publicidad

Día del Jefe: fiesta en honor de quien está al mando

Día del Jefe: fiesta en honor de quien está al mando

Una secretaria de Deerfield, Illinois, trabajaba en 1958 en State Farm cuando un día se olvidó del cumpleaños de su jefe...

Un olvido, origen del festejo

Cada 16 de octubre en los lugares de trabajo se celebra el Día Nacional del Jefe ( National Boss Day), una fecha ideal para que los empleados feliciten a sus jefes por el trabajo que hacen, y también para que se den cuenta de las presiones que los directivos enfrentan día a día.

Y lo cierto es que, aunque muchos se quejen de sus jefes, según una encuesta realizada por Adecco Group North America, la mayoría de los trabajadores americanos prefieren festejarle a su jefe y respiran con alivio no tener un cargo de alto mando este día.

Patricia Bays Haroski, de Deerfield, Illinois, trabajaba en 1958 de secretaria en la compañía de seguros State Farm cuando un 16 de octubre se olvidó del cumpleaños de su jefe, que además era su padre.

A raíz del suceso, decidió registrar el "National Boss's Day" en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Cuatro años más tarde el gobernador de Illinois apoyó la idea de Bays Haroski y dio oficialidad a este día. Desde entonces la celebración se ha ido popularizando incluso fuera de las fronteras de Estados Unidos. Países como India, Australia, Sudáfrica e Irlanda también celebra el Día del Jefe.

El 61% no quiere el puesto de su jefe

"Especialmente en la economía actual, donde los gerentes son exprimidos por encima de los ejecutivos y empleados a cargo, los jefes se enfrentan a un constante bombardeo de negatividad", dice el experto en motivación Bob Nelson, autor del best seller Keeping Up in a Down Economy.

publicidad

"Los empleados deben de dar las gracias a sus directivos por todo lo que hacen. Ellos merecen este reconocimiento, y además es un gran paso para reconocerles mejor sus esfuerzos", añade.

Según la encuesta de Adecco, 61 por ciento de los trabajadores afirmó que si les ofrecieran el puesto de sus jefes no lo tomarían, debido al incremento de las presiones económicas y los problemas en los negocios.

Como una señal adicional de reconocimiento de los trabajadores, una impresionante mayoría (65 por ciento) no cambiaría nada acerca de su relación con sus jefes, lo que muestra los progresos realizados en la mejora de la relación administrador-empleado.

Honestidad puesta en duda

Sin embargo, eso no quiere decir que las cosas son perfectas. De hecho, el 53 por ciento de los trabajadores suelen cuestionar la honestidad de su jefe y un cuarto de los empleados no confía en que su jefe ha sido honesto acerca de su seguridad laboral.

"No importa que la economía esté bien o mal, lo que realmente influye en cómo se siente el empleado acerca de su trabajo depende de la relación con su jefe", afirma Bernadette Kenny, jefa de carrera en Adecco Group North America.

"Lo que hemos escuchado de los miles de trabajadores estadounidenses es que el mundo del trabajo es cada vez más difícil y está en constante cambio. Los puestos de trabajo cada vez más complicados exigen impactantes directivos que den el ejemplo y creen el mejor ambiente posible", añade.

publicidad

Cómo ser mejor jefe

En cuanto a los consejos para ayudar a los administradores a manejar el estrés de su trabajo, el doctor Nelson afirma que "cualquier trabajo de gerente será más fácil si él/ella se concentra en una lista de elementos importantes para los empleados y esto impactará los resultados". 

El top de motivadores de los empleados basados en la investigación de Nelson son:

Una dirección clara y convincente: los jefes tienen que inspirar a sus empleados a entusiasmarse con su trabajo.

Una comunicación directa, abierta y honesta: la comunicación frecuente y eficaz es el camino que conduce a mostrar confianza y respeto a los empleados.

Involucrarse con los trabajadores y tener iniciativa: Los gestores tienen que preguntar a los empleados por sus ideas.

Autonomía del empleado, flexibilidad y apoyo: Los trabajadores necesitan tener cierta autonomía en cómo hacer su trabajo.

El crecimiento profesional y desarrollo: Los tiempos difíciles ofrecen muchas oportunidades para que los empleados asuman responsabilidades adicionales.

Reconocimiento y recompensas para el alto rendimiento: Durante los tiempos difíciles, la necesidad de que los empleados se sientan valorados por sus esfuerzos aumenta en gran medida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad