publicidad

Republicanos desafiados en último debate en Iowa

Republicanos desafiados en último debate en Iowa

Los siete precandidatos republicanos se enfrentaron en el último debate republicano en Iowa, el escenario de la primera primaria el 3 de enero.

Un encuentro menos agresivo definió el cierre de los debates.

 

Siete precandidatos republicanos se enfrentaron en el último debate de la cadena Fox "donde hasta se recibieron preguntas vía twitter- en el estado de Iowa, el lugar de la primera primaria de la nación.

Aunque el ex Presidente de la Cámara Baja, Newt Gingrich, está arriba en las encuestas, para muchos politólogos la carrera se redujo a tres postulantes: Mitt Romney, Newt Gingrich y Ron Paul. Aunque Rick Perry y Michelle Bachmann lo hicieron muy bien.

Uno de los grandes ganadores de la noche fue el médico texano Ron Paul, quien ha estado agarrando vuelo en las últimas semanas y tiene altas probabilidades de ganar el caucus de Iowa. Según una encuesta de WSJ/NBC el libertario Paul, quien se ha lanzado dos veces a la nominación republicana en el pasado, está a solo un punto porcentual de empatar con Gingrich en Iowa.

“Sabemos que el Presidente Obama está vencido”, dijo Paul. “Lo que hay que preguntar es ¿qué es lo que podemos ofrecer?”. Paul continuó diciendo que su filosofía librepensadora resonará con los estadounidenses, ya que, la suya es una política americana que respetaba la ley sobre todo, y que incluía una política exterior “americana”.

“Prometo eliminar $1 trillón del presupuesto en mi primer año”, dijo el médico texano ante los aplausos de la audiencia.

publicidad

Aunque su radical postura "libertaria" sobre la política exterior, y sobre todo respecto al tema de Irán no va a resonar mucho con algunos conservadores.

El precandidato más sólido hasta ahora, Mitt Romney, puso en perspectiva la crisis en los Estados Unidos, y dijo que él tenía la experiencia como "hombre de negocios" para arrancar la economía. Ante la sorpresa de la audiencia, recibió hasta un elogio por parte de Gingrich por políticas anteriores. Quizás se trató de la promesa del antiguo vocero de la Cámara Baja de conducir una campaña positiva.

La inmigración enfrenta a Romney y a Gingrich

En cuanto al tema migratorio, Romney dijo que él apoyaba la inmigración, pero siempre y cuando sea legal y las políticas no beneficien a quienes ya están en este país. El antiguo Gobernador de Massachusetts aclaró que los trabajadores que vinieron a los Estados Unidos por la vía ilegal tendrían que regresar a sus países, si él es elegido presidente. Dijo que podrían regresar al país, sin embargo, tendrían que colocarse al final de la fila.

En respuesta, Newt Gingrich, quien hace semanas planteó un política de legalización para los indocumentados, dijo que la nación tenía que ser realista al enfrentar a los millones de empleados sin papeles. Pero asintió que él les eliminaría los fondos a aquellas ciudades que son santuarios de inmigrantes, y cancelaría las demandas federales contra los estados que tienen fuertes leyes antiinmigrantes.

publicidad

Romney tuvo que argumentar el hecho de que ha cambiado de postura radicalmente ante los temas sociales, que cada día cobran más importancia en esta contienda. En cuanto al aborto, el antiguo Gobernador de Massachusetts sí admitió que había cambiado de opinión. Pero en cuanto a la homosexualidad él dijo había sido más consistente, y siempre había apoyado que el matrimonio sea entre un hombre y una mujer. Pero uno de sus rivales, Rick Santorum, lo atacó duramente en ese aspecto, alegando que él había entregado licencias de bodas en su estado.

Por su lado, Michelle Bachmann, la congresista del estado de Minnesota, defendió sus credenciales como conservadora. “La gente puede no estar de acuerdo conmigo a veces, pero saben que soy una mujer que digo lo que pienso”, dijo. “El público confía en mí. Tengo cinco anos enfrentándome a Obama en temas como la cobertura de salud, la inmigración ilegal, entre otros”. Bachmann se quejó de que muchas veces no la toman en serio como candidata porque le refutan constantemente sus datos.

El Gobernador de Texas, Rick Perry, tuvo una de sus mejores actuaciones en un debate televisado. "Ya me están empezando a gustar los debates yespero poder debatir con Obama en la elección general", dijo. Pero luego Perry se comparó con un jugador de la NFL a manera de chiste y el público no reaccionó de la mejor manera.

publicidad

Ante otro eminente cierre del gobierno por el tema de los impuestos, Perry criticó duramente a Obama.

“Después de tres años uno pensaría que el Presidente hubiese aprendido como funciona Washington”, dijo Perry, quien agregó que estamos lidiando “con un Presidente que no entiende como trabajar con ambos bandos del Congreso”. El texano recibió el mayor aplauso de la audiencia cuando sugirió que deberían poner un Congreso “medio tiempo”, es decir, cortar el ingreso del Congreso y su papel a la mitad.

Gingrich usó este tema para exponer sus años como “insider” de Washington, diciendo que él había llegado a acuerdos hasta con su opositor Bill Clinton en los años 90.

La contienda por la nominación será decidida en la convención nacional del partido en agosto. El ganador se enfrentará con Obama, cuya popularidad ha declinado considerablemente, según la agencia The Associated Press, debido sobre todo a la lenta recuperación de la economía tras la recesión, que comenzó durante la presidencia de George W. Bush.

@marianaatencio es editora de Destino 2012

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad