publicidad
El 37% de los jóvenes que participaron en los programas entre 2010 y 2014 son hispanos.

Menos embarazos adolescentes en EEUU gracias a innovadores mensajes de prevención

Menos embarazos adolescentes en EEUU gracias a innovadores mensajes de prevención

Más que hablar de abstinencia o métodos anticonceptivos, los programas federales de prevención se están enfocando en conectar realmente con los adolescentes y motivarlos a evitar conductas de riesgo, algo que han logrado gracias a una mayor inversión económica.

El 37% de los jóvenes que participaron en los programas entre 2010 y 201...
El 37% de los jóvenes que participaron en los programas entre 2010 y 2014 son hispanos.

Entre 2010 y 2014 la tasa de embarazo adolescentes llegó al nivel más bajo que se haya registrado en el país. En 2014, nacieron 249,078 bebés de madres en edades entre 15–19 años, una disminución de 29% con respecto a 2010, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Esto se debe en parte al éxito que han tenido los programas de salud patrocinados por la Office of Adolescent Health (OAH), quien recientemente anunció que estudios preliminares hacen pensar que entre 2014 y 2015 podría haber habido una disminución adicional de 8%.

¿Qué ha hecho tan acertivos a estos programas federales de prevención? Que tienen un enfoque holístico en el que ayudan a los adolescentes a averiguar qué quieren hacer en sus vidas, cuáles son sus metas y cómo alcanzarlas, sin limitarse a hablar solo de abstención y prevención.

publicidad

"El programa me enseñó a alcanzar mis metas y mis sueños, a no hacer algo estúpido ahora que luego me va a afectar a largo plazo", dice Marizah, una adolescente de Yonkers, Nueva York, que se sumó a uno de los programas cuando estaba en sexto grado.

El uso de anticonceptivos se incrementado en los adolescentes.
El uso de anticonceptivos se incrementado en los adolescentes.

Esto no siempre fue así, pero tras evaluar el impacto de programas anteriores, en la OAH se dieron cuenta de que la inversión en el aprendizaje es lo que ayuda a evitar el embarazo adolescente. Así dieron inicio a la primera etapa de Teen Pregnancy Prevention (TPP), entre 2010 y 2014, invirtiendo 105 millones de dólares anuales que asignaron a grupos comunitarios con los cuales trabajaron de la mano.

"La OAH proporcionó subvenciones a las comunidades de todo el país para llevar a cabo los programas destinados a la prevención de embarazos en adolescentes", explicó a Univision Noticias Susan Maloney, directora de Políticas, Planificación y Comunicaciones del organismo. Así llegaron a cerca de medio millón de jóvenes en 39 estados y Washington, D.C., entrenaron a más de 6,100 nuevos facilitadores y crearon más de 3,800 alianzas en las comunidades.

publicidad

Escuelas, centros comunitarios, iglesias y hospitales, entre otros, son los espacios donde se han llevado a cabo estos programas, específicamente, entre jóvenes de 10 a 19 años de edad. Para lograr un mayor impacto, desarrollaron y probaron estrategias innovadoras que realmente resonaran en los adolescentes.

A través de los programas les han enseñado a los jóvenes, por ejemplo, que la manera más segura de evitar un embarazo es la abstinencia y que, si quieren ser sexualmente activos, hay muchas formas de protegerse. Los facilitadores organizan charlas y actividades como juegos de rol o los invitan a escribir sus sueños y metas en una carta; en estas dinámicas también abordan las relaciones sexuales y el impacto que estas pueden tener en sus vidas.

Los mensajes y las maneras de comunicarlos pueden variar en cada comunidad, ya que los facilitadores pueden elegir entre contenidos diferentes los que se ajusten mejor a sus necesidades específicas.

“Los grupos que obtuvieron dinero, compitieron por un proceso federal en el cual fueron evaluados por expertos en la prevención del embarazo adolescente y en cómo trabajar con jóvenes”, explicó a Univision Noticias Liany Arroyo, directora senior en The National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy, una de las organizaciones involucradas

Disminuir desigualdades
Se estima que la maternidad adolescente en Estados Unidos cuesta a los contribuyentes (federales, estatales y locales) al menos 9.4 mil millones de dólares al año, y este es un punto que pretende solventar el programa TPP.

La población negra y la hispana siguen teniendo la tasa más alta de emba...
La población negra y la hispana siguen teniendo la tasa más alta de embarazos adolescentes.

De acuerdo a Arroyo, hasta ahora los programas están dando excelentes resultados, porque además “lograron tocar las vidas de los adolescentes con más necesidades. El 37% de los jóvenes que participaron fueron hispanos”.

Sin embargo, las disparidades raciales y étnicas persisten. En 2014, la tasa de nacimientos en adolescentes por cada 1,000 mujeres de 15 a 19 años de edad entre los blancos no hispanos fue de 17, entre los negros no hispanos de 35 y entre los hispanos de 38.

Arroyo indicó que disminuir esas desigualdades raciales y étnicas es una de las metas de la segunda etapa de los programas, que comenzó en 2015. También han asignado fondos adicionales para ampliar su alcance: estiman llegar a 1.2 millones de adolescentes a escala nacional.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad