publicidad

El Dream Act agoniza en el Senado de EU

El Dream Act agoniza en el Senado de EU

Los demócratas del Senado retrasaron la votación final del Dream Act para evitar el enfrentamiento con los republicanos y ganar tiempo en una batalla que tiene en vilo a cientos de miles de jóvenes indocumentados.

En arriesgada maniobra trata de abrir paso a la versión de la Cámara de Representantes

Los demócratas del Senado retrasaron el jueves la votación final del Dream Act para evitar el enfrentamiento con los republicanos y ganar tiempo en una batalla que tiene en vilo a cientos de miles de jóvenes indocumentados que ingresaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años de edad.

El paso dado por el líder del Senado, Harry Reid (Nevada), confirmó que los demócratas no cuentan con los 60 votos necesarios opara probar el proyecto y deja prácticamente muerto el proyecto para lo que queda del año.

La mayoría de senadores decidió el jueves dejar de lado su versión del plan y optaron ahora por tratar de abrir un espacio en la agenda a la versión de ley aprobada el miércoles en la noche por la Cámara de Representantes, una maniobra que extiende la esperanza de un proyecto de ley que data desde 2001 y que, además del respaldo de decenas de organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, cuenta con el respaldo de universidades, religiosos, abogados y la Casa Blanca.

En la víspera, por 216 votos a favor y 198 en contra (38 legisladores demócratas votaron en contra y 8 republicanos favorecieron el plan), la Cámara de Representantes aprobó el Dream Act, el primer paso de una batalla que se inició en 2001 y que ha sufrido al menos 12 derrotas por falta de apoyo bipartidista. 

publicidad

El Senado votará el Dream Act una vez trate una ley sobre recortes fiscales. Los republicanos, sin embargo, han advertido que no apoyarán la iniciativa.

A paso acelerado

La votación del DReam Act, forzada desde el lunes por el líder demócrata Harry Reid (Nevada) por medio de una moción conocida como “cloture”, fue la culminación de varias semanas de fuertes campañas a favor del Dream Act encabezadas por decenas de organizaciones nacionales que luchan por los derechos de los inmigrantes, estudiantes sin papeles, gremios de educadores y público en general que apoya el proyecto.

En los últimos días los legisladores recibieron miles de cartas, mensajes de texto, e-mails y llamadas telefónicas pidiéndoles que apoyen el Dream Act.

Escribe hoy a tu congresista para expresar tu opinion sobre el Dream Act.

También puedes llamar al 1.866.587.3023 para apoyar la ley que beneficiaría a miles de estudiantes inmigrantes.

Presión en aumento

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal organización hispana de Estados Unidos, celebró la aprobación parcial del proyecto de ley y dijo que la Cámara de Representantes había hecho lo correcto.

Poco antes, la organización precisó que el Dream Act “proveerá a niños y jóvenes indocumentados que se han criado en este país la oportunidad de lograr estatus legal condicional y, al final, poder ganarse la posibilidad de pedir ciudadanía si asisten al colegio o sirven en las fuerzas armadas”.

publicidad

Para los latinos, el segmento electoral de mayor crecimiento en Estados Unidos, el voto del Dream Act en el Senado define el futuro de miles de jóvenes, dijo Janet Murguía, presidenta de La Raza. “El Congreso pasó este voto para proteger los futuros de niños inocentes y resguardar el futuro de nuestro país”, apuntó.

Lo tendrán en cuenta

La Raza ha señalado en varias ocasiones que la mayoría de los hispanos en Estados Unidos son ciudadanos estadounidenses “y estamos muy bien enterados de los efectos devastadores de la inacción del congreso sobre una reforma migratoria”.

“Estados Unidos no se puede darse el lujo de perder otra generación de jóvenes que podrían contribuir a su prosperidad económica y social”, subrayó.

 Para Jorge Mario Cabrera, director de Comunicaciones de la Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA), si fracasa la votación final del Dream Act sería “un error de grandes proporciones” y advirtió que “las organizaciones que defendemos los derechos de los inmigrantes vamos a revisar cada uno de los votos de ese día y los vamos a recordar en los comicios presidenciales del primer martes de noviembre de 2012”.

El dirigente agregó que en caso de una respuesta negativa del Senado, “miles de jóvenes sobresalientes, con excelentes calificaciones en sus estudios, verdaderos ejemplos para la nación, deberán regresar a las sombras, a esconderse, a vivir como ciudadanos de segunda categoría porque nuevamente el legislativo les cierra la oportunidad de legalizar sus permanencias”.

publicidad

El Mexican American Legal Defense and Education Fund (MALDEF) precisó que el Dream Act lleva 10 años sometido a debate en el Congreso sin que a la fecha ambos partidos hayan logrado un acuerdo firme para aprobar una iniciativa que no sólo favorecerá a los jóvenes indocumentados, sino a Estados Unidos en general.

La entidad agregó que la versión del Dream Act aprobada anoche por la Cámara de Representantes beneficia a unos 825,000 jóvenes inmigrantes que entraron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años de edad, tienen en la actualidad menos de 30 años y tienen una permanencia consecutiva de cinco años al momento de pedir el beneficio de una residencia temporal que duraría 10 años.

Al término de ese plazo podrán gestionar la residencia permanente y, cinco años más tarde, tramitar la ciudadanía estadounidense.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad