publicidad
Como en el caso de quienes son adictos a las compras o al chocolate, los que lo son al trabajo tienen hábitos que no son saludables y que demandan su atención para ser resueltos.

¿Eres un 'workaholic'? ¡Descúbrelo y deja de serlo!

¿Eres un 'workaholic'? ¡Descúbrelo y deja de serlo!

Como en el caso de quienes son adictos a las compras o al chocolate, los que lo son al trabajo deben poner atención.

Como en el caso de quienes son adictos a las compras o al chocolate, los...
Como en el caso de quienes son adictos a las compras o al chocolate, los que lo son al trabajo tienen hábitos que no son saludables y que demandan su atención para ser resueltos.

Como en el caso de quienes son adictos a las compras o al chocolate, los que lo son al trabajo tienen hábitos que no son saludables y que demandan su atención para ser resueltos.

Un estudio realizado por la Universidad de Bergen en Noruega entre 1,100 noruegos con la finalidad de desarrollar una prueba que diagnostique cuando se cruza la línea de la pasión por la profesión y se trata más bien de un problema serio.

A través de dicho estudio, publica la versión digital del periódico mexicano Excélsior, los investigadores determinaron que si presentas al menos cuatro de las siguientes condiciones, deberías de dejar de tomártelo a broma y considerar tratar el problema de la adicción al trabajo.

- Piensas en la forma de tener más tiempo para trabajar.

publicidad

- Pasas más tiempo trabajando de lo que tenías previsto.

- Trabajas intentando aminorar sentimientos como culpa, ansiedad, impotencia o depresión.

- No haces caso a quienes te recomiendan que trabajes menos.

- Te estresas si en algún momento no te permiten trabajar.

- Priorizas el trabajo por encima de otras actividades, como el ejercicio o simplemente el ocio.

- Tu manera de trabajar ha tenido impacto negativo sobre tu salud.

El equipo a cargo del estudio determinó que aquellas personas que tengan un problema de adicción al trabajo deben tratarlo con terapia.

Pérdida de la perspectiva

Pero “la gente puede trabajar muchas horas sin ser adicto al trabajo. Sin embargo, los adictos al trabajo invierten fuertemente en el trabajo en todo momento… lo que demuestra una pérdida crónica de la perspectiva”, cita la web CNN Expansión a Cecilie Andreassen, investigadora de Ciencias Psicosociales, también de la Universidad de Bergen.

El medio además señala algunas medidas que pueden ser de mucha utilidad para quienes consideran que pueden tener un problema de adicción al trabajo.

- Cuida tu físico. Procura comer bien, hacer ejercicio y dormir el tiempo suficiente. No permitas que tu ritmo de trabajo te impida cumplirte a ti mismo.

- Pon límites a la jornada laboral. No es saludable tomar llamadas del trabajo o responder a los correos electrónicos a toda hora. Declara por terminada tu jornada a determinada hora, e intenta que sea la misma hora para todos los días, y sigue en donde te quedaste hasta el día siguiente.

publicidad

- Límites en tu tiempo libre. Estando en casa, procura no trabajar. Y cuando tengas que hacerlo, permítele a tu cuerpo tomar descansos regulares.

- Restablece el equilibrio. Oblígate a tener tiempo para hacer otras cosas, como tomar caminatas a solas o disfrutar en compañía de tus amigos y tu familia. El psicólogo Ben Dathner recomienda que planees de manera “que tengas descansos forzados”. A los colegas del trabajo pídeles que te llamen solo en caso de emergencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad