publicidad
El Papa Francisco saluda al Arzobispo de San Juan Roberto González Nieves.

El Papa Francisco regaña a los obispos de Puerto Rico

El Papa Francisco regaña a los obispos de Puerto Rico

Les pidió que no asuman posturas políticas y les pidió defender el matrimonio tradicional.

El Papa Francisco saluda al Arzobispo de San Juan Roberto González Nieves.
El Papa Francisco saluda al Arzobispo de San Juan Roberto González Nieves.

El papa Francisco pidió hoy a los obispos de Puerto Rico que no se identifiquen con tendencias políticas y que participen de forma "lúcida y serena" en los debates sociales, entre ellos la ampliación del concepto de matrimonio, una materia sobre la que pidió una especial defensa y protección.

"No gasten energías en divisiones y enfrentamientos, sino en construir y colaborar. Sepan tomar distancia de toda 'ideologización' o tendencia política que les puede hacer perder tiempo y el verdadero ardor por el Reino de Dios", dijo el papa a los obispos durante la visita de éstos al Vaticano.

Según el texto difundido por el Vaticano de su discurso a los obispos de la Conferencia Episcopal de Puerto Rico, que se encuentran en Roma, el papa les recordó que "la Iglesia, por razón de su misión, no está ligada a sistema político alguno".

Además, reclamó "una participación lúcida y serena en los debates públicos que atañen a la sociedad" de Puerto Rico, donde en su día "se fundó una de las tres primeras diócesis que se establecieron en el continente americano".

A ese respecto llamó la atención sobre "el valor y la belleza del matrimonio" y dijo que "la complementariedad del hombre y la mujer, vértice de la creación divina, está siendo cuestionada por la llamada ideología de género, en nombre de una sociedad más libre y más justa".

publicidad

"El sacramento del matrimonio es signo del amor de Dios por la humanidad y de la entrega de Cristo por su Esposa, la Iglesia. Cuiden este tesoro, uno de los más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños", dijo.

También les pidió que "cuiden la pastoral vocacional, de manera que haya un numero adecuado de vocaciones, y especialmente los seminarios, ofrezcan la debida formación a los candidatos", así como "la pastoral familiar", fundamental en su opinión ante los "graves problemas sociales" que aquejan a la sociedad puertorriqueña.

En este sentido citó "la difícil situación económica, la emigración, la violencia doméstica, la desocupación, el narcotráfico y la corrupción". Todas ellas son, dijo, "realidades que generan preocupación". 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad