publicidad
.

El peligro de las carnes rojas logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

El peligro de las carnes rojas

El peligro de las carnes rojas

La ciencia dice que mientras más carne roja se consume, más posibilidades hay de cáncer. En especial de colon. Aprende a cuidarte

El riesgo de cáncer, especialmente pulmonar y colorrectal, aumenta considerablemente entre la gente que consume carnes rojas o procesadas, señaló un estudio recientemente publicado por la revista PloS Medicine, en Estados Unidos. La investigación realizada por científicos del Instituto Nacional de Cáncer, indica que ese peligro también se manifiesta en el cáncer hepático o de esófago, y en cáncer de páncreas entre los hombres que consumen carnes rojas.Los científicos sacaron estas conclusiones en el análisis de los casos de 500,000 personas de entre 50 y 71 años que se sometieron a una dieta especial y vigilada. Después de ocho años, el estudio determinó 53,396 casos de cáncer."Se descubrieron riesgos estadísticamente elevados (de entre 20 y 60 por ciento) de cáncer de esófago, colorrectal, hepático y pulmonar en comparación con individuos con un menor consumo de carnes rojas", dijeron los científicos en el estudio.Aquellos con un 20 por ciento de mayor consumo de carne corrieron un 20 por ciento más de peligro de cáncer colorrectal y un 16 por ciento de cáncer pulmonar, agregó. Además, el consumo de carnes rojas fue vinculado a un riesgo elevado de cáncer de esófago y hepático, manifestó.Según los científicos, en general la carne contiene un alto nivel de grasas saturadas y de hierro, los cuales han sido relacionados con la carcinogénesis.

publicidad

En un estudio publicado por la revista británica "Cancer Research", la pasada primavera, se exponían las conclusiones a las que habían llegado los investigadores de Medical Research Council en Cambridge, Inglaterra. Esta investigación analizó la producción de sustancias estimuladas por el consumo de carnes rojas en el intestino. También el daño que éstas provocan en el ADN y si podrían producir cáncer. Los investigadores, autores del informe, aseguraban haber encontrado un mecanismo bioquímico que podría explicar la relación entre el cáncer de intestino y el consumo de carne roja. Para llegar a este descubrimiento, los expertos estudiaron las células del colon de varios voluntarios con dietas distintas y probaron si la ingestión de carne afectaba al ADN de las células. Cuando compararon las dietas basadas en carne roja con las vegetarianas encontraron que los niveles de ADN dañado aumentaban en el caso de las primeras. Según los científicos, los causantes de estos incrementos serían unas sustancias llamadas "N-nitrosocompuestos", que aparecen en el intestino grueso después de ingerir carne roja. Algunos de estos compuestos, indicaban los expertos, podrían combinarse con el ADN y lo desestabilizarían, provocando cáncer. El año pasado, el mismo equipo de científicos descubrió que la personas que comen más de dos porciones de carne roja al día tienen el triple de riesgo de desarrollar un tumor. Según el director ejecutivo del Medical Research Council, Colin Blakemore, "el cáncer de intestino grueso es el segundo tumor más común en los países occidentales y cerca de un millón de casos aparecen cada año en el mundo". Cada año se les diagnostica cáncer de intestino a cerca de 35,000 personas en el Reino Unido, mientras que 16,000 fallecen por esa enfermedad.

publicidad

Estas conclusiones eran apoyadas por un estudio llevado a cabo por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EU), según las cuales llevar una dieta alta en fruta y baja en carne disminuye el riesgo de contraer cáncer de colon. El artículo, que publicó la revista The Journal of Nutrition (El Diario de Nutrición), la pasada primavera mostraba que un alto consumo de carne puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon, el segundo más mortífero en EU detrás del de pulmón. Los investigadores distinguieron tres tipos de personas según su dieta: los acérrimos consumidores de fruta que casi no prueban la carne, los que combinan altas cantidades de frutas con un consumo moderado de carne y los que básicamente consumen sólo carne. El estudio reveló que los grandes y medianos consumidores de carne tienen un 70 por ciento más de posibilidades de contraer o desarrollar un pólipo cancerígeno que aquellos que siguen una dieta alta en fruta y baja en carne. La duda de los investigadores residía en la posibilidad de que a pesar de ingerir grandes cantidades de carne una persona pudiera contrarrestar el efecto negativo de este tipo de alimento con grandes cantidades de fruta. "Algunos estudios descubrieron un efecto protector de la fruta y las verduras, pero muchos otros sostienen que no hay relación entre el consumo de frutas y verduras y el riesgo de desarrollar tumores o pretumores de colon", decía el estudio. La dieta alta en carne es la típica de la población estadounidense, y por eso el estudio recomienda un mayor consumo de cereales integrales y de fruta y una reducción de los alimentos altos en azúcar y grasas. Para la realización del estudio los investigadores realizaron 725 encuestas con preguntas sobre hábitos de consumo de alimentos, tabaco y otros productos a personas que se han sometido a una colonoscopía. Las pruebas realizadas demostraron que 203 de estos encuestados tenían adenomas, que son pólipos que pueden llegar a convertirse en cáncer y que normalmente son sustraídos durante la colonoscopía. Según las estadísticas, 52,000 personas habrán muerto de cáncer de colon en EU durante 2007.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Un día después de la toma de posesión en la capital de Estados Unidos, una concentración de cientos de miles le robó protagonismo al nuevo presidente. No solo eso, los manifestantes buscaron -llenando las calles de Washington DC- trazar claros límites al máximo funcionario del país.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
publicidad