publicidad
Mario Ferreiro ganó la alcaldía de Asunción con 51% de los votos.

Partido oficialista paraguayo, derrotado en elecciones municipales

Partido oficialista paraguayo, derrotado en elecciones municipales

El Partido Colorado sufrió un duro revés al ser derrotado en Asunción, la capital y su principal feudo.

Mario Ferreiro ganó la alcaldía de Asunción con 51%...
Mario Ferreiro ganó la alcaldía de Asunción con 51% de los votos.

El gobernante Partido Colorado sufrió este domingo un duro revés en las elecciones municipales celebradas en Paraguay al perder la alcaldía de Asunción, un bastión que gobernaba desde 2001 y que se une a su derrota en la mayoría de municipios del departamento Central, el de mayor cifra de votantes.

A las elecciones, que transcurrieron sin incidentes y con altas temperaturas, estaban convocados unos 4 millones de votantes para elegir a los intendentes y concejales de 250 municipios.

El punto de mira de los comicios estaba en la gobernación del municipio de Asunción, donde el periodista Mario Ferreiro se impuso sobre Arnaldo Samaniego, quien pretendía repetir en el cargo y había sido personalmente apoyado por el presidente del país, Horacio Cartes, muy implicado en toda la campaña.

Ferreiro, quien obtuvo el 51 % de los votos (114.332) frente al 40,56 % (90.942) de Samaniego, llega a la alcaldía asuncena al frente de Juntos Podemos, una coalición de 14 partidos que se forjó con el apoyo del Partido Febrerista y el Partido Liberal, la principal formación opositora paraguaya.

"Ayúdenme a cambiar Asunción", dijo Ferreiro en una multitudinaria rueda de prensa en el Hotel Guaraní, en el centro de la capital, en la que prometió transparencia en su gestión y su dedicación a los barrios más pobres de la capital.

La victoria de Ferreiro fue pronto reconocida por Samaniego y por Cartes, quien habló telefónicamente con el nuevo intendente y le ofreció su ayuda.

publicidad

Además de Asunción, los colorados perdieron gran parte de su caudal político en el departamento Central, que comprende, además de la capital, muchas de las ciudades enclavadas en el cinturón metropolitano, denominado Gran Asunción.

En ese departamento, donde estaba habilitados un millón de votantes, el Partido Liberal se hizo con 13 intendencias, frente a las 6 del Partido Colorado.

Según los primeros análisis, esos resultados colorados reflejaron un voto de castigo hacía algunos de sus candidatos envueltos o imputados en casos de presunta corrupción.

Sin embargo, los colorados consiguieron mantener el gobierno en Ciudad del Este, la segunda urbe del país y vital por su flujo comercial en la denominada "triple frontera", compartida por Brasil, Paraguay y Argentina.

Allí la ganadora de la jornada fue Sandra McLeod, quien consiguió la reelección con una ventaja de unos 10.000 votos sobre su rival del Partido Liberal.

Con ese triunfo McLeod se confirma como una de las figuras de peso del Partido Colorado.

En la ciudad de Encarnación, capital turística de Paraguay, el recuento se prorrogó debido al empate técnico entre el alcalde colorado, Joel Maidana, quien logró el 45,43 % de los votos, y la alianza opositora Alianza Encarnación al Frente, que se hizo con el 45,28 %.

Las municipales no se portaron bien con el Frente Guasú, la concertación de grupos de izquierda que encabeza a nivel nacional el senador Fernando Lugo, que en 2012 fue destituido de la presidencia del país tras un controvertido juicio parlamentario.

publicidad

En Asunción, el Frente Guasú, tercera fuerza política de Paraguay, dio su apoyo a Ricardo Meyer, un arquitecto y docente universitario que obtuvo el 4,5 % de los votos, pero que ya se ha ofrecido a colaborar con Ferreiro.

La derrota de los colorados en algunos de sus canteras fue admitida por Arnaldo y Lilian Samaniego, hermana del hasta ahora alcalde de Asunción y presidenta del Partido Colorado, quien dijo que la centenaria formación debe de hacer un análisis ante los resultados.

En la estrategia colorada figuraba retener Asunción como buque insignia y punta de lanza hacia la consolidación de un voto que despejara el terreno al partido para las generales de 2018.

En el otro lado, dirigentes del Partido Liberal no descartaron que la candidatura ganadora en Asunción pueda ser el embrión de un movimiento conjunto hacía esas elecciones presidenciales.

Entre los derrotados también se encuentran las empresas que emitieron resultados estimativos a pie de urna, y que en su mayor parte dieron ganador a Arnaldo Samaniego.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad