publicidad
.

Arkansas, el estado que forzó a Hillary a usar el apellido Clinton logo-...

Arkansas, el estado que forzó a Hillary a usar el apellido Clinton

Arkansas, el estado que forzó a Hillary a usar el apellido Clinton

Un recorrido por el pasado de la demócrata en el sur de EEUU, donde forjó su trayectoria política.

Bill y Hillary Clinton

LITTLE ROCK, Arkansas.- Cuando Hillary viajó por primera vez a Arkansas en 1972, llegó en un auto rentado, iba a investigar la segregación racial en las escuelas y se alojó en un Holiday Inn para no levantar sospechas de los locales. Era Hillary Rodham (Chicago, 1947), una activista norteña en el Sur Profundo.

Esta campaña, 44 años después, aterrizó en un Arkansas con un aeropuerto y un centro de estudios con su nombre, y pronunció un discurso electoral. Ahora es Hillary Clinton, primera dama de Estados Unidos durante ocho años, senadora ocho más, secretaria de Estado durante cuatro años, y aspirante demócrata a la Presidencia por segunda vez.

publicidad

Arkansas, un estado sureño de casi 3 millones de habitantes, conservador, religioso y más pobre que la media nacional, tiene mucho que ver en la historia política de la aspirante demócrata a la Presidencia de Estados Unidos.

Desde este estado, los Clinton iniciaron su carrera nacional y también aquí ella modeló su carrera. Venció pero también cedió a las necesidades políticas de su marido y ella.

Entre 1979 y 1981, un joven Bill Clinton fue gobernador de Arkansas, el estado donde creció. Perdió la reelección, tras una dura campaña republicana, que incluyó ataques a su ya esposa y primera dama, Hillary Rodham. Y eso, el hecho de usar su apellido paterno, parece que no gustó.

El apellido de soltera
“Aparentemente fue un acalorado tema de conversación en el estado”, escribió ella en sus memorias Living History en 2003. “Era todavía raro en la mayoría del país, y eso incluía Arkansas”.

Conservar su apellido de soltera significaba para ella marcar su propio camino profesional. Hillary Rodham era una doctora en Derecho por Yale University, activista contra la segregación racial, colaboradora de campañas políticas e investigadora académica en asuntos de pobreza infantil.

Arkansas, el estado que forzó a Hillary a usar el apellido Clinton Getty...


Dice que su marido nunca le habló del tema. “Decidí que era más importante para Bill ser gobernador de nuevo, que para mí conservar mi apellido de soltera. Empecé a llamarme Hillary Rodham Clinton”, recuerda en el libro.

Sirviera o no, los Clinton —entonces ya sí, los Clinton— lograron gobernar de nuevo el estado sureño, entre 1983 y 1992.

“Al llegar a Arkansas, hubo un periodo significativo de ajuste para ella”, relata a Univision Noticias Andrew Dowdle, un profesor y politólogo de la Universidad de Arkansas. “No creo que cambiara sus propios principios, pero sí se vieron algunos cambios cosméticos, como el cambio de apellido, su estilo”.

“La derrota de 1980 hizo que los Clinton reexaminaran algunas cosas, vieron que algunos cambios estéticos ayudan a no entorpecer los cambios de fondo que uno intenta llevar a cabo”.

publicidad

Activa en Arkansas
En el sector privado, Hillary Clinton fue una de las primeras mujeres en enseñar derecho en la Universidad de Arkansas en Fayetteville, fue la primera socia de la firma de abogados Rose Law Firm en Little Rock y también fundó una organización sin ánimo de lucro para niños.

En el sector público, contó con un puesto en la administración de su marido, desde donde trabajó en asuntos de sanidad e infancia en la Arkansas rural y empobrecida. Su dualidad público-privada también levantó críticas y alguna investigación.

Bill y Hillary Clinton a principios de los noventa, cuando él gobernaba...
Bill y Hillary Clinton a principios de los noventa, cuando él gobernaba Arkansas


Cuando Bill Clinton decidió presentarse a la carrera presidencial de 1992, Arkansas también le echo una mano. Unos 500 amigos y conocidos de la familia se pusieron a recorrer estados clave donde los Clinton no eran conocidos: se autofinanciaron los viajes y fueron puerta a puerta para hablar del legado de Bill.

Eran los llamados Arkansas Travelers. En esta campaña 2016, con muchos ya jubilados, vuelven a recorrer algunos estados para hablar de las virtudes de la candidata Clinton. “Como en 1992, en esta campaña no damos por hecho nada, ningún estado, ningún sitio, ningún votante”, dice a Univision Noticias por teléfono desde el autobús de campaña Sheila Bronfman, la fundadora y amiga de Hillary.

Los Clinton en Little Rock, capital de Arkansas, en la campaña presidenc...
Los Clinton en Little Rock, capital de Arkansas, en la campaña presidencial de 1992

Por aquel entonces, ganaron la elección de 1992. Como primera dama del país, la hiperactividad de Clinton continuó.

“Ninguna primera dama ni equipo habían tenido nunca oficinas en el Ala Oeste de la Casa Blanca o en el edificio de oficinas”, escribió en su primer libro de memorias. Hasta entonces, las esposas presidenciales habían trabajado desde el Ala Este. También en Washington DC se le criticó que se excedía en sus funciones, sin tener un cargo de elección pública.

Cuando acaban los ocho años de Presidencia es cuando Hillary da un paso para construir una trayectora política en singular y en solitario. Sería senadora por Nueva York ocho años, aspirante fallida a la Presidencia en 2008 y secretario de Estado durante la primera Administración Obama.

publicidad

La huella en el sur
En los estados del Sur, como Arkansas, Bill Clinton fue el último demócrata al que algunos electores votaron en una campaña presidencial. Allí, el voto se ha convertido en más republicano y este será un reto para Hillary Clinton en la elección de este martes, pero sobre todo, si llega a la elección presidencial del 8 de noviembre.

El profesor Joseph D. Giammo, también de la Universidad de Arkansas, cree que “la conexión de los votantes en el estado con Hillary es claramente más débil que con Bill, que es nacido en el estado, tenía una relación más profunda con los electores, su discurso y su manera de hacer era más sureña”.

Pero no solo eso. Para Giammo, históricamente el Partido Demócrata ha mantenido fuertes diferencias a escala nacional y a escala estatal, en las zonas más tradicionales del Sur. “Con la elección de Barack Obama, los votantes se fueron alejando de la política de los demócratas, basada en valores muy liberales para el votante promedio en el sur”, dice a Univision Noticias.

Cita la reforma sanitaria, el matrimonio gay, el aborto. Y eso puede diluir la fuerza del pasado sureño de Hillary Clinton.

Según la última encuesta anual de opinión del estado, solo el 14% de los habitantes de Arkansas se definen como liberales y el 29% está de acuerdo con el matrimonio homosexual. El 51% se opone a la reforma sanitaria federal y el 25% deportaría a todos los inmigrantes indocumentados. Opiniones que quedan lejos del programa de Hillary, de Hillary Clinton.

Hillary Clinton


Para ideas, críticas o preguntas, pueden contactar al autor de esta historia vía Twitter o por email, dbonmati@univision.net

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad