publicidad
No seas una víctima más del implacable 'mal del puerco'.

La verdad detrás del 'mal del puerco'

La verdad detrás del 'mal del puerco'

Ese intenso sueño que se siente después de comer y que casi te impide trabajar es 'el mal del puerco'.

No seas una víctima más del implacable 'mal del puerco'.
No seas una víctima más del implacable 'mal del puerco'.

¡No seas su víctima!

Se le conoce de muchas formas, pero una de las favoritas entre los oficinistas es llamar “ mal del puerco” a esa sensación después de la hora de la comida, en la que el cuerpo parece más pesado y el único deseo que se tiene es dormir.

Puede ser que en tu trabajo se le llame de una forma diferente, pero seguramente alguna vez has sido víctima de este extraño síndrome que nos “ataca” tras la hora de la comida.

La versión digital del periódico mexicano El Universal indica que lo que provoca “el mal del puerco” es, de acuerdo a los médicos, la ingesta de los alimentos y la forma en que seleccionamos lo que vamos a comer.

Quienes más padecen de este “mal” son las personas que laboran en oficinas, pues después de comer tienen que sentarse frente al escritorio.

publicidad

El proceso de digestión hace que parte de nuestra sangre vaya a los vasos alrededor de los intestinos y el estómago, pues en ese momento están absorbiendo los nutrientes y desechando lo que no será necesario. La digestión hace además que fluya una menor cantidad de sangre al cerebro.

Si para la comida eliges excederte con el azúcar o los carbohidratos, tus probabilidades de padecer “el mal del puerco” aumentan. Además de ser más selectivo con la comida, una buena opción es realizar una pequeña caminata de unos 10 minutos después de comer y así evitar caer dormido en tu escritorio y divertir la tarde de todos tus compañeros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad