publicidad
Republicaron deciden sus favoritos en primaria de Iowa.

Republicanos deciden en Iowa, el primer paso importante hacia la Casa Blanca

Republicanos deciden en Iowa, el primer paso importante hacia la Casa Blanca

Romney parece ser el favorito en Iowa, pero falta ver si Paul puede llevar el voto joven y si Santorum contará con el voto religioso.

Republicaron deciden sus favoritos en primaria de Iowa.
Republicaron deciden sus favoritos en primaria de Iowa.

“Iowa es un termómetro del humor de las primarias”.

La noche no se perfila muy fría en Des Moines, Iowa. No hay nieve ni hielo en el suelo, lo cual puede estimular a más votantes a acudir a sus asambleas locales para decidir quién será el precandidato que saldrá victorioso en ese estado, el primero en el complejo sistema para elegir al candidato presidencial republicano. Sin embargo en las zonas rurales el clima puede variar y con ello el resultado final del primer concurso electoral de 2012.

Después de seis meses de campaña, 13 debates televisados, un precandidato retirado y gastos sin precedentes, los habitantes de Iowa darán el primer paso importante en la carrera por la Casa Blanca.

Se espera que poco más de 100 mil electores voten en más de 1,700 asambleas o caucus alrededor del estado para decidir entre Mitt Romney, Rick Perry, Rick Santorum, Ron Paul, Jon Huntsman, Newt Gingrich y Michele Bachmann. Las asambleas pueden variar desde dos o tres personas en una casa hasta cientos de votantes en una iglesia o centro cívico.

publicidad

El ganador del martes 3 de enero no necesariamente determinará el rival del Presidente Barack Obama, pero los resultados sentarán un precedente para el resto de los concursos desde ahora hasta el Súper Martes, sobre todo en cuanto al entusiasmo en torno a los precandidatos y los esenciales fondos de campaña. 

Una contienda con tres posibles ganadores

En las últimas dos o tres semanas el líder incontestable de la carrera ha sido el ex Gobernador de Massachusetts Mitt Romney, quien ha consolidado un apoyo sólido después de lainesperada arremetida de Newt Gingrich. La última encuesta del diario Des Moines Register del día domingo pone a Romney en la delantera con 24%, seguido por Ron Paul con 22% y Rick Santorum con 15%. Gingrich se desplomó.

Según Steffen Schmidt, experto en elecciones y Profesor de la Universidad de Iowa, esos tres precandidatos serán los ganadores la noche del martes. En una llamada telefónica desde Iowa, Schmidt dijo que Romney va a ser uno de los ganadores si sale como puntero o incluso en segundo o tercer lugar.

“Romney no tenía intenciones de combatir en Iowa”, señaló. “No necesita ganar en Iowa porque está bien posicionado en New Hampshire”.

Pero Romney ha demostrado ser muy moderado para la base republicana, sobre todo para el Tea Party. Igualmente, ha cambiado de postura radicalmente en temas sociales importantes, como la inmigración y el aborto. Por ello, los republicanos en Iowa han continuado buscando otra opción, y parecen haberla encontrado en el médico libertario Ron Paul, quien está casi empatado con Romney; así como en el ex Senador Rick Santorum, cuyo ascenso meteórico lo ha llevado a tener 15% del apoyo republicano en el estado.

publicidad

En ese sentido, Schmidt aseguró que el ganador más espectacular será Santorum, ya que, ha estado en Iowa sólo dos o tres meses, con pocos recursos, y ahora puede ganar el primero o segundo lugar.

"Con poco dinero ha hecho algo espectacular", aseguró. "Iowa es un estado conservador, y él es el candidato más limpio de todos, tiene una familia ejemplar, y es una persona que conecta muy bien con la expectativa de los votantes socialmente conservadores aquí".

Schmidt explicó que al antiguo Senador no se le había visto antes en los debates, porque Santorum no es un candidato muy carismático.

Pero ya los debates se acabaron. En la noche de hoy en Iowa lo que vale es la organización y el contacto personal. Santorum, quien antes no había llegado ni a cuarto lugar en ningún sondeo, ha ido a los 99 condados del estado a hacer campaña. La estrategia parece haberle funcionado.

El otro candidato sorpresa ha sido Ron Paul. Incluso el llegar hoy de segundo lugar le da a Paul la oportunidad de continuar su campaña en el estado de New Hampshire, donde tiene una base muy fuerte. Sin embargo, Schmidt afirmó que cuando continúe la campaña a los estados del sur, a Paul se le puede complicar la cosa, porque los habitantes de esa región del país no opinan como él en cuanto a política exterior.

Finalmente, para Romney "el líder- es muy favorable que no haya otro precandidato con una base muy grande en Iowa, u otro postulante que gane con un porcentaje "espectacular" en palabras de Schmidt. El Profesor argumentó que al mormón multimillonario le favorece que el Partido Republicano sale bastante dividido de Iowa.

publicidad

"Iowa divide la oposición contra Romney, todavía con Newt Gingrich y Rick Perry figurando", dijo. "Estas primarias son cuestiones de estrategia y psicología política".

El ambiente electoral

Según expertos y periodistas ubicados en Des Moines, el martes no se veía gente en las calles. Allí tienen hasta puentes con vidrios que llevan a los transeúntes de un punto a otro, por las bajas temperaturas. Pero en los cafés, escuelas e iglesias la historia es otra. También los canales de televisión locales están inundados por avisos de Romney, Perry, Santorum y Paul. En las avenidas hay buses de campaña, y un despliegue de pancartas en los hoteles.

"En las últimas dos semanas la propaganda política ha sido muy fuerte, casi la más dura que he visto en 40 años de evaluar las elecciones en Iowa", dijo Schmidt.

Eso ha tenido un impacto bastante fuerte en el futuro de candidatos como Newt Gingrich. El antiguo Presidente de la Cámara Baja ha sido atacando por sus posiciones morales y políticas. Según Schidmt, "ese fue el comienzo del descenso de Newt Gingrich". Muchos de los votantes que pensaban que él podía ganar contra Obama no sabían los detalles de su pasado. Los ataques negativos contra quien fuera el líder de la contienda hace tres semanas fueron muy fuertes, incluso asociándolo con Nancy Pelosi, quien Schidmt asegura que para los republicanos "es el diablo".

publicidad

Contrariamente a lo que se pensaba en el otoño, en el último mes se ha incrementado el entusiasmo en estas elecciones. Todos los candidatos fueron a hacer el tour de Iowa y eso ha elevado la visibilidad y la intención de participar mucho más de lo que se esperaba.

El Gobernador de Iowa dijo ayer en Des Moines que este año va a haber más participación que lo normal, porque los candidatos han movilizado las bases del partido republicano. Le han inyectado energía.

Eso se debe en parte a que la política de los meses anteriores se había basado en debates en otros estados. Esa es una cosa remota, según Schidmt.

"Cuando los candidatos llegaron a Iowa y empezaron a hacer esos contactos personales, eso tuvo un efecto de incrementar la energía política", dijo el Profesor.

Por ejemplo, en uno de los últimos esfuerzos de campaña del día martes, titulado "Rock The Caucus", tres precandidatos trataron de apelar a una audiencia joven que fue a escucharlos en persona. El más exitoso fue Ron Paul, quien habló duramente contra la guerra, y por ello fue el más vitoreado por los asistentes.

En ese sentido, la variedad de la oferta electoral en Iowa representa la confusión política en el país después de 2008, según dijo Marcelo Raimon, corresponsal de la agencia de noticias italiana, ANSA, en Estados Unidos.

"Aquí puedes escuchar a Paul hablar contra la guerra, y después escuchar a los de ‘Occupy Des Moines’ en el East Village hablar contra el sistema", dijo, "si les cambias la ropa parecen los mismos chicos".

publicidad

De acuerdo con el corresponsal, "nadie sabe realmente quién tiene la solución para la profundidad de la crisis" que se vive en Estados Unidos de cara a estas elecciones. "Los políticos no la perciben, pero la gente sí", atestiguó. 

Muchos votantes en Iowa son moderados, incluso votaron por Obama en 2008; pero según Raimon ahora dicen estar desilusionados porque no acabó con la crisis. Los republicanos dicen lo mismo de sus precandidatos.

"Nadie tiene una barita mágica", aseveró el periodista vía telefónica desde Des Moines. “De religión sí hablan todos, de que creen en Dios. Pero lo que va a determinar los resultados va a ser la economía".

Hay que destacar que Iowa es un estado particular porque tiene 90% de población blanca. La mayoría de los habitantes tiene un ingreso superior a la media, y por ello tiene más acceso a la información. Son personas con más interés en la política, que por la propia naturaleza del caucus tienen que hacer un esfuerzo más energético de ir a votar de manera “íntima” en los caucus y a una hora específica.

¿Cómo se lleva a cabo la votación en Iowa?

En Iowa existe el llamado same day registration, es decir, que sus habitantes pueden ir al distrito electoral donde viven e inscribirse ese día para votar. Sin previo aviso, pueden llenar la planilla, presentar un documento de identidad y participar. Por ello, el corresponsal de ANSA, Marcelo Raimon, explicó que los resultados dependen de los últimos esfuerzos de los candidatos y también del clima.

publicidad

"En Des Moines no está nevando y no hace tanto frio, pero puede hacer mucho frio en las zonas rurales", dijo en horas de la tarde. "Eso va a determinar si la gente religiosa conservadora va a salir a apoyar a Santorum".

A las siete de la noche, hora del este, comienzan las actividades en los casi 1,800 recintos electorales. En cada asamblea hay información sobre cómo se va a manejar el proceso de parte de los presidentes de esos caucus. Raimon aseveró que "ahí hay un poquito de militancia de parte de los simpatizantes de cada grupo”. Luego se lleva a cabo el voto secreto. Se cuentan las papeletas. El presidente del recinto anuncia los resultados. Finalmente, éste llama al Partido Republicano en Des Moines, y le da los datos del recinto. Por último se anuncia el resultado final, que espera conocer alrededor de las 9:30 p.m.

El Profesor Steffen Schimdt aseguró que el caucus de Iowa es mucho más estricto que una votación primaria. El proceso exige mucho esfuerzo de los participantes.

"Si llegas a las 8 de la noche, te fregaste. Mucha gente no puede ir a las 7 porque están trabajando. No hay votos en ausencia", atestiguó Schimdt. "En Iowa, no se puede votar durante todo el día, a diferencia de New Hampshire. Aquí tienes que participar en una discusión, y estar con otras personas".

El corresponsal Marcelo Raimon está de acuerdo.

"Se trata de caucus que son asambleas de vecinos, no vas con el papelito", reveló. "Acá hay que ir a la reunión y poner la cara. Es un involucramiento personal".

publicidad

Se trata de un juego democrático que muchos tildan de "básico", pero donde se pueden ver los simpatizantes duros de cada candidato, y las influencias de último momento cuando estén los delegados reunidos.

Raimon incluso comentó que algunas campañas, como las de Romney y Paul, pondrán buses a disposición de la gente que no pueda asistir a sus centros de votación.

Pero para ello, por supuesto, se necesitan fondos significativos.

"El dinero en la política de Estados Unidos nunca falta", dijo el periodista. 

¿Qué ocurre después de Iowa?

Según el Profesor Schidmt , el sabor del mes de la contienda republicana, Rick Santorum, puede figurar a nivel nacional después de Iowa, aunque no en New Hampshire, porque el estado es muy liberal.

"En Carolina del Sur, Santorum puede tener posibilidades, especialmente porque le están empezando a llegar fondos de campaña", argumentó. "Con los sureños, que son conservadores como los republicanos en Iowa, puede ocurrir la segunda resurrección de Santorum".

Por el contrario, Ron Paul puede sufrir en el sur de Estados Unidos, por sus posturas libertarias. Esto puede ocurrir sobretodo en Carolina Del Sur, que de acuerdo con Schidmt tiene una población bastante militar porque hay muchas bases militares en el estado. Paul tiene una fuerte postura anti-bélica.

"Yo creo que Paul va a seguir de Iowa a New Hampshire, luego a la contienda en Florida, y se verá si en el Súper Martes tiene posibilidad de seguir su campaña", dijo. 

publicidad

No hay duda que Mitt Romney parece ser el favorito y las encuestas lo ponen en la situación más ventajosa ante un eventual concurso contra Barack Obama. Falta ver si Ron Paul puede llevar el voto de los jóvenes que tanto lo siguen, y si Santorum puede continuar llevando el voto conservador.

Es probable que quien gane en Iowa no gane la nominación del partido. Eso se evidenció en 2008 cuando el caucus lo ganó Mike Huckabee, pero luego perdió ante el republicano John McCain.

"Iowa es un termómetro del humor de las primarias", explicó Marcelo Raimon. "Hay que tomarlo con pinzas, pero tampoco hay que dejarlo de lado".

@marianaatencio es editora de Destino 2012.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad