publicidad

El Departamento de Justicia pidio reformas a la Policia de Inglewood

El Departamento de Justicia pidio reformas a la Policia de Inglewood

El Departamento de Justicia pidió reformas tras revisar las políticas en cuanto al uso de fuerza e investigación de oficiales.

El Departamento de Justicia pidio reformas a la Policia de Inglewood a0b...

Políticas vagas y 'desactualizadas'

INGLEWOOD, California – Tras encontrar fallas en la manera en la que el Departamento de Policía de Inglewood supervisa los incidentes de uso de fuerza e investiga las quejas contra sus oficiales, el Departamento de Justicia le solicitó a la agencia del orden que adopte reformas, según un reporte.

Las autoridades locales divulgaron un comunicado de prensa el lunes por la tarde afirmando que "el liderazgo de la ciudad y el Departamento de Policía de Inglewood toman las recomendaciones identificadas por el Departamento de Justicia muy seriamente. El contenido de la carta está siendo revisado detalladamente por los ejecutivos del departamento y el staff legal de la ciudad".

En respuesta a demandas federales, la policía de Inglewood prometió que enviarán al Departamento de Justicia su "respuesta escrita explicando lo que el departamento ya ha logrado, clarificando algunas interpretaciones y proveyendo información sobre cualquier acción". La respuesta también será hecha pública.

publicidad

En lo que fue una amplia revisión de sus procesos, oficiales del Departamento de Justicia encontraron que los políticas sobre el uso de la fuerza en Inglewood fueron escritas pobremente y no son legalmente adecuadas, reportó el diario Los Ángeles Times.

En una carta al alcalde enviada en diciembre, los oficiales federales hicieron un llamado para que el departamento cambie la forma en la que entrena e investiga a sus oficiales, reportó el diario.

El Departamento de Justicia lanzó una investigación sobre derechos civiles tras una serie de balaceras que involucraron a oficiales en 2008.

Una investigación del Times publicada más de dos meses antes de que iniciara la querella federal encontró que los oficiales de Inglewood recurrían periódicamente a la fuerza física o letal contra sospechosos no armados. El Times también cuestionó cómo es que el departamento investiga el uso de la fuerza de los oficiales.

En una carta de 33 páginas al alcalde de la ciudad, el Departamento de Justicia reconoció que el departamento había empezado a revisar sus políticas pero dijo que algunas reformas propuestas no iban lo suficientemente lejos, reportó el Times.

Entre las conclusiones del Departamento de Justicia estan:

  • Las reglas en cuanto al uso de fuerza letal son vagas e inconsistentes con las guías de la Corte Suprema de Estados Unidos, y la mayoría de las políticas y procedimientos del departamento de policía de Inglewood “están desactualizados”.
publicidad
  • El departamento provee a los oficiales con “poca dirección” sobre cuándo usar pistolas eléctricas, cuyo uso debe de estar prohibido en sospechosos que ya han sido contenidos.

  • publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
    Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
    Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
    Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
    publicidad