publicidad

Las cualidades de un buen jefe

Las cualidades de un buen jefe

Los jefes perfectos no existen, pero los que saben hacer su trabajo sí: potencian al empleado y benefician a la empresa.

Un buen jefe trabaja en equipo

Los jefes perfectos no existen, pero los jefes que saben realizar su trabajo sí, especialmente aquéllos que siendo sabios -más que inteligentes-, saben aprovechar las habilidades y destrezas de sus empleados dándoles la oportunidad de desarrollarse, lo que finalmente también beneficia a la empresa.

Compra los libros de Hada María MoralesEs muy común que la gente, cuando escucha la palabra "jefe", la relacione con órdenes y personas que abusan de su autoridad. Pero en realidad, más que malos jefes o cuestionadores, las personas revestidas de autoridad son entrenados para poner en práctica los objetivos o políticas de la compañía para la cual trabajan.

Ellos son los que en el día a día supervisan y refuerzan estas políticas. De otra manera, si todo mundo hace o maneja la empresa como estima conveniente, la compañía puede volverse una torre de Babel. Como consecuencia, tanto el jefe como los empleados llevarán a la quiebra a la empresa y pasarán a ser parte de la larguísima lista de desempleados.

Yo particularmente pienso que a veces es inevitable que nos toque encontrarnos con un jefe inseguro, dictador y hasta "garrotero", pero un jefe moderno sabe que trabajando en equipo puede cosechar mejores frutos, excelentes resultados. Él siempre será el jefe, pero es parte del equipo.

publicidad

Sin amiguismos

Algunas personas se preguntan cómo es posible saber si un jefe esta manejando su equipo equitativamente. No es difícil de medir, como por ejemplo el caso de jefe que aplica las directrices de su departamento a todos por igual, sin amiguismos.

Un jefe justo comparte y aplica las mismas metas para lograr sus objetivos específicos de su departamento, a todos, sin hacer diferencias.

En caso de surgir deficiencias entonces al jefe le toca enfocar de forma individual la falla y hablar directamente con su empleado para retomar el camino y lograr las metas establecidas.

¿Es bueno hacerse amigo del jefe?

Algunas veces, cuando tenemos un buen jefe, nos preguntamos si es conveniente estrechar lazos de amistad más cercanos. En este aspecto yo tengo mis reservas.

Estar demasiado cerca del jefe no es muy recomendable. Es mejor mostrarle nuestro afecto trabajando inteligentemente y demostrándole que lo apreciamos en gran manera y que puede contar con nosotros como sus colaboradores cercanos.

¡Las amistades dentro del trabajo deben de ser tratadas con pinzas!

La personalidad del jefe

Hay personas que quieren cambiar la personalidad de un jefe callado y reservado, ¡pierden su tiempo! Lo acertado es continuar haciendo nuestro trabajo y las evaluaciones, ascensos  y mejoría de salario será la mejor manera de "hablar" del jefe.

Si tenemos un jefe con una personalidad seria y callado debemos de respetarlo y guardar la distancia. No podemos olvidarnos de que pasamos más horas en nuestro lugar de trabajo que con nuestras familias por lo tanto debemos siempre mantener esa línea indeleble del respeto entre el jefe y nosotros.

publicidad

Definitivamente, a nadie le gustan las "confiancitas". Éstas solo son portadoras oficiales de problemas y hasta de cartas de despido.

Si encontramos un buen jefe, cuidémoselo y cuidemos nuestro trabajo.

Hada María Morales trabaja en una agencia gubernamental donde a diario ayuda a personas en su búsqueda de oportunidades laborales. Es autora además de varios libros como "Vístete para triunfar" y "Atrévete a alcanzar el éxito". Puedes escribirle a: hada_morales@yahoo.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad