publicidad
Prohibir las redes sociales en la oficina podría resultar contraproducente.

¡Alto! Prohibido quitar las redes sociales en la oficina

¡Alto! Prohibido quitar las redes sociales en la oficina

Si la empresa donde trabajas te prohibe utilizar Twitter, Facebook, Linkedin y otras redes sociales, tiene una política con “muerte cerebral”.

Prohibir las redes sociales en la oficina podría resultar contraproducente.
Prohibir las redes sociales en la oficina podría resultar contraproducente.

No todo es tal como lo dicen

Si la empresa donde trabajas te prohibe utilizar Twitter, Facebook, Linkedin y otras redes sociales, tiene una política con “muerte cerebral”.

Busca empleo

Al menos eso fue lo que le dijo el empresario Vivek Wadhwa al reportero Andrew Keen, de la web CNN Expansión. Wadhwa es considerado una de las 40 mentes con mayor influencia en la tecnología. Citando al medio, a continuación te presentamos cinco razones de peso para no prohibir las redes oficiales en la oficina.

1. Es contraproducente. Los empleados,como buen número de personas en todo el mundo, cuentan con teléfonos inteligentes a partir de los cuales pueden acceder a sus redes sociales. Por ello, si sus jefes les prohiben el acceso en sus estaciones de trabajo, no podrán evitar que las consulten en sus dispositivos móviles.

publicidad

2. Es una idea antigua. Haciendo referencias bibliográficas, el medio indica que el internet hace que cada vez sea más difícil prohibir cualquier cosa. Las oficinas donde se ejerce estricto control de arriba abajo ya no funcionan.

3. Es la nueva pausa para el café. Estando en contacto con sus redes sociales, los empleados reciben noticias, se ponen al día con amigos y colegas, establecen planes sociales y mantienen en general su contacto con el mundo.

4. Brinda la ventaja de realizar múltiples tareas. Los nativos digitales, acota CNN Expansión, viven conectados todo el tiempo gracias a la habilidad que tienen de realizar múltiples tareas a la vez, y eso mismo es cada vez más cierto en el trabajo.

5. Incrementa la productividad. Sí, aunque pudiera pensarse que estar en las redes sociales resta tiempo de trabajo a los empleados, los vuelve más productivos, pues los instruye más y los hace capaces de pensar con mayor independencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad