publicidad

La mujer lleva ahora el mando

La mujer lleva ahora el mando

El siglo XXI es el del cambio para las mujeres. Ahora, ellas gozan de más independencia y han demostrado ser innovadoras en el trabajo.

Dirigir en femenino

El siglo XXI es el del cambio para las mujeres. Ahora, ellas son más libres, gozan de más independencia y han demostrado ser creativas e innovadoras en el trabajo.

Anna Mercadé, especialista en creación de empresas, piensa que las mujeres son capaces de todo y que sólo tienen que creérselo un poco más.

La experta sostiene también que el camino para luchar contra la discriminación social de la mujer deben emprenderlo ellas mismas.

Hoy en día, las mujeres disponen de más libertad y pueden ejercer cargos de responsabilidad en las instituciones públicas y en las empresas. Aún así, su condición social está desacreditada: Siguen cobrando menos que los hombres y continúan ocupándose mayoritariamente de las labores domésticas.

Sin embargo, han demostrado que son capaces de crear, innovar y dar frutos a su trabajo hasta el punto de ser mitificadas por ello.

Mercadé, autora del libro Dirigir en femenino (Editorial Gestión 2000) cree también en la independencia y la capacidad emprendedora de la mujer, y aboga por conciliar los valores de la vida para lograr éxito en el terreno empresarial.

La inseguridad femenina

"Las mujeres nos sentimos observadas dentro de la empresa, con lo que nos entra un ataque de pánico. Entonces, nos limitamos a copiar la manera de actuar de los hombres y nos volvemos más autoritarias", precisó.

publicidad

Mercadé habla en su libro del papel de la mujer en la empresa. Cree que el autoritarismo que ejercen algunas mujeres directivas proviene, en realidad, de los hombres.

"El autoritarismo no es nada más que inseguridad", afirma la autora. Y ¿por qué esta inseguridad? Porque las mujeres se han incorporado más tarde que ellos a la empresa y "nos hemos adaptado a su norma".

Esta necesidad de ser aceptada por el público, ha hecho aparecer la inseguridad y la falta de credibilidad que impiden desarrollarse personal y profesionalmente.

El sexto sentido y la adaptabilidad

Mercadé cree que "las mujeres pueden y deben liderar a su manera y con su estilo personal". Evita hablar de culpa y prefiere la etiqueta de "responsabilidad".

Sostiene que "ellas deben ser las responsables del cambio", un cambio que debe empezar desde pequeños, según la opinión de la autora, educando a los chicos y a las chicas por igual. Porque todos, sin discriminación, debemos aprender a respetar el papel de las mujeres.

Mercadé asegura que las mujeres gozan de un sexto sentido que ella llama "intuición" y consiste en la capacidad de hacer juicios con poco análisis.

Todo esto tiene una explicación científica: las mujeres tenemos ración doble de unas neuronas que reciben el nombre de "espejo" y que son las responsables de la empatía y la comprensión.

publicidad

Así pues, vamos más rápido que los hombres al interpretar una información.

Este sentido extra se ha visto reprimido durante mucho tiempo, incluso en la antigüedad se quemaban a las mujeres porque los hombres creían que eran brujas o herejes, cuenta Mercadé.

Esto intensificó la baja autoestima de las mujeres, que todavía hoy en día no ha cambiado o lo ha hecho en poca medida.

La adaptabilidad es otra medalla que ellas se pueden colgar. "Las mujeres están hechas para el cambio y saben adaptarse a los mandatos de sus cuerpos desde muy pequeñas por imperativos biológicos".

Los hombres no son tan flexibles como las mujeres y tienden al miedo cuando una situación nueva o inesperada se les presenta delante. Ellas cogen las riendas y siguen adelante porque saben adaptarse.

"La adaptabilidad es una de las reglas fundamentales de la nueva economía y de la empresa del futuro", dijo. Ellas podrán conseguir mayor éxito.

Consejos prácticos a seguir

"Costará cambiar pero podrá lograrse". Así de optimista se muestra Mercadé ante la situación de discriminación que sigue padeciendo el sexo femenino.

En el mundo laboral, por ejemplo, las mujeres siguen cobrando menos que los hombres.

La autora piensa que a los políticos no les interesa cambiar esta situación, por lo que las mujeres deberán seguir luchando duramente, sobre todo en España, que es una "sociedad muy obsoleta".

publicidad

De momento, Mercadé proporciona unos consejos para el desarrollo profesional. En primer lugar, recomienda hacerse un plan de orientación profesional y de vida.

También una organización de la vida privada que deberá pactarse con la pareja, "hasta la letra pequeña": Negociar sobre dinero, horarios, delegar tareas, etc. "Las chicas tenemos que demostrar que somos muy buenas", se lamenta Mercadé.

No a los mitos

Sin embargo, las mujeres evitan recorrer los mitos femeninos como fuente de inspiración para su trabajo. Son creativas e innovadoras de por sí, y no necesitan la inspiración de nadie para crear.

Mujeres intelectuales de distintos campos profesionales se manifestaron de acuerdo con la mitificación.

En una mesa redonda organizada por el Instituto Dexeus, centro médico pionero en ginecología mundial, el cineasta Bigas Luna, la periodista y escritora Margarita Rivière, la arquitecta Beth Galí y la diseñadora de moda  Roser Marcé hablaron de la creatividad de la mujer y de los mitos.

Galí definía esta creatividad como la capacidad de "captar el momento, dar lo que se necesita". Saber hacerlo, no es condición para mitificar el personaje, aseguraba.

En este sentido, Rivière decía que "la creatividad de las mujeres se ha dedicado a asumir los mitos que pone al sexo femenino en un pedestal, con lo que ellas han acabado siendo floreros".

publicidad

La periodista opina que los mitos los crearon los hombres y que esto "perdura" en la actualidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad