trabajadores se somenten a este tipo de horarios, retoma la web del periódico mexicano El Universal.

Dicho estudio, publicado por la revista American Journal of Preventive Medicine arrojó que las personas con estos horarios alternos durante un lapso de cinco años tienen un riesgo de entre 19 y 23 por ciento mayor de morir a causa de enfermedades cardiovasculares.

publicidad

En tanto, aquellos que mantienen el horario alterno por unos 15 años tienen un riesgo de 40%.

Basado en 22 años de estudio a más de 75 mil trabajadores con horarios alternos, este reporte no exploró las razones por las que el cambio constante en el horario hace que el ritmo circadiano "reloj biológico interno"se altere.

“El cuerpo y el sistema circadiano juegan un rol vital en la salud cardiovascular y la actividad antitumoral. Cambiar constantemente de horario de trabajo sube el riesgo de cáncer y males del corazón, lo que aumenta la mortalidad”, cita el medio a Eva Schernhammer, una de las autoras del estudio.

Por su parte, Daniel Skenderian, psicólogo clínico con especialidad en fisiología del sueño, ya había alertado desde el pasado noviembre de los riesgos de estos horarios.

“Es algo muy difícil, porque estas personas pasan constantemente en un estado similar al del jet lag. Para ellos los consejos no son válidos, porque su horario no es fijo. La situación podría empeorar cuando les toca el turno nocturno, pues la calidad de sueño es mejor de noche”, señaló.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad