publicidad

El gobernador de Texas, Rick Perry, rechazo 555 millones de dolares del paquete de estimul

El gobernador de Texas, Rick Perry, rechazo 555 millones de dolares del paquete de estimul

El gobernador de Texas, Rick Perry, rechazó 555 millones de dólares del estímulo federal que ampliaría la ayuda por desempleo en su estado.

El gobernador de Texas, Rick Perry, rechazo 555 millones de dolares del...

No quiere agregar impuestos a empleadores

HOUSTON, Texas - El gobernador de Texas, Rick Perry, rechazó 555 millones de dólares del paquete de estímulo federal que ampliaría la ayuda por desempleo en su estado, alegando que el dinero obligaría al estado a prolongar esa extensión de prestaciones después que el dinero se haya terminado.

Perry, que ha criticado abiertamente la ley de estímulo de 787.000 millones de dólares propuesta por el presidente Barack Obama, aceptó sin embargo los 17.000 millones de dólares destinados para Texas en el plan.

El gobernador afirmó que los requisitos adjuntos al dinero de estímulo federal requerirían un cambio en la definición de desempleo en el estado, ampliando la cobertura a más gente y colocarían un mayor peso tributario estatal en los empleadores.

publicidad

"Durante estos tiempos difíciles, los empleadores de Texas se esfuerzan más que nunca para poner productos en el mercado, pagar sueldos y crear empleos", destacó Perry en una conferencia de prensa. "Lo último que necesitan es que el gobierno les agregue más peso con impuestos más altos y mayores obligaciones", señaló.

Perry afirmó que esa expansión iría en contra del objetivo del paquete de crear empleos, al llevar a las empresas a limitar las contrataciones y a aumentar los precios.

A fin de recibir todo el dinero de estímulo disponible, los legisladores necesitarán adaptar el período usado para determinar si la gente reúne los requisitos para recibir beneficios.

Asimismo se le ha pedido a Texas que amplíe los requisitos para incluir a miles de trabajadores de bajos salarios. Los legisladores han manifestado que el cambio podría ayuda a los trabajadores a medio tiempo, como madres solteras, universitarios y jubilados.

La decisión de Perry fue tomada pese a la advertencia de Tom Pauken, de la Comisión Laboral de Texas, quien dijo que el fondo de compensación de desempleo estatal podría operar con un déficit a partir de octubre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad