publicidad

Posición del PPR en el referéndum

Posición del PPR en el referéndum

Rogelio Figueroa expresa la posición del partido sobre las enmiendas propuestas a la constitución.  

Exponga su posición ante los plebiscitos de reforma constitucional.

por Rogelio Figueroa

El partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR) está en contra de la reforma constitucional para eliminar el derecho absoluto a la fianza y reducir los escaños de la Legislatura.  El PPR hace un llamado a votar No y No en el referéndum del 19 de agosto.

Nuestra Constitución fue escrita para garantizar justicia para todos y proteger la democracia en Puerto Rico.  La eliminación del derecho absoluto a la fianza reduce el acceso a la justicia pues debilita la Carta de Derechos, que es la sección de la Constitución que protege a los ciudadanos ante el gobierno y los poderosos.  La reducción de los puestos legislativos no favorece la democracia, pues reduce la representatividad y hace más difícil la renovación política. 

Ambos intentos de alterar nuestra Constitución continúan la trayectoria de concentrar el poder en unos pocos, que es característica de la política tradicional en Puerto Rico.  En eso están de acuerdo los más altos líderes de los partidos tradicionales, en perpetuar su forma de hacer política e impedir el cambio. 

También están de acuerdo en manipular nuestras decisiones a través del miedo y del dolor, distrayéndonos de las verdaderas causas que provocan la violencia y la criminalidad en nuestra isla.  No quieren ir a la raíz de la situación social en Puerto Rico, porque implicaría abandonar formas tradicionales de gobernar como la politización del aparato gubernamental y los estilos racistas y clasistas que excluyen de la posibilidad de progreso a gran parte de nuestra población.

publicidad

La propuesta eliminación del derecho absoluto a la fianza anula la presunción de inocencia, que es la premisa de que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario.  Se estaría privando de la libertad y juzgando a la persona antes de ir a juicio, sin haberse establecido su culpabilidad fuera de toda duda razonable.  Esta enmienda limita los derechos de todos en Puerto Rico y no reduce la incidencia criminal en la Isla.

La propuesta de reducir el número de legisladores  intenta capitalizar en el descontento con la Legislatura actual, pero no atiende la corrupción, la pobre calidad del trabajo de los legisladores y la excesiva remuneración que reciben.  El resultado de esta enmienda sería una legislatura menos representativa, con una mayor concentración de poder, con más privilegios y mucho más desconectada de las necesidades del Pueblo. Además, se cerrarían aun más los espacios de participación política de los ciudadanos.

La Constitución no nos ha fallado, quienes le han fallado a Puerto Rico son los gobiernos tradicionales.  Para atender nuestros problemas no se necesita limitar los derechos de los ciudadanos ni concentrar el poder en menos legisladores.  Lo que nos urge es un gobierno diferente, que respete la diversidad y que esté compuesto de personas que quieran servir desde la unidad.  Por eso es que hay que defender nuestra Constitución a la vez que trabajamos para garantizarnos democracia y justicia desde nuestro nacimiento y a través de toda nuestras vidas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad