publicidad
Una propuesta de cobrar un impuesto especial a las bebidas gaseosas en San Francisco podría elevar considerablemente su precio

California: Berkeley, la primera ciudad en cobrar impuestos a las gaseosas

California: Berkeley, la primera ciudad en cobrar impuestos a las gaseosas

La ciudad hizo historia al aprobar de forma arrasadora la propuesta para convertirla en la primera ciudad del país en cobrar un impuesto a las gaseosas.

Una propuesta de cobrar un impuesto especial a las bebidas gaseosas en S...
Una propuesta de cobrar un impuesto especial a las bebidas gaseosas en San Francisco podría elevar considerablemente su precio

(Bay City News).-La ciudad de Berkeley hizo historia este martes al aprobar de forma arrasadora la propuesta para convertirla en la primera ciudad del país en cobrar un impuesto a las gaseosas y otras bebidas azucaradas, de acuerdo al conteo preliminar de votos.

La medida D, que ganó el 75% de los votos, impone un impuesto de “un centavo por onza” a las bebidas azucaradas. El impuesto será pagado por los distribuidores y no los consumidores, y afectará las ganancias de los negocios por más de 100,000 dólares anuales.

Para que la medida fuera aprobada se requería solo la mayoría de votos.

La doctora Vicki Alezander, co-presidenta de la organización “Yes on D campaign” dijo que espera que la victoria de la medida comience una tendencia en otras ciudades.

publicidad

“Esperamos totalmente que otras comunidades asuman esta postura en torno a la industria refresquera y tengan éxito”, dijo Alexander en un comunicado.

“Berkeley tiene una historia en establecer tendencias a nivel nacional, como: eliminar las áreas para fumar en restaurantes y bares, colocar rampas para sillas de ruedas, reciclaje y establecer políticas alimenticias en escuelas públicas. Muchas comunidades tienen los mismos ingredientes que hicieron posible la medida D: padres proactivos y líderes comunitarios a quienes les importe la salud de sus hijos”, agregó Alexander.

Sin embargo, Roger Salazar de “Californians for Food and Beberage Choice”, dijo que la victoria de la Medida D es una anomalía debido a que “Berkeley no necesariamente representa a la mayoría en Estados Unidos”.

Salazar dijo que los activistas anti-gaseosas ya han puesto medidas similares en otras ciudades y éstas han sido rechazadas.

Una medida similar fue votada este martes en San Francisco y en 2012, y ambos fueron rechazadas.

Los partidarios de la Medida D dijeron que la medida es necesaria debido a la información científica que muestra que el consumo de bebidas azucaradas provoca la propagación de enfermedades como diabetes y problemas cardiacos, incluso en la niñez.

Los detractores alegaron que la medida está llena de hoyos negros que favorecen a algunas compañías y que no tiene sentido debido a que no se prohíbe el consumo de leche achocolatada, bebidas alcohólicas o incluso bebidas de café, sin importar las altas cantidades de azúcar que contienen.

publicidad

Los opositores también sugirieron que el dinero recaudado por el impuesto será incluido en el fondo general de la ciudad y que las autoridades podrían usarlo para otros fines aparte de la educación y los peligros de beber gaseosas.

Información de Bay City News.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad