publicidad

Haz de tu entrevista de trabajo una oferta de trabajo

Haz de tu entrevista de trabajo una oferta de trabajo

Nunca está de más prepararse con cuidado y tomando en cuenta los detalles antes de tu entrevista laboral.

Prepara los pequeños detalles

Nunca está de más prepararse con cuidado y tomando en cuenta los detalles antes de presentarnos a una entrevista de trabajo. Conseguir empleo no es posible si uno no está realmente preparado para enfrentar de manera profesional la famosa entrevista de trabajo a la que muchos temen.

¿Pero cómo superar este temor? ¡Aprendiendo!

Para mí, la entrevista de trabajo es como una obra de teatro que va a ser puesta en escena y el protagonista… ¡eres tú!

A continuación te doy los detalles de esa preparación que no dará como resultados aplausos y ovaciones, si no algo más: una oferta de empleo formal.

1. Haz una lista de tus talentos y habilidades, refresca tu memoria. Por lo general estamos acostumbrados a pensar de nosotros mismos de una manera limitada, pero tenemos que descubrir otras habilidades que tenemos, que serán importantes a la hora de una entrevista de trabajo, donde nunca sabemos qué nos pueden preguntar.

2. Después de haber hecho este inventario, compáralo con los requisitos que pide la descripción del puesto. Esto es muy importante. Te ayudará a mejorar tu resume y a estar mejor preparado.

3. Investiga sobre la compañía, qué hace y cuáles son sus competidores. Sin necesidad de dictar una cátedra, hazle saber al empleador que sabes por qué estas ahí y por qué deseas trabajar con su compañía.

publicidad

4. Prepárate emocionalmente. El perder el empleo genera una carga emocional muy alta y la entrevista de trabajo no está precisamente exenta de estrés. Una actitud positiva genera cosas positivas.

Y a la hora de la entrevista...

5. No hables demasiado. Comunícate correctamente. A veces los nervios nos "motivan" a hablar de más y aunque una entrevista de trabajo sea como una obra de teatro, toma pautas y acuérdate de que sólo los que están en la radio y la televisión deben de mantener a su audiencia atenta bajo el “don” de la palabra.

En el caso de una entrevista no des contestaciones "kilométricas": hacen que el empleador baje su nivel de atención y hasta pierda el hilo de la conversación. Sé conciso y claro. Siempre aconsejo: "Mantén los oídos y ojos encendidos y la lengua apagada".

6. Estáte listo para manejar la situación cuando te planteen que describas escenarios o bien estrategias. Ten en mente tus habilidades, conocimientos y experiencia de trabajos anteriores que estén relacionados con la posición que aspiras a conseguir. Nunca des datos confidenciales de tu antiguo empleador y del cargo que desempeñaste: esto no te pertenece y, en vez de lucir mejor, obrará en tu contra. El empleador de hoy siempre sigue buscando personas leales y con principios.

7. Lleva en tu portafolios todos los documentos que puedas necesitar como resumes, certificaciones y credenciales. No menos importantes son los documentos que demuestren que eres una persona con licencia para trabajar en el país.

publicidad

8. Tu apariencia personal es el "empaque" -como el de los chocolates- que “envuelve” acertadamente tu personalidad, habilidades, conocimientos y experiencia.

En estos asuntos de entrevistas de trabajo créeme que el hábito sí hace al monje.

9. Estáte preparado para el cierre de la obra: preguntas adicionales de tu parte. Lleva una libretita para apuntar lo que quieres saber y preguntarlo en el momento oportuno. No confíes en tu memoria de "elefante"; con los nervios no es nada confiable.

También durante el cierre es el momento de tratar todo  lo relacionado a los beneficios y salarios.

Asegúrate de que entendiste todo, los "sabelotodo" no van a ningún otro lado más que al fracaso. Preguntar es de sabios…

Cierre de la obra: ¡CONTRATADO! O bien el "tiquete" para la segunda entrevista.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad