publicidad

El Sur de Texas se prepara para Emily

El Sur de Texas se prepara para Emily

La Cruz Roja del norte de Texas, partió este lunes rumbo al sur del estado para apoyar en todo ante la inminente llegada de Emily.

Una brigada de las Cruz Roja del norte de Texas partió este mediodía rumbo a la zona que conforman Mcallen y Brownsville, ciudades en donde podría impactar el huracán Emily.

Después de analizar la trayectoria de Emily, con maletas en mano, todos los voluntarios partieron en camiones y camionetas para solidarizarse con los texanos de aquella región a la que llegarán en un lapso de 10 horas.

Owen Armbruster, voluntario de la Cruz Roja de San Antonio, explicó que llevan provisiones de agua y comida para 21 días, además de llevar todo el equipo necesario para atender personas lesionadas y politraumatizados.

Para este veterano voluntario, quien ha vivido devastaciones de tornados e incendios, esta misión será todo un reto porque en esa región de Mcallen y Brownsville se presentan inundaciones de entre 6 y 8 pulgadas.

Después de su paso por Yucatán con la Categoría 4, Emily dejó sin electricidad y servicios telefónicos la mayor parte de la famosa Riviera Maya, donde turistas pasaron la tormenta en albergues improvisados en escuelas y salones de bailes en hoteles.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami,pronostica que el fenómeno se fortalecerá de nuevo cuando alcance las aguas cálidas del Golfo de México, la tarde-noche de este lunes.

Sus vientos con fuerza de huracán se extienden hasta 60 millas (95 kilómetros) del vórtice del sistema, mientras que los vientos con fuerza de tormenta tropical pueden apreciarse hasta unas 150 millas (240 kilómetros) del centro de Emily.

publicidad

Los precios del crudo subieron el lunes, en momentos en que el huracán Emily avanzaba hacia importantes campos petroleros en México que abastecen el mercado estadounidense.

Los analistas dijeron que más allá de los efectos inmediatos del huracán en los precios, los corredores apostaban a que la tormenta causaría daños en zonas petroleras y problemas en el abastecimiento de crudo.

El petróleo liviano para entrega en agosto subió 24 centavos y se cotizó a 58.33 dólares el barril a media mañana en Europa.

El petróleo para calefacción subió menos de medio centavo y llegó a 1.6659 dólares el galón, en tanto la gasolina sin plomo bajó más de un centavo y se cotizó a 1.6760, al parecer reflejando los efectos de un informe divulgado la semana pasada por el Departamento de Energía de Estados Unidos mostrando un aumento de los inventarios de gasolina.

En la Bolsa Internacional de Petróleo de Londres, el crudo Brent para entrega en septiembre subió 34 centavos y llegó a 57.95 dólares el barril.

Los corredores mostraron preocupación de que el huracán Emily, que avanza sobre la península de Yucatán, pueda causar daños en el gigantesco campo petrolero de Cantarell.

Los analistas dijeron que un impacto directo del temporal en esos campos podría cortar de manera instantánea un 3 por ciento del abastecimiento global de crudo, estimado en 84 millones de barriles diarios.

publicidad

Aunque los meteorólogos pronostican que el huracán no afectará las plataformas petroleras estadounidenses en el Golfo de México, donde se produce alrededor de un 30 por ciento del crudo total que se consume en Estados Unidos, muchas empresas petroleras estaban cancelando la actividad en sus plataformas como precaución, y eso podría afectar el abastecimiento.

Shell abandonó tres instalaciones costa afuera. Petróleos Mexicanos, la empresa estatal mexicana, evacuó al personal que trabaja en plataformas en la Bahía de Campeche.

Petróleos Mexicanos exporta un 80 por ciento de su producción de 3.4 millones de barriles diarios a Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad