publicidad
Según un sondeo de la firma Latino Decisiones divulgado el viernes, Obama cuenta con 63% de la intención del voto hispano frente al 37% para Romney, en cinco estados clave que podrían definir la elección en noviembre próximo.

Florida necesita otra base de datos si quiere depurar lista de electores

Florida necesita otra base de datos si quiere depurar lista de electores

Florida podría reanudar la depuración de sus listas electorales en busca de extranjeros no aptos para votar sólo si una base de datos adecuada para hacerlo.

Según un sondeo de la firma Latino Decisiones divulgado el viernes, Obam...
Según un sondeo de la firma Latino Decisiones divulgado el viernes, Obama cuenta con 63% de la intención del voto hispano frente al 37% para Romney, en cinco estados clave que podrían definir la elección en noviembre próximo.

MIAMI - Florida podría reanudar la depuración de sus listas electorales en busca de extranjeros no aptos para votar siempre y cuando use una base de datos adecuada para hacerlo, determinó este miércoles un juez federal que rechazó una demanda del departamento de Justicia federal para detener el polémico proceso, según la Agencia EFE.

El departamento de Justicia había pedido a Florida detener la depuración porque el proceso no ha sido aprobado por el Gobierno y porque ya pasó el plazo para este trámite que podría dejar a miles, sobre todo latinos, sin votar.

La ley federal establece que las listas no se pueden tocar a menos de 90 días de elecciones en el Estado.

Sin embargo, el juez federal Robert Hinkle, del distrito norte de Florida, rechazó que el Estado esté violando la ley al depurar la lista a menos de 90 días de elecciones primarias estatales, porque la ley sólo ampara a personas que se hayan inscrito legalmente en algún momento pero por alguna razón hayan perdido el derecho a votar.

publicidad

Hinkle determinó que un extranjero no ciudadano no tiene derecho a votar, por lo tanto su inscripción es ilegal y no amparada por la ley.

El juez agregó que en todo caso el proceso de depuración está detenido, por lo que no hay que bloquearlo formalmente.

Regístrese aquí para votar, en menos de 10 minutos

Sin embargo, Hinkle admitió que el procedimiento que estaba utilizando Florida para depurar la lista tenía "importantes fallas", y que "la sugerencia de que había una lista de 180 mil no-ciudadanos inscritos de manera inapropiada estaba equivocada".

A día de hoy, según el Estado, se han hallado unas 87 personas no ciudadanas en el padrón electoral. El juez determinó que es difícil saber si esas personas alguna vez votaron ilegalmente.

La depuración, fuertemente criticada por grupos de derechos civiles, compara los datos de los permisos de conducir emitidos por el departamento de Vehículos de Motor, con los datos del registro electoral de Florida.

El problema que representa comparar las listas del departamento de Vehículos con los datos del registro electoral de Florida es que los datos de la primera se actualizan cada cuatro o cinco años, y en ese plazo es posible que un individuo que no es ciudadano, según su permiso de conducir, adquiera la nacionalidad estadounidense.

Hinkle determinó que si Florida quiere reanudar la depuración de listas debe utilizar una base de datos confiable como la del departamento de Seguridad Interior. Florida ha demandado al gobierno federal para que le dé acceso a esa base, pero el Gobierno se ha negado.

publicidad

En todo caso, el Estado no puede pedirle a los residentes de Florida, como ha estado haciendo dentro del proceso, que prueben que son ciudadanos dentro de 30 días o excluirlos de las listas: Ese método afecta sobre todo a los ciudadanos más nuevos, y representa una acción "discriminatoria".

La depuración provocó quejas por parte de ciudadanos estadounidenses de origen hispano y afroamericanos en su mayoría, quienes recibieron cartas pidiéndoles confirmar su ciudadanía o ser excluídos del registro electoral y temían no cumplir a tiempo con los requisitos para votar en las elecciones estatales de agosto y en las presidenciales del 6 de noviembre.

El gobernador de Florida, Rick Scott, quien ha impulsado la depuración, dijo en un comunicado que "la Corte tomó una decisión de sentido común consistente con lo que he venido diciendo: El daño sería irreparable si se les permite votar a quienes no son ciudadanos".

Scott agregó que la decisión de Hinkle "pone al Gobierno federal en la obligación de entregar a  Florida -que tiene 12 millones de votantes- la lista de ciudadanos del Departamento de Seguridad Nacional".

Si usted tiene alguna duda sobre su derecho al voto no deje de comunicarse con la coalición Ya es Hora al 1-888-VE-Y-VOTA (1-888-839-8682)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad