publicidad
Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos)

Líder socialista español recibe el primer apoyo de la centroderecha para formar gobierno

Líder socialista español recibe el primer apoyo de la centroderecha para formar gobierno

Aunque ambas formaciones suman 130 votos, todavía no son suficientes para sacar adelante un Ejecutivo.

Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos)
Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos)

El Partido Socialista español ( PSOE) llegó a un acuerdo con el partido Ciudadanos (centroderecha) que apoyará la investidura de Pedro Sánchez a la presidencia del gobierno, anunció el miércoles el diputado socialista Antonio Hernando.

"Naturalmente, el pacto implica una votación a favor de la investidura" del socialista Pedro Sánchez, precisó Hernando, que ha dirigido el equipo de negociación del PSOE con los otros partidos.

Más de dos meses después de la elecciones legislativas del 20 de diciembre, el documento que sella el acuerdo entre socialistas y el partido de centroderecha será presentado a sus órganos dirigentes respectivos durante la mañana.

Más tarde será presentado a la prensa y firmado por sus líderes en el Congreso (cámara baja del parlamento), agregó Hernando.

El día anterior los dos partidos habían anunciado que estaban cerca de un acuerdo que en el fondo implica un programa de "regeneración democrática", en un país minado por la corrupción.

Este programa pasa por una reforma constitucional y supone importantes reformas de orden territorial y judicial, como terminar con la inmunidad parlamentaria y limitar a dos mandatos la presidencia del gobierno.

Según Antonio Hernando, Ciudadanos apoyará con sus 40 votos a Pedro Sánchez en el debate parlamentario de investidura a presidente del gobierno.

publicidad

Sánchez contará así con 130 votos de un total de 350.

Estos votos son sin embargo insuficientes para ser investido.

En una segunda votación en el Parlamento, Sánchez requeriría de más votos a favor que en contra, con lo cual sería necesaria la abstención del PP (123 diputados) o la de Podemos (69 diputados). Si cualquiera de estas dos formaciones vota en contra de la investidura su opción se descartaría.

Por eso el PSOE también está negociando en paralelo con Podemos, pero el partido de Pablo Iglesias tiene propuestas contrarias a lo acordado entre Sánchez y Rivera sobre economía y fiscalidad, y defiende un referéndum en Cataluña.

El Partido Popular ya ha advertido varias veces que se opondrá a cualquier fórmula de gobierno que no tenga a Mariano Rajoy como presidente, aduciendo ser la formación política más votada en las pasadas elecciones.

“Esto es un sainete. El problema es que más allá de los cuentos hay gente que tiene problemas con las cuentas y no se da cuenta”, hizo un juego de palabras el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando.

El debate de investidura está previsto para el 1º de marzo, dentro de una semana.

Lea también:
Fuerzas izquierdistas se reúnen hoy para intentar un pacto de gobierno en España

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad