publicidad

Jon Huntsman renuncia a campaña presidencial republicana

Jon Huntsman renuncia a campaña presidencial republicana

Con su eslogan de “Country First”, sus tres hijas y su esposa, el precandidato republicano Jon Huntsman renunció el lunes a la carrera republicana.

Anunció su apoyo a su rival, Mitt Romney, para poder ganarle a Obama.

Con su eslogan de “Country First” y la presencia de sus tres hijas y su esposa, Mary Kaye, el precandidato republicano Jon Huntsman renunció el lunes a la carrera republicana.

A pesar de las críticas de Huntsman en instancias anteriores respecto a su rival Mitt Romney, el antiguo Embajador en China dijo que apoya a Romney como el “candidato que mejor puede ganarle a Barack Obama”.

Huntsman ha criticado a Romney en el pasado por su escasa creación de empleos en Massachusetts, comparado con Utah, el estado donde Huntsman fue Gobernador. Igualmente, arremetió contra Romney por su disposición a despedir empleados, tras los comentarios de Romney en un debate en New Hampshire.

La decisión ocurrió el lunes, día feriado donde los estadounidenses celebran el día de Martin Lüther King Jr., y una semana antes de la primaria de Carolina del Sur, donde el ex gobernador tenía planes de revivir su estrategia de campaña.

La estrategia de Huntsman no dio resultado

El antiguo Gobernador de Utah tomó la decisión de no hacer campaña en el estado de Iowa, donde se celebró el primer caucus, para concentrar todas sus energías en New Hampshire, un estado con mayor cantidad de votantes independientes que podían apoyar sus posturas moderadas.

Pero después de hacer una fuerte campaña mediática en el Estado de Granito, Huntsman terminó en un decepcionante 3er lugar el martes 10 de enero, detrás de Mitt Romney y Ron Paul.

publicidad

Según los analistas, el apoyo de Huntsman no será esencial para garantizar la victoria de Romney en Carolina del Sur, el próximo 21 de enero, pero sí puede darle el escaso número de votos que necesitará para llevar la delantera en esa votación.

Hace cinco días

El martes, tras concluir la primaria de New Hampshire, Huntsman había prometido que insistiría en sus aspiraciones presidenciales en Carolina del Sur pese a enfrentar grandes escollos, luego de ocupar el tercer lugar detrás del ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, y el médico libertario Ron Paul.

"Yo digo que el tercer lugar es un boleto para viajar, damas y caballeros. Hola, Carolina del Sur", dijo Huntsman a simpatizantes congregados en un restaurante de la ciudad de Manchester.

Huntsman, de 51 años, había dispuesto viajar a ese estado el miércoles, aunque ya se advertía que enfrentaba serias dificultades en su intento por lograr la candidatura presidencial del Partido Republicano y enfrentar a Barack Obama el primer martes de noviembre.

En Carolina del Sur Huntsman es prácticamente desconocido, tiene poca infraestructura y sólo contaba con algunos días para posicionarse y arrebatarle la contienda a Rumney, el favorito en las encuestas y quien se ha impuesto en Iowa y New Hampshire.

El inicio de la carrera

Jon Huntsman, un ex embajador de Estados Unidos en China nombrado por Barack Obama en 2009, anunció en junio del año pasado su candidatura a la nominación republicana para las elecciones presidenciales de 2012, prometiendo detener cualquier declive del poder estadounidense.

publicidad

"No sólo vamos a elegir nuevos dirigentes. Vamos a decidir si haremos la historia de ayer o de mañana", dijo Huntsman en un discurso pronunciado en la bahía de Nueva York frente a la Estatua de la Libertad, en el mismo lugar donde el ex presidente Ronald Reagan lanzó su campaña presidencial.

Huntsman, de 51 años, gobernó Utah, estado conservador del oeste de Estados Unidos, de 2005 a 2009. En 2008 fue reelecto con 78% de los votos, pero fue nombrado embajador en Pekín por el presidente Obama, cargo que mantuvo hasta esta primavera boreal.

Entre el electorado republicano Huntsman no goza de la notoriedad de otros candidatos declarados, entre ellos Romney, Paul o Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes.

Punto flaco

Los oponentes republicanos de Huntsman lo acusan de haber trabajado para la administración del presidente demócrata Barack Obama.

Huntsman no sólo fue nombrado embajador en China por Obama, sino que apoyó el plan del presidente para reactivar la economía, en 2009.

Huntsman está a favor de las uniones civiles para parejas homosexuales y respalda la creación de una "bolsa de derechos de contaminación", todas posiciones difíciles de sostener ante los votantes conservadores del partido republicano.

Para complicar más sus perspectivas, algunos analistas dicen que su fe mormona podría irritar a los votantes cristianos evangélicos, que constituyen una parte fundamental del núcleo de los votantes republicanos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad