publicidad
Debate presidencial Argentina

Muchos ataques, pocas propuestas en el primer debate presidencial argentino

Muchos ataques, pocas propuestas en el primer debate presidencial argentino

Mauricio Macri y Daniel Scioli protagonizaron este encuentro inédito en la historia democrática del país. El balotaje será el 22 de noviembre.

Debate presidencial Argentina
Debate presidencial Argentina

Por Diego Jemio desde Buenos Aires

Un encuentro picante y entretenido, lleno de ataques entre los candidatos aunque con pocas respuestas. Así fue el debate entre los dos candidatos a presidente de la Argentina de cara al primer balotaje de su historia, que será el próximo domingo. 

El cruce entre Mauricio Macri (Cambiemos) y Daniel Scioli (Frente para la Victoria) fue visto por más de cinco millones de personas a través de los canales de televisión de aire y cable. Y se escribieron alrededor de dos millones de tweets en la hora y media que duró la contienda.

El debate fue codificado por un estricto código de conducta, con cuatro áreas temáticas (Desarrollo Económico y Humano; Educación e Infancia; Seguridad y Derechos Humanos y Fortalecimiento Democrático). Además, hubo tiempo para las preguntas cruzadas y otro para la exposición final.

Aunque la mayoría de las encuestas previas lo daban como ganador de la segunda vuelta, Mauricio Macri fue agresivo en los primeros minutos, mientras que el oficialista se mostró algo tenso. “El problema de la Argentina no es el dólar, sino el gobierno kirchnerista que destruyó la confianza”, comenzó al referirse a la economía. “Sus políticas son un peligro para el desarrollo de la Argentina”, contestó el peronista.

Con el tiempo, Scioli se afianzó más y comenzó a desarrollar su discurso de campaña, que induce a un voto en defensa propia en contra de un modelo “pro empresarial” del macrismo. 

publicidad

“La continuidad de este modelo traerá inversiones productivas y no recetas del FMI, que prestará dólares baratos. ¿Saben cómo se paga eso? Con desocupación y destrucción del aparato productivo. ¿Quién pagará el costo de sacar los subsidios?” preguntó el candidato de la presidente Cristina Fernández de Kirchner. Macri calificó a su planteo como “autoritario, conservador y cínico”.

Según datos de UNICEF, el 23% de los niños argentinos vive en estado de pobreza. El tema económico también se coló en el rubro Educación e Infancia. 

“Soy un defensor de la educación pública -expuso Scioli- y debemos avanzar en la calidad educativa. Necesitamos la universalización de las salas de chicos desde los 3 años y bajar la deserción escolar. Le pregunto a Macri quién pagará los costos del ajuste y la devaluación”. El candidato de Cambiemos propuso una “revolución en la calidad educativa” y manifestó que “el país va a la expansion y no al ajuste”. 

En el tema Seguridad y Derechos Humanos, Macri punzó a Scioli por el avance del narcotráfico en la Argentina, mientras que el candidato peronista le criticó al PRO el veto a leyes claves. “Debemos enfrentar y derrotar al narcotráfico. El gobierno nacional negó esta realidad. Crearemos la Agencia Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado. También vamos a profesionalizar las fuerzas policiales”, dijo Macri. 

publicidad

Su oponente aprovechó la oportunidad para lanzar un guiño a los votantes de Sergio Massa, el candidato del Frente Renovador que obtuvo el 21% de los votos en la primera vuelta. 

“Voy a tomar una propuesta de Sergio Massa de decomisar los bienes de los narcos. La lucha contra la droga tiene que unirnos a todos: el narcotraficante es un criminal, y el adicto un enfermo", dijo. Y le preguntó a Macri por qué vetó 120 leyes claves, como la de fertilización asistida y matrimonio igualitario, entre otras.

En el bloque final, los dos candidatos se dirigieron a los votantes, con un mensaje de final de campaña. Macri habló de la alegría de pertenecer a esta sociedad, del equipo por sobre el personalismo y de la urgencia de un cambio. “Necesitamos un presidente que hable menos y escuche más. Que haga conferencias de prensa y no cadena nacional. Ya probamos demasiados años enfrentados. Eso se hace con humildad y trabajo. Por eso, les pido que nos acompañe el 22 de noviembre a este desafío. ¡Vamos Argentina! ¡Vamos todos juntos!” arengó. 

Por su parte, Scioli fue más agresivo, con las palabras enfocadas a “los dos modelos” de país. “Uno quiere ir hacia la agenda del desarrollo y el otro actúa bajo el engaño de la palabra cambiemos, que viene detrás de un ajuste. Yo te tengo que defender, compañero trabajador. O nos volvemos a arrodillar como Macri quiere o tenemos una banca de desarrollo argentino. Ellos quieren sacar los subsidios, aumentar las tarifas y actuar con las lógicas del mercado. ¡Yo les garantizo los subsidios! ¡O nos domina el FMI o sentimos el orgullo argentino! Los convoco a votar en favor del país y de su propia victoria para que gane la Argentina”.

publicidad

¿Quién resultó ganador? Algunas encuestas, difundidas en programas de televisión y las plataformas digitales de algunos diarios, hablan de Macri como el candidato mejor parado. Pero el resultado en la primera vuelta electoral demostró que esos números son poco fiables. 

Falta una semana para el final de un año y medio de proselitismo agotador. Scioli intentó mostrarse independiente a la conducción del kirchnerismo, pero prometió la continuidad de sus políticas sociales y económicas. Macri siguió enarbolando la idea del cambio. Hubo muchos cruces y pocas propuestas concretas. Los argentinos tendrán la última palabra en pocos días. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad