publicidad

El significado de María Echaveste

El significado de María Echaveste

David R. Ayón nos explica las razones de la nominación de Echaveste para embajadora de EEUU en Mexico.

Por David R. Ayón " Analista de Latino Decisions 

¿Qué significa " y qué tan significativa es " la nominacion por parte de la Casa Blanca de María Echaveste para ser la próxima embajadora de Estados Unidos en Mexico? Para contestar esta pregunta deberíamos ver el paisaje completo, dando unos pasos para atrás.

El que Estados Unidos sea la primera potencia mundial con frecuencia ha funcionado en detrimento de sus relaciones con América Latina. ¿Cuantas veces hemos visto a un presidente estadounidense " justo cuando está en camino a un país latinoamericano, o reunido con sus homólogos del sur, ya sea allá o en Washington " de pronto jalado y distraído por una crisis que irrumpe en otra parte del mundo? ¿O cuando las reuniones bilaterales se cancelan por completo a causa de una inesperada emergencia extra-hemisférica?

A veces hasta resulta vergonzoso cuando los reporteros solo le hacen preguntas al presidente norteamericano relacionadas a tal o cual crisis o problema en algún lugar lejano, a pesar de que está parado o sentado al lado de un líder latinoamericano que es su anfitrión o que está de visita a la Casa Blanca.

Inevitablemente los presidentes de Estados Unidos tienen que lidiar con lo que hace Rusia, y los grupos terroristas, y epidemias en Africa, etc., como hemos visto en los últimos meses. Tales situaciones obligan su atención de manera urgente. Por ende, les cuesta trabajo prestarle atención sostenida al vecindario americano cuando ésta no presenta amenazas tan severas a los intereses de la nación como regularmente lo hacen otras regiones.

publicidad

Pero una de las consecuencias del continuo proceso de crecimiento y empoderamiento de la comunidad latina en EEUU es que poco a poco las administraciones federales van alterando sus percepciones y cálculos en función del creciente peso político de los latinos " aun en lo que se refiere a política exterior.

Lo pudimos ver desde el principio de la actual administración, cuando se nombraron a destacados latinos a los puestos de subsecretario de estado para el hemisferio occidental (Arturo Valenzuela), al de director para el hemisferio del Consejo de Seguridad Nacional (Dan Restrepo) y como embajadores a México (Carlos Pascual), Argentina (Vilma Martínez), El Salvador (Mari Carmen Aponte), República Dominicana (Raúl Yzaguirre) y a la Organización de Estados Americanos (Carmen Lomellín).

Es otra la historia la de por qué el sumamente brillante embajador Pascual fue reemplazado en 2011 en México por otro diplomático. Pero con la nominación de María Echaveste al mismo puesto tres años después, ya queda a la vista de todo el mundo que la intención original de la administración sigue vigente.

No se nombra a la ligera a un latino o a una latina como embajador o embajadora a un país de las dimensiones de México. La misión diplomática y consular de EU en nuestro país vecino es la más grande que tenemos en todo el mundo, y la complejidad de la relación se lo merece. La persona a cargo de tales operaciónes e instalaciones tiene que ser extraordinariamente capaz, o se hunde.

publicidad

Pero más allá de ser administrativamente competente, el embajador de Estados Unidos en México tiene que enfrentar un par de retos politicos de siempre. Uno de ellos ya lo hemos visto en la dificultad que tiene la Casa Blanca en prestarle atención suficiente a la region, por estar constantemente jalada por otros desafíos internacionales.

El otro reto es que a pesar de la disposición de ambos gobiernos a un mayor acercamiento con su vecino, ruidosos sectores en cada pais lo resiste. Así lo vimos cuando se propuso el libre comercio en los 90 y tambien en torno a un acuerdo migratorio bilateral en el 2001.

La plena integración de los latinos a la diplomacia de EU nos ofrece la posibilidad de construir las bases de apoyo -- por lo menos de nuestro lado -- para relaciones más cercanas y constructivas con América Latina. Una líder como Echaveste cuenta con un entendimiento profundo de como avanzar una agenda latina en Estados Unidos. Al dedicarse de tiempo completo a manejar la relación con México significa aplicar toda su experiencia y toda su inteligencia al reto de como hacer que esta relación llegue a nuevos niveles de cooperación y colaboración.

Cabe reconocer que esta intención y potencial, como consequencia del creciente poder latino en EU, a veces es poco apreciada en la región. Hay algunos ejemplos notables de oficiales y especialistas mexicanos que sí han visto el valor del empoderamiento latino en sí mismo y para el bien de la relación bilateral, pero son contados.

publicidad

Es para todavía otra columna examinar los complejos sicológicos y las complejidades sociales y culturales que se dan entre los latinoamericanos de allá, por un lado, y los migrantes y latinoestadounidenses de acá, por el otro. Mas no cabe duda de que si María Echaveste llega ser confirmada por el Senado y toma su puesto en la Embajada de los Estados Unidos en el Paseo de la Reforma del Distrito Federal, tendremos multiples oportunidades para explorar tales temas a fondo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad