publicidad
Danald Trump

Donald Trump revela que no abandonará su tono incendiario

Donald Trump revela que no abandonará su tono incendiario

El magnate seguirá con su estrategia de provocación y ofensas de aquí a noviembre, a pesar de las voces republicanas que piden se modere.

Danald Trump
Danald Trump

Al parecer tendremos más “Torcida Hillary”, “Warren la boba” , y hasta “Bernie el loco” para rato.

Estos son algunos de los apodos que conforman el repertorio de Donald Trump para atacar a sus detractores, y que seguirían siendo parte de su retórica, al igual que su tono incendiario y actitud provocadora.

Así lo dejó claro el virtual nominado republicano en una entrevista con el diario The New York Times publicada este miércoles, en la que comparó su estrategia de campaña con la de los equipos de liga de beisbol.

“Ganas un juego y llegas a la serie mundial, ¿vas a cambiar entonces?... A la gente le gusta lo que estoy haciendo”, dijo Trump.

Según el multimillonario, sus seguidores le han dado un “mandato”: mantener intacta su imagen de ' outsider' populista y fiero, y confiar en que de esa manera continuará recolectando adeptos.

"Creo que tengo un mandato del pueblo", apuntó Trump, en referencia a sus victorias en 29 de los 50 estados, incluyendo Nebraska y West Virginia que celebraron primarias este martes. "La gente está cansada del liderazgo incompetente... Están cansados de los acuerdos comerciales que están destruyendo nuestros trabajos secuestrando los salarios", agregó.

Estilo "presidenciable"

No obstante, es precisamente su carácter chabacano y propuestas extremas lo que tiene profundamente preocupados a los republicanos, quienes esperan que su potencial candidato actúe "más presidenciable" de mira a las elecciones generales de noviembre.

publicidad

El efecto del vendaval de la campaña del magnate ha generado un desfile de apoyos y rechazos al casi seguro nominado, que muestra claramente los conflictos internos que enfrenta el llamado Viejo Partido (GOP) alrededor del magnate.

El mismo Trump ha asegurado que desea la unidad pero no está dispuesto a abandonar su marca de campaña basada en ataques personales a través de las redes sociales y entrevistas televisadas y en un lenguaje ofensivo para grupos minoritarios. Su divisiva estrategia le ha valido más de 10 millones de votos en las primarias republicanas.

En la entrevista, el multimillonario describió a sus ocho millones de seguidores en Twitter como una "ventaja" particular e indicó que ese apoyo es más importante para él que el de Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, quien ha dicho que no "se siente listo" para respaldarlo a causa de sus ideas y tono. Este jueves tiene ambos se reunirán para buscar un entendimiento.

Lea más:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad