publicidad

Un cardenal anciano y enfermo, anfitrión del papa Francisco en Bolivia

Un cardenal anciano y enfermo, anfitrión del papa Francisco en Bolivia

Cardenal Terrazas abandonará el hospital por unas horas únicamente para recibir en su casa al papa Francisco.

Un cardenal viejo y enfermo, que abandonará el hospital por unas horas únicamente para recibir en su casa al papa Francisco, será el anfitrión del pontífice cuando inicie la próxima semana una visita pastoral a Bolivia.

El cardenal Julio Terrazas, de 79 años, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana CEB), cumplió este sábado dos semanas ingresado en un hospital de Santa Cruz (este del país), donde se recupera de una crisis gástrica, renal y pulmonar, además de padecer diabetes.

Interactivo: Francisco, profeta en su tierra

Su médico, Herland Vaca Diez, dijo a la prensa que a Terrazas "no le vamos a dar el alta médica (pero), él puede ir por días u horas a su casa o donde sea, pero deberá volver a la clínica".

 

Preparan las flores para la misa del Papa Univision

Según las previsiones, el purpurado deberá esperar a Francisco la noche del miércoles próximo en Santa Cruz (este), adonde llegará procedente de La Paz.

Leer: Ecuador listo para recibir al Papa 

En La Paz lo recibirá el presidente Evo Morales.

El papa estará hospedado durante sus casi dos días de permanencia en Santa Cruz (este) en la residencia de Terrazas, que en 2013 presentó a Francisco su dimisión al arzobispado de esa región debido a sus problemas de salud.

Vaca Diez expresó que "ojalá (el cardenal) pueda ir a esperarlo al aeropuerto y compartir con el papa, pero su presencia no está garantizada en todos los actos religiosos de principio a fin".

 

El Papa quiere mascar coca en su visita a Bolivia Univision

Terrazas ya pasó en abril una larga temporada en el hospital y además tiene implantado un marcapasos, lo cual le impide trasladarse hasta los 3,600 metros de altitud en que se encuentra La Paz.

Miembro de la orden de los redentoristas, Terrazas mantuvo fuertes roces con el presidente Morales, quien le acusó de estar al servicio de la derecha de su país.

Tras entrevistarse con Francisco en el Vaticano en octubre de 2014, Morales declaró su adhesión plena al papa, pero mantiene distancia con la jerarquía eclesiástica boliviana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad