publicidad

El Papa abogó por los derechos humanos

El Papa abogó por los derechos humanos

El Papa Benedicto XVI habló ante las 192 naciones miembros de las Naciones Unidas y pidió apoyo para enfrentar los problemas del mundo.

Después de arribar desde Washington en un vuelo temprano el viernes por la mañana, el Sumo Pontífice fue recibido por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y tras hablar con éste durante unos 30 minutos, se dirigió a pronunciar su discurso a la Asamblea General.En su intervención ante el pleno de Naciones Unidas, con presencia de sus 192 países miembros, el Papa afirmó que ese organismo internacional tiene el "deber" de intervenir para proteger a la población ante crisis humanitarias o violaciones de derechos, cuando sus Estados no lo hacen.Benedicto XVI recordó que "el deber primario" de todo Estado es el "de proteger a la propia población" de cualquier tipo de violaciones de derechos humanos o crisis humanitarias."Si los Estados no son capaces de garantizar esta protección", la comunidad internacional "debe intervenir con los medios jurídicos previstos por la Carta de las Naciones Unidas y otros instrumentos internacionales", aseguró el máximo prelado de la Iglesia Católica.El Papa añadió que los problemas del mundo requieren un consenso multilateral que excluya "la subordinación a las decisiones de unos pocos"."Experimentamos la manifiesta paradoja de un consenso multilateral que sigue padeciendo una crisis a causa de su subordinación a las decisiones de unos pocos", dijo el Sumo Pontífice ante la Asamblea general de la ONU.Según Benedicto XVI, "los problemas del mundo exigen intervenciones conjuntas por parte de la comunidad internacional"."Las cuestiones de seguridad, los objetivos de desarrollo, las reducciones de las desigualdades locales y globales, la protección del entorno, de los recursos y del clima, requieren que todos los responsables internacionales actúen conjuntamente", agregó el Papa.Su discurso en la ONU le permitió hablar de Irak y el conflicto israelí-palestino, temas que evitó en su estada en la Casa Blanca en la que se reunió con el presidente estadounidense George W. Bush, el arquitecto de la guerra en Irak que lleva ya más de cinco años.Benedicto XVI es el tercer papa que visita la sede de la ONU en Nueva York, tras sus predecesores Pablo VI y Juan Pablo II.Mientras el Papa hablaba, cientos de personas se reunieron en la plazoleta frente al edificio de la ONU, algunos con carteles que le daban la bienvenida en su idioma natal alemán "Wilkomen Pope Benedict XVI".El foro mundial contrastó con la intimidad de la reunión del jueves en la que oró junto a víctimas de abuso sexual infantil perpetrado por sacerdotes.La gira papal en Nueva York también incluirá una visita a la Zona Cero, escenario de los ataques terroristas del 2001. También oficiará una misa en el estadio de los Yankees, visitará una sinagoga y se reunirá con líderes de otras denominaciones cristianas.

publicidad

El papa Benedicto XVI visitó la sinagoga Park East de Nueva York en vísperas del Pesaj, la pascua judía celebrada este fin de semana, gesto calificado de "simbólicamente muy importante" por dirigentes de esa colectividad."¡Shalom! He venido aquí con gran alegría, pocas horas antes del comienzo de la celebración de vuestro Pesaj, para expresar mi respeto y estima a la comunidad judía de Nueva York", dijo el Papa. "Siempre recordaré este momento", agregó.El pontífice fue recibido en la sinagoga de Park East en el barrio residencial del Upper East Side por el rabino Arthur Schneir, un sobreviviente del Holocausto que milita a favor del acercamiento entre religiones.Iniciativa del rabinoEl rabino Schneir tomó la iniciativa de invitar al obispo de Roma a la sinagoga, una etapa de la visita papal que inicialmente no estaba prevista este viernes, día en que Benedicto XVI habló sobre derechos humanos en la ONU. Schneir dijo en el templo que la visita del papa "es una ocasión histórica que será recordada para siempre". "Vuestra presencia aquí nos da esperanza para el camino que todavía debemos recorrer juntos", agregó.La visita de media hora se desarrolló en un clima por momentos emotivo y por otros distendido, dando incluso lugar a algunas bromas y risas.Regalos para el PapaEl sumo pontífice recibió dos regalos vinculados a la tradición de la pascua judía: un plato labrado -llamado 'keará'-, parte del ritual de la cena pascual ('seder'), y un paquete de 'matzá' (pan ácimo). "Lo voy a comer mañana por la noche", dijo Benedicto XVI a dos niños judíos.El presidente de la organización judía Liga Anti-Difamación, Abraham Foxman, dijo a la AFP que "el hecho que el Papa se haya reunido varias veces con los judíos durante su viaje a Estados Unidos, incluyendo una vez en una sinagoga, es muy importante simbólicamente".El Papa ya había recibido en Washington a una delegación judía integrada entre otros por rabinos de "todas las tendencias", precisó Foxman."Deseo (...) reiterar el compromiso de la iglesia con el diálogo que condujo en 40 años a un cambio fundamental y a mejorar nuestras relaciones", dijo el Papa el jueves pasado en la capital norteamericana."Es la tercera vez en la historia del Vaticano que un Papa visita una sinagoga", destacó Abraham Foxman, al recordar que Juan Pablo II fue a un templo hebreo en Roma y que Benedicto XVI lo hizo en Colonia (Alemania).Controversia por oraciónEl rabino Schneir dijo la semana pasada a la AFP que la controversia sobre la oración que llama a la conversión de los judíos incluida en la misa en latín rehabilitada recientemente por el Papa para las iglesias tradicionalistas "no tenía razón de ser"."El secretario de Estado del Vaticano afirmó claramente que no había cambios en la actitud hacia el pueblo judío", dijo Schneir, estimando "absolutamente infundadas" las sospechas de antisemitismo."No estamos completamente satisfechos, se necesitan otros pasos. El Papa tiene que decir que la Iglesia Católica no quiere la conversión de los judíos", dijo por su parte Abraham Foxman.

publicidad

Lo que resta por verse es si Benedicto XVI seguirá hablando sobre la

crisis del abuso sexual. Se supone de todos modos que desarrollará el

tema el sábado cuando rece la misa para sacerdotes, diáconos y miembros

de órdenes religiosas en la catedral de San Patricio en Manhattan.El

jueves, Benedicto XVI se reunió en privado con víctimas de abusos sexuales,

entre una misa en Nationals Park y una reunión con educadores

cristianos.El religioso Federico Lombardi, vocero papal, dijo

que el Papa y el cardenal de Boston Sean O'Malley se reunieron con

cinco o seis víctimas de abuso sexual durante unos 25 minutos a quienes

les ofreció estímulos y esperanza.El grupo de la arquidiócesis

de O'Malley estaba integrado por adultos, hombres y mujeres, que fueron

abusados cuando eran menores. Cada uno de ellos habló en privado con el

Papa y después todos oraron juntos.Una de las víctimas, Bernie McDaid, dijo a la Associated Press

que estrechó la mano del Papa, le dijo que fue monaguillo y que había

sido objeto de abuso por un sacerdote en la sacristía de su parroquia.

publicidad

El abuso, le dijo al Papa, no solamente fue sexual sino espiritual."Le

dije 'Santo Padre, necesita saber que usted tiene un cáncer en su grey

y espero que haga algo para este problema; tiene que solucionarlo'",

dijo McDaid. "El bajó su mirada y después me miró como diciendo 'Sé lo

que quieres decir'. Su respuesta fue emotiva. Nos miramos cara a cara".Los pasos de Benedicto XVI en videoEn

su segundo día en la Gran Manzana realizará una misa en la Catedral de

San Patricio para sacerdotes, diáconos y miembros de órdenes

religiosas. Posteriormente, se reunirá con seminaristas y jóvenes con

discapacidades.Su visita concluirá con una visita a la Zona Cero

y una misa masiva en el Estadio de los Yankees en el Bronx, y horas

después regresará al Vaticano.La visita del Pontífice a Nueva York es esperada por miles de personas y por un enorme dispositivo de seguridad

desplegado por aire, tierra y aire para proteger a Benedicto XVI de

cualquier amenaza, como la anunciada días atrás por el terrorista Osama

ben Laden.Durante los días de su visita algunas calles serán cerradas, mientras que residentes y turistas podrían ser requisados por las autoridades.En

su tercer día de visita a Washington el líder de 1,100 millones de

publicidad

católicos en el mundo habló con lágrimas acerca de la situación de los sacerdotes pederastas que ha atravesado la iglesia y oró por las víctimas y sus familias.Antes de su llegada a la Gran Manzana varias manifestaciones

fueron realizadas frente a las Naciones Unidas por parte de grupos de

personas víctimas de estos sacerdotes y de grupos defensores de parejas

del mismo sexo.Algunos de estos grupos tienen planeadas manifestaciones durante su visita a Nueva York.

El Papa Benedicto XVI en su primera visita a las Naciones Unidas dio un discurso en el cual pidió respeto a los derechos humanos.El Pontífice aprovechó para promover la paz, así como para acelerar el diálogo entre personas de diversos orígenes, culturas y religiones, había señalado el nuncio apostólico ante la ONU, Celestino Migliore."El se va a manifestar contra la violencia, las guerras, terrorismo, contra todo lo que implique algo lascivo a la dignidad de la persona", dijo a Univision.com, Jorge Covarrubias, periodista y miembro de la Academia Norteamericana de la Academia Española, quien ha dado cobertura a 12 visitas del Papa a Latinoamérica."La resolución de ciertos problemas internacionales exige el trabajo con las Naciones Unidas que por su naturaleza es capaz de promover el diálogo sincero y el entendimiento, así como estrategias capaces de responder a los numerosos retos de este mundo complejo y en rápido cambió", agregó el experto.Reunión con Ban Ki-moonEn la ONU, el Papa habló por espacio de media hora en privado con con el secretario general de ese organismo, el surcoreano Ban Ki-moon.El responsable de Naciones Unidas y el jefe de la Iglesia Católica son "dos autoridades morales en el mundo que hablan de paz y comparten muchos objetivos", señaló Migliore durante una conferencia de prensa."Del secretario general de la ONU se podría decir que es un papa secular", dijo el diplomático, que representa a la Santa Sede ante Naciones Unidas con el estatuto de observador.Invitación de la ONUEl Vaticano ha querido destacar que el viaje del Papa, además de ser una respuesta a la invitación de la ONU, es también un viaje pastoral y se enmarca en las celebraciones del bicentenario de la fundación de cuatro diócesis estadounidenses: Boston, Louisville, Filadelfia y Nueva York, así como de Baltimore como la primera Archidiócesis de Estados Unidos.Joseph Ratzinger se dirigirá al pleno de la Asamblea General y se reunirá con el presidente de turno de ese órgano, el macedonio Srgjan Kerim, además de escuchar a un coro infantil y pasar por la sala de meditación de la institución multilateral.Esta será la cuarta visita de un pontífice a Naciones Unidas, después de la de Pablo VI en 1967 y las de Juan Pablo II en 1979 y 1995.El nuncio vaticano agregó que "el Papa siempre ha apoyado a la ONU. Necesitamos a Naciones Unidas" y Benedicto XVI "ha querido subrayar ese apoyo especial".

publicidad

Algunos exponentes del judaísmo expresaron satisfacción por la aclaración, entre ellos está Jack Bemporad, que estará presente en la acogida a Benedicto XVI en la sinagoga de Park East.Otros, como el rabino de Roma, Riccardo Di Segni, consideraron que el comunicado del Vaticano es "muy bonito", pero lo que esperan oír es que la Iglesia no reza por la conversión de los judíos.Esta es la novena visita de un papa a este país.Otras religionesMás tarde sostendrá una reunión con líderes de otras religiones. "Hay un movimiento interreligioso muy grande en la iglesia católica desde el Concilio Vaticano II del 62 al 65", explica Covarrubias.Los protestantes han sido siempre la religión mayoritaria en Estados Unidos, representando un 51.3 por ciento de la población, pero la rama evangélica del protestantismo (baptistas, pentecostales o adventistas) ha alcanzado el 26.3 por ciento, superando así a los católicos, según un informe publicado recientemente por el Pew Forum of Religion and Public Life.Estados Unidos cuenta con 70 millones de católicos, un cuarto de su población.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad