publicidad

El Papa describe como 'genocidio' las masacres de armenios; Turquía retira embajador

El Papa describe como 'genocidio' las masacres de armenios; Turquía retira embajador

Turquía convocó al nuncio vaticano en Ankaray y retiró a su embajador ante el Vaticano tras las declaraciones.

El papa Francisco utilizó este domingo el término "genocidio" para describir las masacres de armenios iniciadas hace un siglo, en un gesto que podría tensar las relaciones diplomáticas con Turquía.

"En el siglo pasado, nuestra humanidad vivió tres grandes tragedias sin precedentes. La primera, considerada generalmente como 'el primer genocidio del siglo XX', golpeó vuestro pueblo armenio, primera nación cristiana, junto con los sirios católicos y ortodoxos, los asirios, los caldeos y los griegos", dijo el papa argentino en una misa en la basílica de San Pedro, citando una declaración común de 2001 firmada por Juan Pablo II y el patriarca armenio Karekin II.

publicidad

En respuesta, el ministro turco de Relaciones Exteriores Mevlut Cavusoglu consideró que la opinión del Papa sobre el genocidio armenio es "infundada" y está "alejada de la realidad".

"Las declaraciones del Papa, que están alejadas de la realidad histórica y legal, no pueden ser aceptadas", dijo Cavusoglu en Twitter. "Las autoridades religiosas no son la instancia para incitar al resentimiento y al odio con acusaciones infundadas", agregó.

Tras las declaraciones, Turquía convocó al representante del Vaticano en Ankara, el arzobispo Antonino Lucibello, para que explique por qué el Papa utilizó la palabra "genocidio" durante la misa en la Basílica de San Pedro para conmemorar el centenario de las matanzas.

Otro comunicado del ministerio de Exteriores, citado por medios turcos, también expresaba la decepción y la tristeza de Turquía por las declaraciones de Francisco y reprocha al papa haber "tomado partido", ignorando así el sufrimiento de los musulmanes y de otros grupos religiosos en el mismo periodo.

Las declaraciones del Papa "contradicen el mensaje de paz, reconciliación y de diálogo" pronunciado durante su visita a Turquía en noviembre, agregó el comunicado.

publicidad

¿El primer genocidio del siglo XX?

Muchos historiadores describen estas matanzas como el primer genocidio del siglo XX, aunque Turquía niega con firmeza que hubiera una planificación detrás de esos crímenes.

Jorge Bergoglio, con semblante serio, se dirigió a la asamblea para rememorar aquel "atroz y descabellado exterminio" que, parafraseando a san Juan Pablo II, calificó de "primer genocidio del siglo XX", seguido por los ejecutados por el nazismo y por el estalinismo.

Dijo que recordar a las personas que padecieron aquellos acontecimientos es "necesario e incluso obligatorio" porque "ahí donde no persiste la memoria significa que el mal mantiene aún la herida abierta".

Y defendió que "esconder o negar el mal es como dejar que una herida continúe sangrando sin sanarla".

Tras las tragedias de la centuria pasada, el papa opinó que "parece que la humanidad no consigue dejar de derramar sangre inocente, como si el entusiasmo surgido tras la Segunda Guerra Mundial estuviera desapareciendo y disolviéndose".

"Parece que la familia humana rechace aprender de sus propios errores causados por la ley del terror. Y así, aún hoy, hay quien trata de eliminar a sus semejantes con la ayuda del silencio cómplice de otros que permanecen como espectadores", lamentó.

El obispo de Roma pronunció estas palabras al abrir una misa en memoria de los armenios masacrados entre 1915 y 1917, en los últimos años del Imperio Otomano. La liturgia fue concelebrada con el patriarca armenio Nerses Bedros XIX Tarmouni, y en presencia del presidente de Armenia, Serzh Sargsyan.

publicidad

Juan Pablo II ya empleó el término en la declaración común, y el propio Francisco lo hizo varias veces antes de ser nombrado papa en 2013. Sin embargo, es la primera vez que un jefe de la Iglesia católica lo emplea en público.

El riesgo que corre ahora el pontífice es irritar a Turquía, un importante aliado en la lucha contra un islamismo radical que está siendo devastador para las comunidades cristianas de Oriente Medio.

Los armenios estiman que 1.5 millones de los suyos murieron entre 1915 y 1917, y que se trató de un genocidio.

Pero Turquía insiste en que no hubo ningún plan de exterminio de la población armenia.

Según su versión, se trató de una guerra civil en la que murieron entre 300,000 y 500,000 armenios y otros tantos turcos, cuando los primeros se levantaron contra sus gobernantes otomanos y apoyaron a las tropas rusas invasoras, en plena I Guerra Mundial.

El reconocimiento del genocidio armenio en el mundo

El genocidio armenio, al que el papa Francisco se refirió públicamente el domingo, la primera vez que lo hace un pontífice, está reconocido por una veintena de países, incluidos Argentina, Uruguay, Francia, Suiza, Rusia y el Parlamento Europeo.

Uruguay fue el primer país del mundo que reconoció el genocidio armenio, en 1965. Le seguirían entre otros los parlamentos de Rusia (1994), Holanda (1994), Grecia (1996), Francia (2001), Italia (2001), Suiza (2003), Canadá (2004), Argentina (2005), Suecia (2010) o Bolivia (2014).

publicidad

Varios países sancionan incluso su negación, como Suiza y Eslovaquia.

Sin embargo, en diciembre de 2013, en un fallo revisado actualmente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) consideró que procesar y condenar a alguien por negar el genocidio armenio constituía un atentado contra la libertad de expresión.

Las masacres y deportaciones de armenios entre 1915 y 1917 dejaron más de 1.5 millones de muertos, según Armenia.

En abril de 2014, Recep Tayyip Erdogan, entonces primer ministro turco, presentó las condolencias de su país "a los nietos de los armenios asesinados en 1915".

En enero de 2015, Erdogan, ahora presidente, declaró que Turquía estaba "lista para pagar el precio" si era reconocida culpable por historiadores independientes.

El 24 de abril de 1915, miles de armenios sospechosos de albergar sentimientos nacionales hostiles al gobierno otomano fueron detenidos. El 26 de mayo, una ley autorizó las deportaciones "por razones de seguridad interior".

La población armenia de Anatolia y de Cilicia se vio forzada al exilio hacia los desiertos de Mesopotamia. Un gran número de armenios fueron abatidos en el camino o en campamentos, y muchos otros murieron de hambre, sed y agotamiento.

El Imperio Otomano fue desmantelado en 1920, dos años después de que se creara un Estado independiente armenio, en mayo de 1918, luego absorbido por la Unión Soviética. El Estado turco moderno fue fundado en 1923 por Mustafa Kemal Atatürk.

publicidad

Actualmente, unos 3.2 millones de armenios viven en Armenia, y la diáspora se calcula en más de 8 millones de personas, residentes en Estados Unidos, Oriente Medio, Francia, Canadá y América Latina sobre todo.

Argentina alberga la mayor comunidad armenia de América Latina, con unos 100,000 miembros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad