publicidad

El Padre Alberto

El Padre Alberto

Pedirles a los hombres que no participen en la re-creación y recreación natural con las mujeres es algo contra natura.

Pedirles a los hombres que no participen en la re-creación y recreación

natural con las mujeres es similar a pedirles que no se cobijen del sol

bajo la sombra o que no se abriguen cuando tienen frío, es algo contra

natura.

Es curioso notar que el celibato en la Iglesia Católica Romana es algo

diferente a la castidad. Un cura que falte a la castidad al confesarse

regresa al estado de gracia y puede seguir adelante en su carrera. Pero

sálvelo Dios si se enamora y quiere formar un hogar. En ese caso tiene

que largarse del sacerdocio.

Se dice que la Iglesia adoptó el celibato en el siglo XIX con tal de

que los curas no dejaran herencia. Los bastardos no tenían derecho a

herencia. Pero si la Iglesia hace que el celibato sea opcional, los

curas casados tendrán 17 hijos cada uno con tal de ser fieles al método

del ritmo. Que el ritmo no funciona lo pueden atestiguar miles de hijos

accidentales. Se puede formar tremenda conga con este ritmo.

Todavía más curioso, o inverosímil, es que la Iglesia Católica Romana

admite al sacerdocio a hombres casados en el Rito Oriental, así como a

publicidad

viudos y a conversos casados de otras religiones. Ah, y si usted estuvo

casado por lo civil, o por otra iglesia, entonces usted no está casado,

incluso si lo ha estado por 30 años y ha tenido 15 hijos con su esposa.

En vista de que el Padre Alberto ama a Ruama, si ella no se ha casado

por la iglesia entonces se podrá casar con el Padre Alberto, pero de lo

contrario, Alberto ni siquiera se podrá casar por la iglesia.

El Padre Alberto probablemente termine en la Iglesia Católica

Anglicana, conocida en EE.UU. como la Iglesia Episcopal. El Arzobispo

de Canterbury es el obispo que encabeza esta confesión, pero la Reina

Isabel, como "guardiana de la fe" es la cabeza titular de esta iglesia.

¿Podrá servir Alberto a su reina Ruama y a su Reina Isabel?

Esta iglesia admite curas romanos, curas hombres, curas hembras y curas

homosexuales. Es un milagro que más curas no se hayan ido para esta

iglesia. Pero el Padre Alberto no va camino a un remanso de paz pues la

Iglesia Episcopal está en medio de una gran controversia entre

publicidad

liberales y conservadores por la ordenación de mujeres y de

homosexuales. Hay congregaciones, sobre todo en África, que ya no están

en comunión con el Arzobispo de Canterbury. ¿En cuál de los bandos se

insertará Alberto? ¿Será pastor de una congregación liberal o

conservadora?

¿Y será el Padre Alberto un buen padre de familia? Ya el Padre Alberto

no tendrá que defender el celibato contra natura, pero ¿usará

anticonceptivos contra natura en su matrimonio? Alberto dice que va a

tomarse su tiempo antes de casarse. ¿Evitará entonces el sexo

pre-marital? Y si demora su casamiento, el reloj biológico de Ruama

seguirá marchando adelante, y un día, cuando vayan a tener un hijo,

¿qué harán si un examen médico les avisa de un posible problema con el

bebé? ¿Considerarán un aborto? Padre Alberto, ¡bienvenido al Planeta

Tierra!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad