publicidad

Llamar enefrmo al trabajo

Llamar enefrmo al trabajo

El 66% de los que en EU llaman a la oficina pidiendo un día libre por enfermedad no están realmente enfermos.

Los jefes lo saben

Dos tercios de los trabajadores en Estados Unidos que llaman a la oficina diciendo que se ausentan por enfermedad no están en realidad físicamente enfermos, según una encuesta de CCH, un proveedor de información para empresas.

Mientras que el 34 por ciento de los trabajadores que llaman a última hora para reportar que están enfermos realmente sufren una enfermedad, el resto, un 66 por ciento, se toma ese día libre para "asuntos familiares" (22 por ciento), "necesidades personales" (18 por ciento) u otras trazones, según CCH.

Los directivos de las empresas, además, son conscientes de ello. Mas de dos tercios -el 68 por ciento- encuentra "patrones" en cómo y cuándo sus empleados utilizan los días de enfermedad.

El 37 por ciento de las empresas, por ejemplo, asegura que lo más llamativo es que sus empleados llaman enfermos los lunes y los viernes en mucha mayor medida. Un 17 por ciento de las organizaciones dice que los días cercanos a vacaciones también hay más ausencias.

En cambio, sólo el 13 por ciento de las empresas dice que sufre más ausencias durantes las épocas de gripe o fiebre del heno -alergia al polen-.

Las empresas toman medidas

Este absentismo hace que baje la productividad de las empresas, lo que genera unas pérdidas aproximadas de $74 mil millones anuales en Estados Unidos. Por ello, los departamentos de recursos humanos están comenzando a tomar medidas.

publicidad

Cada vez más las empresas solicitan un justificante médico si la ausencia se alarga durante varios días. Y muchas empresas no sólo llevan un control de las faltas, sino que las tienen en cuenta a la hora de evaluar el desempeño del empleado.

Control automatizado

El año pasado Wal-Mart -la empresa con más empleados del mundo, 1.9 millones- comenzó a exigir a sus trabajadores que llamaran a un número de teléfono automático para reportar las ausencias, en vez de llamar al supervisor, para controlar las ausencias de forma centralizada.

Otras grandes están tomando medidas similares, controlando las ausencias a través de un software que no sólo elimina la subjetividad de un jefe, sino que ahorra costos administrativos.

Estos programas no sólo buscan localizar a quien abusa de sus días de enfermedad, también son capaces de localizar problemas de gestión, como un absentismo por encima de la media en un determinado departamento de la empresa.

Cuando los trabajadores en un área de la compañía piden muchos más días libres que el resto, lo más probable es que los jefes de ese departamento no estén dirigiendo bien el equipo y éste esté desmotivado.

Días de "permiso pagado"

Otra medida que utiliza el 60 por ciento de las compañías es eliminar las diferencias entre días de vacaciones y de enfermedad y sustituir ambos por los "días de permiso pagados".

publicidad

Así, una empresa que antes daba 10 días de vacaciones, dos personales y ocho de enfermedad, por ejemplo, ahora daría 20 días de permiso pagado, que el trabajador puede tomarse como desee.

Esta opción es atractiva para quienes no suelen enfermarse, porque podrían tener más días de descanso. Pero tiene el inconveniente de que muchos empleados entienden los días de permiso directamente como días de vaciones. Entonces, cuando se enferman no quieren perder sus días "de vacaciones" y acuden enfermos al trabajo, rinden menos de lo habitual y suponen un peligro de contagio para sus compañeros.

"Presentismo": trabajar enfermo

Que los trabajadores acudan al trabajo enfermo se conoce en la jerga de recursos humanos como presenteeism -"presentismo"-. Es la otra cara de la moneda del absentismo y puede ser tan o más peligroso que éste.

Según el estudio de CCH el 38 por ciento de los empleadores sufren el problema del "presentismo" en su empresa. De ellos, el 87 por ciento asegura que los empleados que acuden enfermos suelen tener catarro o gripe, enfermedades de corta duración pero de fácil contagio a los compañeros.

"Los empleadores deben disuadir al trabajador-héroe, cuya tos solía ser una medalla al honor", asegura Brett Gorovsky, analista de derecho laboral de CCH.

"Este acercamiento miope es malo para el negocio, y también para los empleados", añade.

publicidad

Para reducir el "presentismo" el 54 por ciento de las empresas envían a sus empleados a casa cuando están enfermos, mientras que el 40 por ciento tratan de educar a sus trabajadores sobre la importancia de este asunto. El 30 por ciento de los empleadores aseguran que utilizan la posibilidad del teletrabajo para evitar el "presentismo".

¿Por qué trabajar enfermo?

Si una empresa ofrece días de enfermedad, ¿por qué muchos acuden a trabajar enfermos?

Según la encuesta de CCH el 65 por ciento de los empleados que acuden a trabajar enfermos alegan tienen "demasiado trabajo"; el 56 por ciento, que no tienen a nadie que les pueda sustituir, y el 49 por ciento, por miedo a acciones disciplinares.

Una medida popular entre los empleados es la posibilidad de acumular los días de enfermedad de un año para otro, lo que suele evitar el absentismo y reduce el riesgo que corre el trabajador si tiene un año de mala salud con varias ausencias. Pero lo cierto es que sólo el 42 por ciento de las empresas permiten acumular los días de enfermedad, cifra menor que hace un año -44 por ciento-.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad