publicidad

El Senado debe de ayudar de reducir el tráfico de armas hacia México

El Senado debe de ayudar de reducir el tráfico de armas hacia México

En esta columna de Eugenio Weigend se explica cómo debe de disminuirse el tráfico de armas hacia México.

Por Eugenio Weigend

En enero del 2014, elementos del ejército mexicano fueron sorprendidos durante un retén de rutina en el estado de Tamaulipas por asaltantes armados con rifles de asalto. Unos meses más tarde, un ataque similar contra fuerzas militares ocurrió en el estado de Jalisco, donde miembros de un grupo criminal atacaron un retén militar con granadas y rifles de asalto, dejando cuatro soldados muertos y dos gravemente heridos. Un año después, en el estado vecino de Michoacán, otros cuatros soldados murieron durante una emboscada con armas semiautomáticas justo afuera de la ciudad de Ucácuaro .

El uso de este tipo de armas altamente peligrosas por organizaciones criminales en México se ha vuelto muy común en los últimos años. Y la mayoría de estas armas de fuego son traficadas ilegalmente desde Estados Unidos. De hecho, aproximadamente el 70 por ciento de las armas recuperadas en escenas de crímenes en México tienen origen en Estados Unidos, principalmente en los estados fronterizos de California, Nuevo México y Arizona.

El tráfico de armas de Estados Unidos hacia México ha sido reconocido como un problema urgente por ambos países. En el 2007, la Iniciativa Mérida " un acuerdo bilateral entre Estados Unidos y México para combatir el crimen organizado y la violencia " enfatizó “una responsabilidad compartida”, y  México se comprometió a combatir el crimen y la corrupción dentro de sus fronteras mientras que Estados Unidos acordó abordar el consumo doméstico de droga, el lavado de dinero y el tráfico de armas hacia México.

publicidad

Aunque este parecía ser un buen enfoque para abordar el tema de la violencia en ambos lados de la frontera, a medida que la Iniciativa Mérida evolucionó hacia “Beyond Merida” en el 2010, gran parte del presupuesto se destinó a su primer pilar, que incluía equipamiento y entrenamiento de las fuerzas militares de México. Otros pilares incluían el fortalecimiento de la normatividad jurídica (el imperio de la ley), la construcción de una frontera del siglo 21 y el desarrollo de comunidades resistentes. Pero ninguno de los dos gobiernos hizo el compromiso explícito de abordar el tráfico ilegal de armas en la frontera. Adicionalmente, otros factores, como la fallida “Operación Rápido y Furioso” en Estados Unidos y el cambio de discurso político de la administración de Peña Nieto de violencia hacia prevención, han disminuido la atención del problema del tráfico ilegal de armas en la frontera.

Sin embargo, las armas de fuego estadounidenses continúan alimentado la violencia en México. Según información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las muertes por armas de fuego crecieron significativamente en los últimos 10 años, pasando de 2,858 en 2004 a 8,709 en 2014. De hecho, reportes recientes demuestran que las armas ilegales recuperadas por las fuerzas de seguridad en México son suficientes para armar a todo el ejército y la policía federal de ese país. Además, un creciente número de organizaciones criminales en México usa rifles de asalto semiautomáticos para perpetuar el estado de violencia. Durante los primeros cuatro años del presidente Calderón, las fuerzas de seguridad incautaron más de 85,000 armas de fuego de organizaciones criminales, 50,000 de las cuales eran rifles de asalto AK-47 o AR-15.

publicidad

La administración del Presidente Barack Obama dio un paso importante para combatir el tráfico de armas hacia México con una herramienta de investigación crucial. En el 2011, se expidió una nueva regulación que obliga a los vendedores de armas autorizados en los cuatro estados fronterizos del sudoeste a reportar a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) cuando un individuo compra más de un rifle semiautomático en un periodo de cinco días. Esto fue una respuesta al aumento de uso de rifles de asalto por parte de los cárteles de la droga, quienes a menudo compran estas armas en volumen a vendedores en Estados Unidos. Un estudio basado en el seguimiento al tráfico de armas por un cartel específico encontró que durante un periodo de 15 meses el cartel compró 251 rifles de asalto de vendedores autorizados en Estados Unidos, y con la excepción de un arma todas fueron adquiridas como parte de una venta múltiple.

La regulación ha demostrado ser efectiva: durante los primeros ocho meses después de entrar en vigor la obligación de reportar este tipo de ventas, la ATF abrió 120 investigaciones de ventas múltiples de rifles de asalto y recomendó perseguir a más de 100 sujetos en 25 casos distintos.

A pesar del impacto positivo de esta regulación, la semana pasada la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó a favor de impedir que la ATF continúe implementándola. Es decir,  ya no se les requerirá a los vendedores de armas en los estados fronterizos reportar la venta de múltiples rifles de asalto que se lleven a cabo en un periodo corto. Este tipo de acción es parte de una campaña para prevenir que la ATF cumpla con su misión de proteger la seguridad pública, y los aliados de los cabilderos pro armas en el Congreso no han ofrecido una explicación razonable para justificarla. Ahora que el Senado retoma esta semana la legislación para financiar a la ATF, es importante que remuevan tanto esta provisión como otras más que impiden que la ATF cumpla con su trabajo.

publicidad

Además de mantener intacto este requisito, hay diversas medidas adicionales que el Congreso puede implementar para combatir el tráfico ilegal de armas a México. Particularmente,  es importante implementar la revisión de antecedentes en las transacciones de armas privadas que ocurren en convenciones de armas o por el internet. En general,  se deben de considerar otras ideas que mejoren la aplicación de la ley y las regulaciones de la industria armamentista, como la de incorporar a la ATF en el FBI para crear una agencia federal más fuerte y con la capacidad de cumplir este misión, tal y como lo recomendó un informe publicado recientemente por el Center for American Progress.

Comprometer la capacidad del gobierno de los Estados Unidos para responder al tráfico ilegal de armas hacia México tiene consecuencias en ambos lados de la frontera. El ATF y otras agencias federales deben de tener a su disposición todas las herramientas necesarias para asegurar que armas peligrosas, como las que son utilizadas para emboscar a militares mexicanos, no continúen fluyendo hacia México y sigan alimentando la violencia en ambos países.

*Analista Senior en el equipo de Armas y Crimen del  Center for American Progress

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
publicidad