publicidad
El mexicano Guillermo Castañeda. 

El mexicano que consiguió golpear el bolsillo de Trump

El mexicano que consiguió golpear el bolsillo de Trump

Un consultor de 39 años, residente de El Paso, es el autor de la petición en Change.org que aumentó la presión sobre NBC para romper lazos con el empresario

El mexicano Guillermo Castañeda. 
El mexicano Guillermo Castañeda. 

Por J. Gonzalo @jangelgonzalo

publicidad

Es la historia de David contra Goliat o de cómo uno de los hombres más ricos de Estados Unidos nunca imaginó que un anónimo ciudadano mexicano podría darle donde más le puede doler a un empresario: en sus negocios.

Todo comenzó el día que el magnate decidió poner definitivamente un pie en la política y anunciar su candidatura para representar en la boleta de 2016 al Partido Republicano. Trump, que siempre se ha caracterizado por su discurso fácil, no defraudó. Las calificaciones que dirigió a los inmigrantes no pasaron desapercibidas para Guillermo Castañeda.

Donald Trump: "México nos envía droga, crimen y violadores" Univision

“Me molestó mucho lo que dijo el señor Donald Trump en contra de los hispanos, de que somos violadores, de que utilizamos drogas, de que somos criminales”, reconoce Guillermo en una entrevista telefónica con Univision Noticias.

Este mexicano de 39 años, nacido en la capital, lleva ya 26 años en Estados Unidos. Tiene dos títulos universitarios y un máster. Hoy vive en El Paso (Texas) donde, como consultor, se gana la vida de manera digna. Las palabras que oyó le dolieron y decidió actuar “porque nos atacó a todos”. No era la primera vez que Guillermo escuchaba a Donald Trump este tipo comentarios pero “pero nunca en un foro tan importante como era su candidatura a la presidencia”.

  Lea también: NBC, Televisa y Slim termina relación comercial con Donald Trump

publicidad

Por eso decidió actuar: “Viendo lo que hizo Univision [ canceló sus lazos con Donald Trump], se me hizo muy mal que NBC lo único que dijera es que no estaban de acuerdo con sus comentarios”. Y por eso se lanzó a internet, creó una petición en la página change.org "donde la gente puede solicitar el apoyo de otras personas para una determinada causa- y al poco tiempo ya había conseguido cerca de 200,000 adhesiones.

En dicha misiva explicaba que él “como otros muchos otros” es un inmigrante que tiene “antepasados inmigrantes que dieron su corazón y su alma por este país”. Pero dejaba claro que en la sociedad estadounidense hay hispanos en todos los campos laborales y señalaba que no es “un violador, nunca me he drogado, y lo peor que he hecho en mi vida es ir de vez en cuando rápido en la autopista”. Además, se preguntaba por qué los latinos son tratados “como ciudadanos de segunda clase”.

“No, la verdad nunca pensé que tendría el apoyo que tuvo”, confiesa sorprendido. “Si mucho, pensé que nada más serían 50 o 100 personas. Si mucho”. Se equivocó. El 29 de junio, la empresa sacaba un comunicado donde daba por terminados sus vínculos con Trump y cancelaba la emisión de Miss USA y Miss Universo.

El poder de los latinos

Después del alcance y las repercusiones que ha tenido su iniciativa, este mexicano tiene claro que “estamos teniendo una nueva voz como hispanos. Estamos haciendo mucho ruido, y eso antes no lo estábamos haciendo”. Pero advierte que “lo que estamos escuchando ahora es solo un susurro. Poco a poco habrá más, cada día y escucharán nuestra voz. Esto no es un sistema violento. Es muy pacífico y lo estamos haciendo muy respetuosamente. No estamos luchando contra nadie. Solo queremos estar incluidos”.

publicidad

Lea: Donald Trump demanda a Univision por $500 millones

Pero pese al eco que han tenido sus palabras, este mexicano tiene dos grandes quejas. La primera: ningún candidato  de los declarados a la presidencia, ni demócrata ni republicano, se ha manifestado con suficiente fuerza contra el discurso racista de Donald Trump.

La segunda: faltan muchas celebridades por salir a repudiar la oratoria del empresario. Y señala directamente a una de las mujeres más poderosas del país. “Oprah Winfrey, a quien Trump dijo que querría como vicepresidenta” en caso de que ganara.

El escenario de su victoria parecía remoto hace apenas unos días. Su nombre no aparecía entre los favoritos de los votantes conservadores. Hasta que explotó la polémica. Según una última encuesta de CNN, ahora se sitúa en segundo lugar, tan solo por detrás de Jeb Bush, tras experimentar un espectacular crecimiento de nueve puntos, hasta situarse en el 12%.

¿Tiene Guillermo Castañeda parte de responsabilidad de esa popularidad? “Cualquier persona que salga en las noticias va a tener un poquito de importancia "se justifica- pero después eso se va a acabar. Ahorita es la novedad y él no es la mayoría de los EEUU”.

Igualmente, no se olvida de recalcar un hecho: “Sin el voto hispano nadie puede ser presidente. Y él no lo va a tener”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad