publicidad
El revolucionario método intenta destruir por calentamiento la mucosa que reviste el duodeno.

Nueva técnica pretende revolucionar el tratamiento de la diabetes tipo 2

Nueva técnica pretende revolucionar el tratamiento de la diabetes tipo 2

La Universidad Libre de Bruselas está probando una técnica revolucionaria para tratar la diabetes de tipo 2, sufrida por el 90 % de los diabéticos.


El revolucionario método intenta destruir por calentamiento la mucosa qu...
El revolucionario método intenta destruir por calentamiento la mucosa que reviste el duodeno.

Una media que evite el pie diabético, lentes de contacto que midan la glucosa o la creación de un páncreas artificial, son algunos de los avances que se imagina la ciencia para mejorar la calidad de vida de los diabéticos.


Pero mientras la tecnología continúa intentando desarrollar estos prototipos, otros pasos más modestos están marcando la pauta en el mundo de las investigaciones médicas contra esta enfermedad.


La técnica más reciente para el tratamiento de la diabetes de tipo 2 fue presentada hace pocos investigadores de la Universidad Libre de Bruselas. Según un reporte de la agencia EFE, el método se basa en un aparato llamado Revita diseñado por la firma estadounidense Fractyl.


¿En qué consiste la nueva técnica?


publicidad


Intenta destruir por calentamiento la mucosa que reviste el duodeno, la parte del intestino delgado situada justo después del estómago que rodea el páncreas, que se encarga de generar la insulina.


¿Por qué es importante destruir esta mucosa?


Según el profesor Jacques Devière del Hospital Universitario Erasme (ULB), en Bruselas, "las células glandulares mucosas segregan una variedad de hormonas que terminan produciendo resistencia a la insulina".


¿Cómo se aplica este revolucionario método?


Se logra introduciendo un globo en el duodeno, a través de una sonda introducida por la boca del paciente, sin necesidad de cirugía. Dicho globo separa la mucosa de la submucosa mediante la introducción de fluidos fisiológicos entre las dos capas.


Una vez separada la mucosa, esta se expone en otro globo de la misma sonda a agua a 85 grados entre 7 y 10 segundos, lo que la destruye durante un mes y hace que la resistencia que había desarrollado a la insulina y las dificultades para tratar el azúcar alimentario desaparezca durante un tiempo.


¿Qué resultados se han obtenido hasta ahora?


Las pruebas iniciales han demostrado que pacientes con niveles de 9,5 de hemoglobina glucosilada han pasado a niveles de 7,3 después de tres meses de tratamiento.


La medición de la hemoglobina glucosilada, cuyos valores normales deben rondar el 5 o el 6 %, es una prueba de laboratorio muy utilizada en la diabetes para saber si el control que realiza el paciente sobre la enfermedad ha sido bueno durante los últimos meses.


publicidad


¿Solución definitiva?


A pesar de que los pacientes intervenidos -quienes continúan tomando su medicación habitual- hasta el momento han conseguido controlar su diabetes, Devière no asegura que esta solución sea definitiva.


La ventaja más importante es, según el profesor, la posibilidad de poder pasar de un tratamiento con medicamentos a una operación endoscópica que no requiere cirugía.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad