publicidad
.

Los diabéticos enfrentan mayor riesgo de infecciones dentales logo-notic...

Los diabéticos que no controlan sus niveles de azúcar tienden a tener más problemas de salud bucal.

Los diabéticos enfrentan mayor riesgo de infecciones dentales

Los diabéticos enfrentan mayor riesgo de infecciones dentales

Entre las posibles complicaciones de la diabetes, las enfermedades en las encías se encuentran en el grupo de mayor incidencia.


Los diabéticos que no controlan sus niveles de azúcar tienden a tener má...
Los diabéticos que no controlan sus niveles de azúcar tienden a tener más problemas de salud bucal.

Los diabéticos son más susceptibles a infecciones dentales como la inflamación de las encías -gingivitis o incluso periodontitis- que aquellas personas que no padecen la enfermedad. 


Y no solo enfrentan un riesgo mayor: este tipo de afecciones pueden influir en el control de la glucosa en la sangre y contribuir al avance de la diabetes, según datos de la Asociación Americana para la Diabetes.


¿Cuáles es la causa principal?


Los diabéticos pueden experimentar una disminución del flujo de saliva o una sensación de ardor en la boca o lengua que ocasiona que tengan una mayor incidencia de caries.


Quienes no logran controlar sus niveles de azúcar en la sangre tienden a tener más problemas de salud bucal, particularmente retracción de las encías.


publicidad


¿Cuáles son las enfermedades bucales más peligrosas?


Gingivitis (enfermedad de las encías en su etapa inicial) y periodontitis (enfermedad avanzada de las encías).


Otros problemas en la boca causados por la diabetes son la “boca seca” (xerostomía) y una infección por hongos llamada candidiasis bucal. 


La diabetes también puede aumentar el nivel de glucosa en la saliva. La combinación de estos problemas podría resultar en aftas, unas pequeñas úlceras blanquecinas que aparecen en la boca y que son dolorosas.


¿Cuáles son los síntomas más comunes de este tipo de infecciones? 


Xerostomía: boca seca y pegajosa, sequedad labial, sensación de ardor en la boca, lengua áspera o llagas.


Enfermedad periodontal: encías rojas, inflamadas o sangrantes, las encías se separan de los dientes, mal aliento persistente, abscesos (pus) entre las encías, pérdida dental, cambio de la mordida o la posición de los dientes.


Candidiasis bucofaríngea (infección por hongos): manchas blancas, enrojecimiento o escozor, sensación dolorosa de ardor, úlceras y alteración del gusto.


¿Qué medidas deben tomar los pacientes?


El Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial recomienda las siguientes medidas para mantener la salud bucal:


-Controle su nivel de glucosa en la sangre.


publicidad


-Cepíllese los dientes y use hilo dental todos los días.


-Vaya al dentista regularmente. No se olvide de decirle que usted es diabético.


-Comunique también si su dentadura postiza (dientes falsos) no le resulta cómoda o si le duelen las encías.


-Si fuma, ¡deje de hacerlo! El cigarrillo empeora la enfermedad de las encías. 


Recuerde, el control adecuado de la glucosa en la sangre le ayudará a prevenir problemas en la boca.



publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad