publicidad
Partidarios y detractores de la SB1070 se manifestaron el miércoles mientras la Corte Suprema de Estados Unidos analizaba la constitucionalidad de la ley.

SB1070 en la Corte Suprema: Jueces interrogan sin piedad a abogados del gobierno federal

SB1070 en la Corte Suprema: Jueces interrogan sin piedad a abogados del gobierno federal

La mayoría de los jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos cuestionó el miércoles los argumentos del Gobierno federal en contra de la SB1070.

Partidarios y detractores de la SB1070 se manifestaron el miércoles mien...
Partidarios y detractores de la SB1070 se manifestaron el miércoles mientras la Corte Suprema de Estados Unidos analizaba la constitucionalidad de la ley.

Washington- La mayoría de los jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos cuestionó el miércoles los argumentos del Gobierno federal de que sólo él tiene potestad para hacer cumplir las leyes de inmigración, durante una audiencia sobre la constitucionalidad de la polémica ley SB1070 de Arizona.

Durante una audiencia, que duró casi hora y media, tanto el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, como el juez Antonin Scalia, ambos de corte conservador, parecieron apoyar la posición del Gobierno de Arizona de que la SB1070 sólo busca complementar las tareas migratorias del Gobierno federal.

La SB1070 convierte en delito penal, por primera vez, la presencia en un estado de inmigrantes indocumentados, y el meollo del caso gira en torno a si el gobierno de Arizona se extralimitó al usurpar los poderes del Gobierno federal para hacer cumplir las leyes de inmigración.

publicidad

Para Roberts, la oposición del Gobierno de Barack Obama a la SB1070 pareciera indicar que "no quiere saber" dónde están los inmigrantes indocumentados.

"¿Qué busca el Gobierno, si no permite que los estados defiendan sus fronteras", argumentó por su parte Scalia.

La jueza Sonia Sotomayor, la segunda mujer y única latina en el Supremo, también acribilló a preguntas a ambas partes en el caso pero, alegando confusión, dejó entrever que el Gobierno federal "no estaba vendiendo bien" sus argumentos contrarios a la ley de ese estado.

A lo largo de su exposición, el abogado de Arizona, Paul Clement, dijo que el Gobierno federal no ha hecho lo suficiente para controlar el problema de la inmigración ilegal y que estados como Arizona tienen derecho a asumir tareas migratorias.

Brewer reconoce la posibilidad de encarcelamientos masivos

Frente a ello, el abogado del Gobierno federal ante el Tribunal Supremo, Donald Verilli, argumentó, entre otras cosas, que la SB1070 no sólo podría conducir a encarcelamientos masivos, sino que podría afectar a las relaciones bilaterales con México.

La gobernadora del estado de Arizona, la republicana Jan Brewer, reconoció que "existe la posibilidad" de que se den encarcelamientos masivos, si finalmente se desbloquean las secciones de la ley de inmigración SB1070 que fueron suspendidas por varios tribunales federales y cuya constitucionalidad empezó hoy a analizar el Tribunal Supremo.

publicidad

Brewer, quien se mostró muy optimista a la salida de la audiencia del Supremo, llevó el caso ante la máxima corte de EU después de que varios tribunales federales de menor rango bloquearan las cuatro partes más polémicas de la SB1070.

Entre las consecuencias que podría tener el desbloqueo de esas disposiciones es el eventual encarcelamiento masivo de personas, debido al elevado número de inmigrantes indocumentados, que según la ley, podrían terminar presos.

La gobernadora argumentó ante los medios, en la escalinata del máximo tribunal, que Arizona "tiene el derecho", y ella como gobernadora también, de "comprobar la identidad de los ciudadanos del estado".

"Tenemos la responsabilidad y el deber de velar por la seguridad de los ciudadanos de Arizona", subrayó Brewer, quien consideró que la controversia por la ley es un asunto de impacto electoral para el presidente Barack Obama de cara a los próximos comicios de noviembre.

"Creo que éste es un año electoral y que este asunto se va a utilizar sobre el voto latino", agregó la gobernadora, que también dijo haber acabado con el "perfil racial", una disposición que en la ley abría inicialmente la vía a la presunción de culpabilidad a partir de los rasgos raciales.

Jueces parecen apoyar la posición de Arizona

Verilli también señaló, a manera de ejemplo, que entre el 60 y 70 por ciento de las personas deportadas de Estados Unidos son deportadas a México, país con el que EU busca una estrecha cooperación.

publicidad

"¿Tenemos que aplicar nuestras leyes de una manera que satisfaga a México?", preguntó de manera retórica Scalia, en uno de sus intercambios con Verilli.

Sólo ocho de los nueve magistrados participaron en la audiencia ya que la jueza Elena Kagan se retiró en diciembre pasado del caso por su vínculo con el litigio de la SB1070 en su antiguo papel como abogada del Gobierno ante el Tribunal Supremo.

Además de Brewer, la concurrida audiencia contó con la asistencia de funcionarios de alto rango de la Casa Blanca, el autor de la SB1070 y exsenador estatal republicano, Russell Pearce, y Kris Kobach, arquitecto de leyes contra la inmigración ilegal y prominente asesor del aspirante presidencial republicano Mitt Romney.

En paralelo a la primera y única audiencia de la SB1070 ante el Supremo, miles de activistas a lo largo de la zona de la frontera sur de EU y en las gradas del tribunal realizaron vigilias y protestas para exigir la revocación de la ley.

Militantes a favor de la SB1070 también se manifestaron frente al Tribunal Supremo.

La Administración Obama tiene ya ante el Tribunal Supremo el caso en el que defiende la reforma sanitaria y este caso en el que busca la revocación de la SB1070, ambas promulgadas en 2010 y que tendrán repercusión en el proceso electoral este año.

Se prevé que el Tribunal Supremo emita su dictamen sobre ambos casos para finales de junio próximo, cinco meses antes de los comicios generales del próximo 6 de noviembre, en los que Obama se juega la reelección. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad