publicidad

Embarazada dio a luz en plena Quinta Avenida

Embarazada dio a luz en plena Quinta Avenida

Elizabeth Brew, de Scarsdale, dio a luz en plena Quinta Avenida, asistida por los médicos y enfermeras del Centro Médico Mount Sinai.

En plena calle

NUEVA YORK - Después de casi 40 años como enfermera, Lucille Nassery no tuvo problemas para identificar los sonidos procedentes de la ventana que da directamente a la Quinta Avenida. Esos eran, sin duda, los sonidos del parto.

"Hay cierto tipo de sonido que proviene de las mujeres que están a punto de dar a luz. No es un grito típico. Es un grito con todo el cuerpo", comentó Lucille Nassery, horas después de que ella corriera hacia un SUV aparcado apresuradamente frente al Centro Médico Mount Sinai. Un hombre angustiado se movía en círculos alrededor del vehículo en busca de ayuda, y una mujer embarazada gritaba acostada en el asiento delantero. Nassery, que se desempeña como jefa de enfermeras, llamó a un equipo de enfermeras, médicos y anestesistas para que corrieran fuera del hospital.

La madre, Elizabeth Brew, de Scarsdale, tenía 33 semanas de embarazo. Permaneció acostada en el SUV con sus piernas extendidas hacia la Quinta Avenida y Central Park, mientras tanto,  el personal médico del hospital preparó el equipamiento en el medio de la calle. Nassery y otros miembros del personal médico bloquearon con sus cuerpos dos carriles de tráfico.

Con la niña a punto de nacer, el grupo médico no podía trasladar a la madre a otro sitio. La niña de cuatro libras y 13 onzas nació en plena avenida. Algunos pasajeros que viajaban en los taxis sacaron sus cabezas por las ventanas y echaban porras por el nacimiento de la bebé. Otros conductores se detuvieron para preguntar: "¿Está bien la mamá?"

publicidad

La madre, una veterana en estos menesteres, ya que tiene otros dos hijos en casa, interrumpió la alegría de todos para decirle a los médicos que no habían terminado aún.

Unos minutos más tarde, la madre dio a luz al segundo niño de la pareja de gemelos, un bebé de cinco libras y cinco onzas. Ambos niños están sanos, pero se espera que permanezcan hospitalizados en cuidados intensivos neonatales durante varias semanas debido a que son prematuros. La madre, Elizabeth Brew, se recupera en una habitación del hospital.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad