publicidad
.

El condado de Los Angeles se prepara para aprobar presupuesto por $22,70...

El condado de Los Angeles se prepara para aprobar presupuesto por $22,700 millones.

El condado de Los Angeles se prepara para aprobar presupuesto por $22,700 millones.

A diferencia de la ciudad o el estado, el condado de LA se ha vuelto un ejemplo de la prudencia fiscal.

Aplauden prácticas conservadoras

LOS ÁNGELES, California – Mientras que los oficiales de la ciudad y el estado tratan de lidiar con déficits masivos y planes de recortes, la Junta de Supervisores del Condado de Los Angeles anunció que se alistaba para aprobar un presupuesto de $22,700 millones que no incluye despidos o descansos obligatorios para los empleados.

Los oficiales no tardaron en vanagloriarse por haber balanceado el presupuesto, citando políticas “conservadoras” durante la década pasada en las que el condado ha logrado “organizarse”.

El “presupuesto provisional final” – según es descrito por oficiales del condado – para el año fiscal 2009-10 será aprobado en esta semana. Pero los oficiales advirtieron que el presupuesto podría cambiar si el estado decide tomar dinero de los gobiernos locales para cerrar su propio déficit masivo.

“La continuación de políticas y práctica presupuestarias conservadoras durante los últimos 10 años nos han servido bien y nos han puesto en una posición fuerte para sobrepasar la caída económica”, dijo el gerente general del condado, William Fujioka.

El supervisor Don Knabe, quien preside a la junta, estuvo de acuerdo.

“Estamos organizados”, dijo Knabe. “Sabemos de las carencias de las que nos tenemos que encargar internamente. Ahorramos dinero para un día lluvioso. Vimos que los impuestos a la propiedad estaban bajando. Vimos que los impuestos por ventas bajaban. Así que el día de hoy – y si no es hoy, entonces esta semana – adoptaremos un presupuesto balanceado y que será menos doloroso de lo que hubiera podido ser”.

publicidad

Fujioka dijo que los oficiales del condado cerraron un déficit proyectado en $300.4 millones con $107.2 millones en ahorros presupuestarios, $115.5 millones en fondos ahorrados y $77.7 millones en fondos federales.

Los ahorros se lograron mediante el requerimiento de una reducción de 7.4 por ciento en los presupuesto de todos los departamentos del condado, el congelamiento en las contrataciones a excepción de las posiciones críticas para la salubridad y seguridad del condado. La compra no-esencial de servicios y otros activos también fue suspendida.

El presupuesto ya es $494.2 millones más bajo que el presupuesto del año fiscal previo, pero Fujioka dijo que era “imperativo” que el condado continuara sus políticas fiscales conservadoras.

Apuntó que el condado podría perder $1,500 millones si el gobernador Arnold Schwarzenegger decide utilizar fondos de los gobiernos locales para cerrar el déficit presupuestario del estado. Si se presenta ese escenario, Fujioka instó a los supervisores a que se prepararan para reducir o terminar los contratos fondeados, parcial o totalmente, con dineros del estado.

California enfrenta un déficit presupuestario histórico de $24.3 millones. Los analistas han advertido que el estado podría quedarse sin dinero para el mes próximo, pero los legisladores no cumplieron con la fecha límite la semana pasada para aprobar un presupuesto.

Schwarzenegger ha dicho que rechazará cualquier presupuesto con incrementos a los impuestos, e insistió que en su lugar reduciría los fondo a la educación, la salud y las prisiones.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad