publicidad
Madres de los 43 de Ayotzinapa durante una protesta en la Ciudad de México.

Padres de Ayotzinapa quieren hablar con el Papa cuando peregrine por Estados Unidos

Padres de Ayotzinapa quieren hablar con el Papa cuando peregrine por Estados Unidos

Un grupo de cinco madres de los 43 estudiantes intentarán hablar con Francisco para pedirle que presione al gobierno de Peña Nieto.

Madres de los 43 de Ayotzinapa durante una protesta en la Ciudad de México.
Madres de los 43 de Ayotzinapa durante una protesta en la Ciudad de México.

Por Jorge Cancino -  @cancino_jorge

publicidad

Un grupo de cinco madres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, México, desaparecidos el 26 de septiembre del año pasado, viajarán a Estados Unidos la próxima semana para intentar hablar con el Papa Francisco cuando peregrine por Washington, Nueva York y Pensilvania a partir del 21 de septiembre.

“Quieren verlo para entregarle, en sus manos, el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y que contradice la versión oficial del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto”, dijo a Univision Noticias Perla Lara, vocero de la Red de Migrantes Unidos por México, que coordina la gira.

Interactivo:  Los 43 de Ayotzinapa

El grupo, integrado por Blanca Luz Nava, Luz María Telumbre Casarrubias, Hilda Legideno Vargas, Hilda Hernández Rivera y Angélica González, “recibirá visas humanitarias autorizadas por el gobierno de Estados Unidos", dijo a Univision Noticias el abogado Alex Gálvez, quien colaboró con la Asamblea de los 43 de Ayotzinapa para el éxito de las gestiones.

“Las visas les permitirán viajar a las tres ciudades donde peregrinará el Papa y fueron aprobadas de emergencia”, dijo Gálvez. “La misión para estas madres es poder hablar con el Papa Francisco para llamar la atención de su sufrimiento y para que el pontífice pueda interceder y poder encontrar a los estudiantes desaparecidos”, agregó.

Tres congresistas demócratas colaboraron para que las gestiones de los documentos de viaje se tramitaran en tiempo.

Las cinco beneficiarias de las visas humanitarias -más una activista de la Red de Migrantes Unidos por México- deberán retirar sus pasaportes de la Embajada de Estados Unidos el 18 de septiembre. Mire aquí la imagen con los recibos (talones) entregados por la sede diplomática.

Emiliano Navarrete, padre del estudiante José Ángel Navarrete (18 años), uno de los 43 normalistas desaparecidos y esposo de Angélica González, dijo que recibían “con alegría” la noticia en medio del dolor que acumulan desde hace ya un año.

Navarrete, quien es Secretario General de el Asamblea de los 43, agregó que “las compañeras viajarán a Estados Unidos una vez recibamos las visas. Con los compañeros de la coalición estamos viendo cuándo salimos, probablemente el día 21”.

Francisco comienza su peregrinaje por Estados Unidos ese día luego de peregrinar por Cuba. En Washington D.C. será recibido por el Presidente Barack Obama.

“La idea es ver al Papa el día 26 de septiembre, cuando se cumple un año de la desaparición de nuestros hijos. Queremos tener la oportunidad de verlo, de expresarle nuestros sentimientos. Nosotros somos padres católicos y hemos guardado muchas oraciones, pero la presión que hemos hecho no ha permitido que este gobierno (del presidente Enrique Peña Nieto) nos de una respuesta”, dijo Navarrete.

publicidad

“Esperamos que el Papa pueda hacer algo por nosotros y le exija a este gobierno mexicano que nos devuelva a nuestros hijos”, agregó.

El dirigente también dijo que “s eguiremos buscando presión” porque “ el gobierno mexicano no nos ha respondido, nos ha dado la espalda. Nosotros estamos buscando a nuestros muchachos que fueron victimas de este gobierno”.

El pasado 26 de agosto la Asamblea de los 43 había anticipado el viaje a Estados Unidos durante un acto con motivo de cumplirse 11 meses de la desaparición de los normalistas.

La Red de Inmigrantes Unidos por México dijo que la Arquidiócesis de Filadelfia gestiona espacio en la agenda del Papa “para ver si Francisco recibe a las madres de Ayotzinapa”, dijo Lara. “Estamos viendo si ocurre el 26, en el primer aniversario, cuando el Santo Padre pronuncie un discurso sobre inmigración”.

“La idea es entregarle el expediente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Estamos batallando para que eso ocurra”, apuntó la vocero.

La primera semana de septiembre y tras seis meses de investigaciones de expertos comandados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un reporte tumbó la " verdad histórica" de la Fiscalía mexicana sobre la desaparición de los 43 estudiantes y lanzó una hipótesis sobre el móvil de los hechos que no había sido investigada hasta ese momento.

Las conclusiones, elaboradas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), niegan la hipótesis ofrecida por el Gobierno de que los estudiantes fueron quemados en un basurero. Y rechazaron esta posibilidad con base en un peritaje realizado por José Torero, un reconocido especialista en incendios, quien tras realizar trabajo de campo, examinar pruebas y contrastar las declaraciones de los presuntos autores materiales, concluyó " que no existe ninguna evidencia que apoye la hipótesis".

publicidad

Según la evidencia contenida en el informe de la CIDH, "el mínimo incendio necesario para la cremación de estos cuerpos no pudo haberse dado" en el basurero de Cocula, Guerrero, ni siquiera para la incineración de uno solo de los 43 estudiantes desaparecidos.

La hipótesis puso en duda, tal y como ya lo habían hecho numerosas instituciones, la versión oficial ofrecida en enero por el entonces fiscal, Jesús Murillo Karam, la llamada "verdad histórica" que decía que los 43 estudiantes fueron asesinados por narcotraficantes del cartel Guerreros Unidos e incinerados en una enorme hoguera que ardió durante horas.

 

Desmienten la versión oficial del gobierno mexicano sobre los estudiantes desaparecidos Univision

Los expertos también denunciaron irregularidades en la investigación, entre ellas omisiones, destrucción de evidencia, y exigieron que se siga buscando a los normalistas, ya que siguen teniendo la categoría de desaparecidos, dijo la CIDH.

Pidieron también al gobierno abrir una nueva línea de investigación basada en el móvil del traslado de estupefacientes en un quinto autobús, que no ha sido tenida en cuenta hasta ahora.

Los expertos que elaboraron el informe denunciaron que   ninguna fuerza del Estado mexicano (policías o ejército) actuó para proteger a los estudiantes, a pesar de que tenían conocimiento de los ataques a los jóvenes.

“Yase cumple un año”, dijo Navarrete. “No hemos dejado de buscarlos y los seguiremos buscando. Son nuestros hijos”, dijo el padre del normalista José Ángel Navarrete.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad