publicidad

El fuego regreso a California

El fuego regreso a California

Un nuevo incendio arrasó cerca de 2 mil hectáreas en California y más de 14 mil personas fueron eavcuadas.

El duro regreso a casa

MALIBU, California - Los habitantes comenzaron a regresar el domingo para ver si sus viviendas habían logrado sobrevivir a un incendio forestal que destruyó miles de hectáreas de bosques montañosos y al menos 53 casas en esta comunidad costera de personas adineradas.

Varios hogares ubicados a lo largo de una carretera cerca de donde comenzó el incendio el sábado fueron reducidos a escombros ennegrecidos, mientras que otros quedaron virtualmente intactos.

"Realmente no hay razón para ello (los incendios), no tiene sentido", indicó Frank Churchill, quien regresó a su casa junto a su esposa y sus cuatro hijos para descubrir que ésta casi no sufrió daños, mientras que otros tres hogares vecinos fueron destruidos.

En total, el incendio del sábado destruyó 53 casas y 27 edificios, informó el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger. Otras 34 viviendas sufrieron daños y cerca de 14 mil personas (incluyendo numerosas celebridades de Hollywood) se vieron obligadas a evacuar por el incendio azuzado por vientos cálidos y secos en la región de Santa Ana.

Durante todo el domingo, los bomberos estaban cerca de festejar la victoria en su batalla contra el incendio ya que el clima cooperó a su favor. Una brisa fría del Océano Pacífico mantuvo bajas las temperaturas y los niveles de humedad altos.

"El clima es perfecto para nosotros", señaló el capitán del Departamento de Bomberos del Condado de Los Angeles, Glen Goulet. "La perspectiva es positiva... Los vientos se han calmado y tenemos muchos recursos a mano, lo que permite que progresemos firmemente".

publicidad

Incluso los incendios controlados, encendidos la noche del domingo para destruir las plantas restantes, ardían sin gran intensidad.

Los fuegos comenzaron temprano el sábado alimentados por los poderosos vientos de Santa Ana, que soplan en cada temporada, los que rápidamente esparcieron el incendio quemando unas 1,900 hectáreas (4,720 acres) de bosques en zonas montañosas, y de yesca seca de los parques.

El incendio había sido contenido en alrededor del 70 por ciento y se espera que quede totalmente controlado el lunes, informó Ron Haralson, inspector de incendios del Condado de Los Angeles.

Los investigadores determinaron que el fuego, que comenzó junto a un camino de tierra cercano a una carretera pavimentada, fue provocado por seres humanos, pero no se ha determinado si fue de manera intencional, señaló el inspector Rick Domínguez.

"No se ha encontrado una fuente natural de ignición así que por ende tuvo que tener un inicio humano", dijo el jefe bomberil Michael Freeman a periodistas.

El incendio en cifras

Este enclave costero se ha estado recuperando de los incendios forestales del mes pasado. Un incendio destruyó 1,800 hectáreas (4,500 acres) en el área de Canyon Fire, afectando seis viviendas, dos negocios y una iglesia.

Cientos de bomberos y equipos procedentes de todo el estado fueron destacados en el sur de California durante la mayor parte de la semana, debido a los pronósticos de vientos, los cuales llegaron el viernes en la noche.

publicidad

Un grupo de 15 helicópteros y 15 aviones, entre ellos un DC-10 que lanza retardante de fuego, atacaron el sábado el incendio desde el aire mientras que 1,700 bomberos lo hacían en tierra. Al menos siete bomberos sufrieron lesiones menores mientras combatían el fuego.

Malibú, a 30 kilómetros de Los Angeles, es el lugar donde viven varias celebridades como Sting, Jennifer Aniston, Mel Gibson, Robert Redford, Barbara Streisand, Cher y Richard Gere, entre otros.

Los medios locales informaron que los actores Matthew McConaughey y Minnie Driver estaban entre aquellos residentes evacuados por la fuerza, mientras que la casa del guitarrista de los Red Hot Chili Pepperes, Flea, quedó totalmente destruida.

El gobernador Schwarzenegger reactivó el estado de emergencia declarado el mes pasado en respuesta a los incendios de los condados de Los Angeles, Ventura y San Diego.

"Perdimos 53 viviendas, según el último informe que tengo, lo que es muy triste", expresó Schwarzenegger, al agregar que "queremos que esas personas se recuperen lo más rápido posible".

El incendio de Malibú ha puesto fin de manera trágica al puente del día de Acción de Gracias y abrió las heridas de cientos de miles de californianos que aún se están recuperando de la pesadilla que vivieron en octubre.

El devastador incendio del mes pasado dejó un saldo de 12 muertos, 2 mil casas reducidas a cenizas, 640 mil personas evacuadas y pérdidas por más de mil millones de dólares.

publicidad

En Malibú, el incendio no se extinguió hasta 11 días después de originarse. Las llamas arrasaron unas 1,800 hectáreas y dañaron o quemaron 22 edificios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad