publicidad
Espinoza saluda a la tribuna tras cruzar la línea de meta.

El triunfo del jinete mexicano Víctor Espinoza en imágenes

El triunfo del jinete mexicano Víctor Espinoza en imágenes

El jinete Víctor Espinoza y el caballo American Pharoah mostraron una clara ventaja desde la largada.

Espinoza saluda a la tribuna tras cruzar la línea de meta.
Espinoza saluda a la tribuna tras cruzar la línea de meta.

“Sólo puedo decirles que esto es fantástico”, dijo el jinete mexicano Víctor Espinoza momentos después de cruzar, en el primer lugar, la línea de meta de la prueba Belmont Stakes sobre el ejemplar American Pharoah.

Lea también: Espinoza consigue la Triple Corona

Con este triunfo, caballo y jinete conquistaron la Triple Corona, el título más preciado y una nueva marca en las carreras de caballos de Estados Unidos, y lograron una de las proezas más raras del deporte.

Antes del triunfo en Belmont Stakes, 13 caballos habían fallado en su intento de conseguir la última prueba de la Triple Corona y habían transcurrido 37 años sin que hubiese un ganador absoluto.

El jockey, nacido en la ciudad central mexicana de Tulancingo, mostró una clara ventaja desde la largada, que consolidó a partir de la primera vuelta.

publicidad

American Pharoah, un potro bayo de cola corta, derrotó a siete rivales en la desgastante carrera de milla y media (2,4 kilómetros). Cubrió la distancia en dos minutos y 26,65 segundos para poner fin al periodo más largo en la historia sin un ganador de la Triple Corona.

“Ese caballito se lo merecía”, dijo el entrenador Bob Baffert al término de la competencia. “Es el que lo logró. Nosotros somos básicamente sólo pasajeros".

El anterior periodo de tiempo sin un ganador del título de la Triple Corona había sido de 25 años, desde que lo consiguió Citation en 1948 y hubo que esperar hasta 1973 cuando lo alcanzó Secretariat.

"Yo estaba preparado para que alguien nos presionara al final, porque esto me había ocurrido varias veces", reconoció Baffert.

Pero ninguno lo consiguió, y American Pharoah comenzó a acelerar en la última curva. Al tomar la recta final, mostró su galope continuo, con el que parece flotar sobre el terreno.

"Todavía no puedo creer que esto haya ocurrido", agregó Baffert, quien a sus 62 años es el segundo entrenador de más edad que logra la Triple Corona."Me siento muy bien", manifestó Espinoza al término de la carrera, mientras celebraba con sus compañeros de cuadra. "Espero que American Pharoah se sienta igual que yo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad