publicidad
Llegó el debate final entre Trump y Clinton

Último debate: 7 detalles que explican el estado de la batalla entre Clinton y Trump

Último debate: 7 detalles que explican el estado de la batalla entre Clinton y Trump

El republicano fracasa en el Medio Oeste y la demócrata se lanza a la conquista de estados republicanos. Así está la campaña a tres semanas del final y previo al debate que puede terminar de definir esta atípica elección presidencial.

Llegó el debate final entre Trump y Clinton
Llegó el debate final entre Trump y Clinton

Quedan tres semanas para el final de la campaña y se acumulan las señales que apuntan al triunfo de Hillary Clinton en la carrera presidencial. El pronóstico podría cambiar si ocurriera un suceso inesperado pero Donald Trump ha ido perdiendo fuelle en algunos de los estados decisivos y hoy por hoy es probable que pierda por más diferencia que Mitt Romney o John McCain. Aquí repaso el estado de la carrera, detallo los puntos débiles de los candidatos y explico qué puede ocurrir.

1. Clinton abre hueco

La candidata demócrata ha ido aumentando su ventaja desde finales de septiembre. La carrera se había estrechado unos días antes del primer debate. Pero Trump ha ido perdiendo pie empujado por sus propios errores y por las acusaciones recurrentes de acoso sexual.


Los sondeos de las últimas horas sitúan al candidato republicano entre cuatro y 12 puntos por detrás de su adversaria. A tres semanas del final de la campaña, ningún candidato ha logrado nunca una remontada similar.

La batalla electoral
Actualizado:
Clinton
Trump
Tendencia de voto calculada por HuffPost Pollster y que tiene en cuenta los resultados de las últimas encuestas nacionales de opinión.

2. No todos los estados son iguales

Trump no se ha desplomado en todos los estados por igual. En lugares como Ohio o Iowa ha ganado terreno durante la campaña y parece conservarlo pese a los problemas que ha sufrido durante los últimos días pero esos avances no son suficientes. En septiembre llegó a amenazar a Clinton pero sus posibilidades se evaporan: necesita muchos más estados para ganar.


No llega a la Casa Blanca quien saca más votos sino quien logra más representación en el Colegio Electoral. En ese órgano que elige al presidente cada estado está representado según su población. Salvo Maine y Nebraska, los demás territorios otorgan todos sus representantes al candidato ganador. Perder por una décima en Florida o Carolina del Norte es como perder por 30 puntos y los sondeos sitúan a Trump por detrás en el puñado de estados que necesita para ganar.

publicidad

3. Trump fracasa en el Medio Oeste

El atractivo del candidato republicano entre los votantes sin estudios hizo pensar que podía conquistar estados del llamado “cinturón del óxido” como Wisconsin, Pennsylvania o Michigan. Son estados que no votan por un aspirante republicano desde hace décadas y donde Trump ha celebrado muchos eventos desde el verano con la esperanza de extender el mapa electoral.

Pensilvania era el botín más preciado por sus 20 votos electorales. El problema de Trump es la desconfianza que suscita entre los votantes moderados de los suburbios acomodados de Filadelfia, que no se fían de su retórica y de su temperamento. Esa desconfianza y las diferencias demográficas con estados vecinos como Ohio explican la fortaleza de Clinton en Pennsylvania y esa fortaleza es importante: si gana allí, le basta con ganar Ohio, Florida o Carolina del Norte para llegar a la Casa Blanca.

4. El mapa hoy

Así está el mapa electoral según el promedio que elaboran HuffPollster y la Universidad de Princeton. Las probabilidades de un triunfo de Trump son cada vez más pequeñas según los modelos de predicción de medios como New York Times o FiveThirtyEight.

¿Cuántos votos electorales ganaría cada candidato hoy?

Si en este momento se celebraran las elecciones presidenciales, así quedaría el reparto de votos electorales entre los candidatos. Los valores están basados en los promedios de las últimas encuestas de opinión en cada estado. En los casos en los que no hay sondeos, se muestra el resultado de las últimas elecciones presidenciales.

NECESARIOS PARA GANAR
270
El mapa electoral hoy
0 CLINTON >10 puntos TRUMP 0 >10 puntos
Victoria basada en la diferencia entre los promedios obtenidos por cada candidato.
Ver estados
Promedios de los resultados de las últimas encuestas estatales de opinión calculados por RealClear Politics.

5. Clinton mira a otros estados

Con Clinton muy por delante en estados decisivos como Virginia o Colorado, su campaña empieza a desplegar voluntarios, tiempo y anuncios en estados republicanos como Utah, Georgia o Arizona. A la candidata no le basta un triunfo por la mínima. Piensa que la inercia de la campaña le puede servir para ganar con autoridad.

Arizona sólo ha votado por el candidato demócrata una vez desde 1948 y Georgia dos veces desde 1972. Pero la naturaleza especial de esta campaña los ha puesto en el punto de mira de la campaña de Clinton. Varios sondeos la sitúan por delante en Georgia y Arizona y muy cerca de Trump en estados donde arrasó Romney hace cuatro años como Texas o Alaska.

El caso de Utah es interesante, como explica muy bien aquí mi colega Federica Narancio. Allí ganó Romney hace cuatro años por 48 puntos y ahora Trump podría perder por el rechazo que suscita entre los mormones y por la irrupción del candidato independiente Evan McMullin, que podría ganar el estado sin apenas recursos por el respaldo de los conservadores que se oponen al estilo zafio de Trump.

publicidad


Click the map to create your own at 270toWin.com

Así sería el triunfo de Clinton si ganara Georgia y Arizona además de los estados donde va por delante según el promedio de sondeos. Trump ha prometido varias veces que competiría en estados demócratas como Connecticut, Rhode Island o Nueva York. Pero ni los sondeos ni la forma en que gasta sus recursos sugieren que eso vaya a ocurrir.

Georgia o Arizona no son los únicos estados que la candidata demócrata podría arrebatar a los republicanos. Estos son los territorios que Romney ganó por menos margen en 2012 y por tanto los más vulnerables para los republicanos en 2016.


6. ¿Un triunfo histórico?

No parece probable que Clinton logre una de las victorias más grandes de la historia. Su adversario suscita un fuerte rechazo entre los hispanos, las mujeres y los afroamericanos. Pero la polarización ideológica hace muy difícil que se repitan triunfos como el del demócrata Johnson en 1964 o el del republicano Reagan en 1984.

Esta tabla refleja las carreras presidenciales en las que el ganador logró más votos en el Colegio Electoral. La lógica invita a pensar que Clinton podría superar al Obama de 2012 pero no parece fácil que supere al Obama de 2008 ni a los dos triunfos de su marido en 1992 y 1996.

publicidad


7. El Capitolio en el punto de mira

Los últimos movimientos sugieren que demócratas y republicanos dan por hecho el triunfo en la carrera a la Casa Blanca y empiezan a centrarse en la batalla por el control del Capitolio, que definirá cómo será el mandato del sucesor o la sucesora de Obama y hasta qué punto podrá aplicar su programa electoral.

El Senado depende de un puñado de escaños en disputa. Los republicanos Marco Rubio y Rob Portman parecen a salvo. Pero colegas como Kelly Ayotte, Ron Johnson o Mark Kirk no lo tienen fácil para sobrevivir en estados como New Hampshire, Wisconsin o Illinois.


Hasta ahora se daba por hecho que los republicanos conservarían el control de la Cámara de Representantes. Pero el hundimiento de Trump en los sondeos podría empujar los congresistas que compiten en distritos vulnerables y poner en manos de los demócratas las dos cámaras del Capitolio.

Ese resultado otorgaría a Clinton un poder similar al que ejerció Obama entre 2009 y 2010 y le permitiría sacar adelante proyectos como la reforma migratoria. No es lo mismo tener las manos atadas por un Congreso republicano que ser una presidenta con poder para gobernar.

publicidad

No te pierdas ni un segundo del tercer y último Debate Presidencial tanto en español como en inglés en las plataformas de Univision.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad