publicidad
No importaron las largas filas para llegar a votar. La comunidad afroamericana acudió en masa a las urnas.

El color no importa, importa el hombre

El color no importa, importa el hombre

La comunidad afroamericana acudió en masa a participar en la jornada electoral del 4 de noviembre donde Obama se alzó el triunfo.

No importaron las largas filas para llegar a votar. La comunidad afroame...
No importaron las largas filas para llegar a votar. La comunidad afroamericana acudió en masa a las urnas.

Celeste Tonie dijo que se sentía comprometida con ella misma y con su comunidad. Había que sufragar. Hace 4 años votó por primera vez en una elección presidencial y lo hizo sin mucho entusiasmo. Sólo por curiosidad, y convencida por su padre Robert, quería saber cuál era el proceso. Pero en el 2008 La joven afroamericana comentó que la motivo el hecho de que uno de los candidatos es de color. Pero advierte: "Voto por convicción". Lo hacía pensando en que más allá del color de la piel del aspirante, Barack Obama la había convencido por su mensaje de cambio. "Hay muchos afroamericanos que se han destacado por una u otra razón pero no votaría por ellos. Es cierto que aún hay racismo, pero creo que esta elección importaron más las ideas, y no el color de Obama".Para concluir Celeste dejó claro qué sentía al saber que muchas personas de su comunidad acudieran a votar. "Es maravilloso, me siento muy contenta".Elecciones de pruebaSu padre, el señor Robert M. Tomie, quien dijo ser veterano de la guerra de Vietnam y participó en el movimiento en favor de los derechos civiles de los afroamericanos hace 40 años, comentó que si bien antes se veía poca participación de los afroamericanos, esta elección puso a prueba al país. "Tener un candidato aframericano debió ocurrir hace tiempo. Con Obama, no hay lado negativo. Ahora sabemos que el color de la piel realmente no influenció a los votantes", afirmó.Los Tomie se sumaron al sentimiento de otros miembros de la comunidad afroamericana que en la mañana del 4 de noviembre acudieron en masa y desde muy temprano a uno de los centros de votación del norte de Nueva Jersey, localizado en la escuela William Cullen Bryant de Teaneck.Éso lo constató Gilberto Avilez, funcionario electoral encargado de vigilar la transparencia del proceso. "Han salido hasta de los hoyos, nunca había visto tanta gente como hoy. Fue histórico", dijo Avilez que ha sido funcionario electoral por varias décadas.Avilez añadió que al filo de la 1:10 pm él y otros funcionarios habían llenado al menos cuatro libros de registro de votantes, algo sin precedentes. Él calculaba que desde las 6 de la mañana y hasta esa hora más de 2,500 electores habían votado en ese lugar, y la mayoría, eran afroamericanos.

En ese plantel se dieron cita a sufragar residentes de varios poblados de los distritos electorales 13 y 14. Afuera, Univisionnuevayork.com conversó con otros votantes afroamericanos para preguntarles si pensaban que la elección del 2008 cambiaría su actitud respecto al voto.Robert Abernethy, quien ha votado en varias elecciones presidenciales dijo que para él la raza de Obama no fue importante en la contienda. "Sé que hay un grupo de personas blancas que se oponen a que un afromericano sea presidente. Pero pienso que son las menos". El señor Abernethy llevó consigo a su hijo Even, quien tiene 14 años. Dijo desde pequeño lo ha llevado hasta la urna en comicios pasadas para explicarle la importancia del voto, pero que este año se determinaba si su comunidad seria incluida de una vez y por todas en el proceso electoral. "Uno les enseña por medio del ejemplo. Le he dicho que estamos en un momento crucial y él será el beneficiario de nuestra decisión. Anhelamos un cambio y queremos estar incluidos en ese cambio. Yo quiero que aprenda que aunque Obama pierda se ha abierto una puerta para nosotros y de nosotros depende mantenerla abierta", comentó Abernethy. Listos para ObamaPor su parte, Ericka Williams y William Steen, reportera y camarógrafo respectivamente de un programa de política de Cablevision canal 76 en Teaneck, coincidieron en decir que tras meses de recoger la opinión de centenares de votantes, el electorado del norte del estado Jardín estaba preparado para elegir a un presidente afroamericano. "Como afroamericana me siento orgullosa que tengamos un presidente de color. Pero más allá de eso veo un hombre de gran compasión, de gran humildad que puede convocar a todo tipo de personas. Pocos de los muchos votantes entrevistados, blancos, negros, mencionaron la raza de Obama como factor para votar o no por él", dijo Ericka. William, que ha cubierto otras elecciones, mencionó que los afroamericanos participaban poco anteriormente porque se sentían excluidos del proceso. Y dijo estar complacido al saber que sus comunidad estaba abarrotando los centros de votación. "Cuando salían del centro de votación se veían relajados, con los rostros tranquilos como si les hubiesen quitado un peso de encima".Tanto Ericka como William comentaron que la elección del 2008 es un importante legado para todos los votantes, y obviamente muy emotiva para ellos."Obama encara grandes desafíos. Crisis economía, problemas internacionales, terrorismo, creación de planes de salud módicos para todos, más educación para la gente joven, etc. Pero somos nosotros los que ahora debemos exigirle a él y otros líderes que cumplan sus promesas", dijo ella. "Lo que he aprendido de esta elección es la enorme responsabilidad que tenemos de demostrar todos nosotros que somos capaces de lograr lo que nos proponemos y hacerlo con humildad. Obama llegó. Le queda cumplir sus promesas. Obama llegó con la frente en alto", concluyó William.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad