publicidad
¿Mejores relaciones en el trabajo?

Las relaciones en el trabajo

Las relaciones en el trabajo

Pasamos mucho tiempo en la oficina, por ello es fundamental crear un ambiente laboral agradable y cómodo.

¿Mejores relaciones en el trabajo?
¿Mejores relaciones en el trabajo?

La convivencia diaria

Pasamos mucho tiempo en la oficina, incluso más que con nuestra propia familia o pareja. Por ello es fundamental crear un ambiente laboral agradable y aprender a llevarnos bien con nuestros compañeros, de lunes a viernes.

Buscar empleo

Suena el despertador, saltas de la cama con el tiempo justo, desayunas en un abrir y cerrar de ojos, sales a la calle para entrar a codazos en el transporte público o soportar en tu propio vehículos las caravanas o atascos de tráfico de las horas punta.

Puede que te hayas levantado con el pie izquierdo o tenido una breve pero intensa discusión familiar antes de salir a la calle.

Si las buscas, siempre encontrarás muchas razones para llegar de mal humor a tu trabajo o, incluso, a punto de estallar.

publicidad

Y piensa que lo mismo le sucede a tus compañeros de rutina laboral, sobre todo en las grandes ciudades donde se vive a ritmo de vértigo.

Un terreno minado

Si a ello le sumas las rivalidades, diferencias de opinión e incompatibilidades propias de toda relación humana, no es difícil que a veces el ambiente de trabajo se convierta en un terreno minado, o incluso en un campo de batalla.Pero puedes, ¡y te conviene!, seguir una serie de sencillas normas de convivencia laboral, para llevarte bien con tus compañeros y que las horas que comparten pasen de ser una tortura a una delicia, o al menos un espacio y tiempo libres de "caras largas".

Sigue estos consejos

Analiza tu responsabilidad

El primer paso consiste en reflexionar sobre cuál es tu cuota de culpa en las relaciones difíciles, porque los demás no modificarán su conducta simplemente porque se lo digas, y en cambio todo puede mejorar si te propones cultivar tus habilidades de comunicación.

Construye relaciones positivas

Observa qué aspectos favorables o "lado bueno" puedes encontrar en cada persona con la que te relacionas. La mente tiende a amplificar aquello sobre lo que se enfoca, y si se trata de un elemento positivo, éste tiende a impregnar la comunicación, la cual transitará de manera natural y no forzada por otros cauces más agradables.

Enfoca la solución

En la misma línea, otra opción consiste en centrarse en la solución más que en el problema. Fíjate más en el "¿cómo me puedo llevar mejor con mis compañeros de trabajo?" que en el ambiente laboral que puede no ser bueno.

publicidad

Si perseveras con esta técnica mental, pronto te llegarán infinidad de ideas para relacionarte mejor y además estarás más predispuesto y abierto a tener experiencias más enriquecedoras con tus compañeros.    

Dedica tiempo a los demás

A medida que vayas profundizando en algunas personas, te sorprenderás de lo que puede aportarte ese compañero o compañera casi desconocido, al que saludabas de manera automática.

El interés sincero y oportuno por la vida personal de la otra persona, dejando de lado el chismorreo y siempre que el otro se muestre predispuesto, ayuda a estrechar los lazos. ¡No hay "turismo" más estimulante que el que se realiza en otro ser humano!

Al llegar, sonríe

Procura llegar al trabajo con una sonrisa y saluda todos los que encuentres a tu paso. Aunque al principio el acto de sonreír te parezca intencionado, recuerda que no hay mejor intención que la de llevarse bien con los demás y regalarles algo de alegría.

El buen humor, cuya tarjeta de presentación es una sonrisa franca y natural, también se contagia y, lo más probable es que te devuelvan el gesto y el hielo laboral se derrita. Un día descubrirás que al llegar a la oficina, ¡te sonríen a ti!

Algunos "pecados de oficina" que debes evitar:

Para mejorar tus relaciones laborales deja de lado las actitudes negativas, el aislamiento, llegar tarde o no cumplir lo que prometes, y hablar de forma soberbia o agresiva.

publicidad

Hacer bromas pesadas a costa de otros, hablar mal de las personas que no están presentes o dedicarse a los chismes de pasillo, son otras actitudes que te granjearán más enemigos que amigos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad