publicidad

Cómo manejar una respuesta negativa cuando se recibe

Cómo manejar una respuesta negativa cuando se recibe

Escuchar "no" demasiadas veces puede causar daño emocional y psicológico. Aprende a manejar una respuesta negativa.

Pasos para aceptar un "no"

Desde comienzos de la recesión, la palabra "no" es algo que todos hemos escuchado con mayor frecuencia. ¿Quieres un aumento de sueldo? ¡NO! ¿Quieres trabajar horas adicionales? ¡NO! ¿Quieres una modificación en tu hipoteca para reducir las cuotas? ¡NO! ¿Quieres pagar una tasa más baja en las tarjetas de crédito? ¡NO!

Escuchar "no" demasiadas veces –justo cuando más necesitamos un "sí" – es algo que puede causar mucho daño emocional y psicológico. Y además, nos puede quitar el ánimo de seguir luchando para mejorar nuestra situación económica. Muchos hispanos simplemente deciden darse por vencidos y ver poco a poco cómo pierden todo por lo cual han luchado.

Pero a pesar de que las cosas estén muy difíciles, hay que seguir luchando. El primer paso es saber cómo manejar un "no" cuando se recibe.

Primero, debes formular la pregunta correcta

He visto muchos casos donde una persona tiene claro en su mente lo que quiere pero no sabe cómo expresarlo verbalmente. Cree que lo que piensa y lo que dice son lo mismo, pero no lo son. Tienes que saber expresarte de una manera entendible, no desde tu punto de vista, sino desde el punto de vista de la persona a quien le estás pidiendo algo.

Segundo, entiende que "no" a veces significa otra cosa

publicidad

En general, cuando alguien te dice que no, en realidad está comunicando otra cosa. Puede ser "no entiendo lo que me estás pidiendo", "éste no es el momento correcto para pedirme esto" o "no puedo hacerlo en la forma que me lo has pedido pero quizás puedo de otra forma".

No existen comunicadores perfectos. Si tu jefe te dice que no a un aumento de sueldo, debes estudiar su respuesta y ver si realmente no te está diciendo otra cosa. Quizás los aumentos solo se pueden dar a personas con ciertas certificaciones que tú no posees. En ese caso el "no" del jefe realmente es "sí puedo, pero después de que tú cumplas con tu parte".

Tercero, debes confirmar que le has preguntado a la persona indicada

Muchas veces le pedimos algo a la persona equivocada. Sabiendo esto de antemano, la única respuesta es no. Si alguien le pide a un abogado que haga una cirugía respondería que "no". Este ejemplo es obvio, pero si eres un pequeño empresario y estás luchando para cerrar una venta con un cliente y no está resultando, quizás tu contacto no tiene un presupuesto para la compra pero otra persona dentro de la empresa sí.

Finalmente, hay que poner el "no" en perspectiva.

No nos podemos frustrar al escuchar "no" –aunque sean 100 veces– si ocurre con cosas que no son tan importantes. Si te rechazan la solicitud para una reducción en la tasa de interés en tu tarjeta de crédito, no es bueno, pero tampoco es el fin del mundo.

publicidad

No se deben tomar todos los "noes" juntos como si fueran parte de un gran plan para hundirnos. Ocurren individualmente y no se les debe asignar más valor del que merecen.

Mike Periu, experto financiero, es el editor de DINEROyCREDITO.com . Puedes hacerle preguntas ahí. ©2009 EcoFin Media, LLC

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad