publicidad

Rivales a gubernatura de Texas dejan ver diferencias clave en su último debate

Rivales a gubernatura de Texas dejan ver diferencias clave en su último debate

Dejaron en claro agudas diferencias en temas clave como inmigración ilegal, aborto, educación y otros, en su debate final

Dallas - Los candidatos a la gubernatura de Texas, el republicano Greg Abbott y la demócrata Wendy Davis, dejaron en claro agudas diferencias en temas clave como inmigración ilegal, aborto, educación y otros, en su debate final.

Ambos discreparon de igual forma al abordar el matrimonio entre personas del mismos sexo, de cara a los comicios del próximo 6 de noviembre.

Abbott, procurador del Estado, descartó el veto si la legislatura local intenta desechar una ley que da a estudiantes indocumentados colegiaturas baratas en las universidades públicas de la entidad y que apoya el gobernador Rick Perry desde su promulgación en 2001.

Davis dijo en cambio que defendería la validez de la ley y se opondría a desecharla porque “tiene sentido para nuestros estudiantes y tiene sentido para nuestra economía".

Aseguró que ésta brinda a los jóvenes indocumentados oportunidades de educación y herramientas para su desempeño en la vida laboral.

La ley de Texas es blanco de críticas de políticos republicanos, a pesar de haber sido promulgada por Perry, un gobernador de ese partido.

Abbott y la senadora Davis también discreparon al responder a una pregunta sobre si se le deberían otorgar licencias de conducir a indocumentados.

Davis dijo que apoya conceder licencias a indocumentados por razones de seguridad, dado que esto permitiría evaluar y capacitar a las personar para conducir un automóvil y les facilitaría el trámite de un seguro para sus vehículos.

publicidad

Abbott mencionó que se opone porque esto acarrearía problemas de seguridad nacional proporcionando una identificación a una persona que se encuentra en forma ilegal en el país.

“Estamos tratando con gente indocumentada y este problema no se va a contener mientras tenemos un sistema de inmigración roto. Cuando lo hagamos, todos estos asuntos periféricos se van a arreglar”, indicó Abbott.

Las diferencias entre ambos candidatos continuaron al disentir también en asuntos como el aborto y el matrimonio entre personas de igual sexo.

Davis puntualizó que el estado no tiene por qué intervenir en la decisión personal de una mujer que decide junto con la ayuda de su médico terminar su embarazo.

Abbott, quien se confesó católico, indicó que la vida debe ser defendida aún cuando ésta se encuentre en el vientre de una madre.

La senadora demócrata se pronunció a favor de la igualdad del matrimonio y dijo que la gente del mismo sexo que se ama debe tener la oportunidad de establecer una relación legalizada por el estado.

Prometió que si llega a la gubernatura apoyará una legislación para enmendar la Constitución de Texas que prohíbe la unión entre homosexuales.

El procurador Abbott dijo que él cree en el matrimonio como la unión única entre un hombre y una mujer, como lo hace el 75 por ciento de los residentes de Texas.

publicidad

Los candidatos también mostraron diferencias en los enfoques sobre la financiación de la educación pública en la entidad, aunque se ofrecieron pocos detalles, y en la expansión del seguro de salud Medicad, con Davis a favor y Abbott en contra.

El debate, realizado en los estudios de la estación de televisión KERA de Dallas, se efectuó horas después de que se confirmara en esta ciudad el primer caso de un paciente con la enfermedad del virus del Ébola.

En este punto, ambos candidatos coincidieron al pronunciarse por establecer una cuarentena sobre cualquier persona sospechosa de tener la enfermedad. “Tan pronto como alguien padezca la enfermedad, una inmediata cuarentena es necesaria”, dijo Davis.

“Necesitamos asegurarnos de que cada uno de los que haya sido expuesto sea cuarentena, para asegurarnos de que la enfermedad no se continúe esparciendo”, señaló por su parte Abbott.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad