publicidad
Tsai Ing-wen.

Taiwán eligió a Tsai Ing-wen como su primera mujer presidenta

Taiwán eligió a Tsai Ing-wen como su primera mujer presidenta

El resultado debe ser profundamente inquietante para China, que puede responder al reducir aún más la capacidad de Taipéi.

Tsai Ing-wen.
Tsai Ing-wen.

Taiwán eligió el sábado a Tsai Ing-wen como su primera presidenta mujer, luego de concederle a su partido independentista su primera mayoría en la legislatura nacional y rechazar al Partido Nacionalista, cercano a Beijing, que ha dirigido la isla autónoma desde hace ocho años.

Los votantes -preocupados de que la economía de Taiwán se encuentra bajo amenaza de China y que se oponen en general a las demandas de Beijing hacia una unificación política- eligieron rotundamente a Tsai sobre el nacionalista Eric Chu, un reemplazo de último momento para el candidato original de su partido, luego de que se consideró que estaba alejando a los votantes.

El resultado debe ser profundamente inquietante para China, que puede responder al reducir aún más la capacidad ya limitada de Taipéi para ganarse aliados diplomáticos y participar en organizaciones internacionales.

En una declaración emitida después de la victoria de Tsai, el órgano del gabinete chino que maneja los asuntos de Taiwán reafirmó su oposición a la independencia de Taiwán, pero dijo que trabajaría para mantener la paz y la estabilidad entre las partes, situadas a ambos lados del Estrecho de Taiwán.

El Partido Nacionalista concedió su amplia derrota en las elecciones presidenciales ante la candidata del Partido Progresista Democrático (PPD).

Según el recuento final de votos, Tsai ganó con más de 56% de los votos, mientras que Chu recibió el 31%. Un candidato más quedó de un lejano tercer lugar. El presidente saliente, el nacionalista Ma Ying-jeou, ha cumplido ocho años en el poder y no puede postularse para un tercer período.

Tsai Ing-wen.
Tsai Ing-wen.


Haciendo la tarea más fácil para Tsai, su partido ganó 68 escaños en la legislatura nacional de 113 bancas que ha sido dominado tradicionalmente por los nacionalistas, quienes ganaron 36. El resto quedó en manos de los independientes y partidos más pequeños.

Ilustrando el alcance de su derrota, los nacionalistas habían ganado 64 escaños hace cuatro años. La nueva legislatura se reunirá el mes próximo, mientras que Tsai deberá rendir juramento en mayo.

"Taiwán y China necesitan tomar algo de distancia", dijo Willie Yao, un ingeniero en informática que votó en Taipéi por Tsai. "El cambio de presidente significará que todavía los taiwaneses tomarán la decisión".

publicidad

La relación con China

En sus primeras declaraciones ante los medios de comunicación, Tsai advirtió que si China aplicara la política de "supresión" (aislamiento de Taiwán a nivel internacional) dañaría los lazos con el continente.

"Nuestro sistema democrático, nuestra identidad nacional y el ámbito internacional deben ser respetados. Las distintas formas de 'supresión' dañarían la estabilidad de las relaciones con el otro lado del estrecho (de Taiwán o Formosa)", dijo.

La victoria de Tsai introdujo nueva incertidumbre en la complicada relación entre Taiwán y China continental, la cual reclama que la isla es parte de su territorio y amenaza con utilizar la fuerza si ésta declara su independencia de manera formal.

Tsai prometió mantener el estatus quo de independencia de facto de la isla de 23 millones de habitantes.

Beijing ha convertido eso en su línea de base para continuar negociaciones que han producido una serie de pactos en comercio y transporte. Los observadores dicen que es probable que China se mantenga observando la presidencia de Tsai, pero que podría utilizar la presión diplomática y económica si ve que se aleja demasiado de su visión de unificación.

Taiwán fue colonia japonesa de 1885 a 1945 y se separó de nuevo de China en medio de la guerra civil en 1949.

De profesora a la primera presidenta

publicidad

Tsai Ing-wen es una docente moderada, pragmática y de gran capacidad, que ha logrado un éxito histórico para su Partido Demócrata Progresista (PDP) a pesar de una corta experiencia personal en la política.

Con un carácter dialogante y capaz de conjuntar voluntades, Tsai, de 59 años, se ha ganado un enorme apoyo popular.

Esta docente que llegó a la política partidista hace apenas 11 años, ha llevado al independentista PDP a esta victoria gracias a sus promesas de cambio y al descontento popular con la gestión económica del actual gobierno, unido al amplio malestar por el acercamiento a China y las divisiones en el KMT.

Con un doctorado en la prestigiosa Escuela de Economía de Londres y experiencia docente y gubernamental desde 1993, Tsai ha escalado la compleja cumbre política de Taiwán, con un perfil moderado y profesional, alejado de los extremismos.

En la década de 1990 participó en las negociaciones para la adhesión de Taiwán a la Organización Mundial del Comercio y fue miembro del Consejo de Seguridad Nacional, con el presidente Lee Teng-hui, artífice de la democratización de la isla.

Tsai fue una de las personas que diseño la política de "sin prisa y con paciencia" de Lee en la apertura económica a China y de la controvertida doctrina de relaciones "especiales de Estado a Estado" con China, que en 2007 despertó las iras de Pekín.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad