publicidad
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El cambio climático es la mayor amenaza que enfrenta el mundo, advierte Obama

El cambio climático es la mayor amenaza que enfrenta el mundo, advierte Obama

Con motivo del Día de la Tierra, el próximo miércoles visitará el Parque Natural de los Everglades, en Florida.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró este sábado que el cambio climático es la mayor amenaza que enfrenta el planeta, y confió en que se puedan prevenir "sus peores efectos" con un acuerdo global vinculante en la conferencia de la ONU que se celebrará en París en diciembre próximo.

Durante su discurso radiofónico de los sábados, Obama anunció que, con motivo del Día de la Tierra, el próximo miércoles visitará el Parque Natural de los Everglades, en Florida, "para hablar de la forma en la que el cambio climático amenaza a nuestra economía".

"Este miércoles es el Día de la Tierra, un día para apreciar y proteger este precioso planeta al que llamamos casa. Y hoy, no hay una amenaza mayor a nuestro planeta que el cambio climático", dijo Obama.

publicidad

El mandatario recordó que 2014 "fue el año más cálido registrado" y que, alrededor del mundo, las "tormentas más fuertes, las sequías más profundas y las temporadas de incendios más largas" se suman a las alertas de los expertos de que "el cambio del clima ya está afectando al aire que respiran nuestros niños".

"El cambio climático ya no se puede negar, ni ignorar. El mundo está mirando a Estados Unidos para que asuma el liderazgo en esto. Y es lo que estamos haciendo", aseguró Obama, al recordar su apuesta por las "energías limpias" y por la eficiencia energética en los vehículos y los edificios.

"Gracias en parte a estas acciones, nuestra contaminación de carbono ha caído en un 10 % desde 2007 (...). Nos hemos comprometido a duplicar el ritmo al que recortamos la polución, y China se ha comprometido, por primera vez, a limitar sus emisiones", añadió.

Obama y el presidente chino, Xi Jinping, llegaron en noviembre pasado a un acuerdo por el que Estados Unidos se comprometió a reducir para 2025 sus emisiones de efecto invernadero entre un 26 y un 28 por ciento respecto a los niveles de 2005, lo que supone el doble del recorte de las emisiones previsto entre 2005 y 2020.

Por su parte, Xi se comprometió a que los niveles de emisiones de China alcancen su nivel máximo en 2030 y comiencen a reducirse a partir de entonces.

publicidad

"Debido a que las dos mayores economías del mundo se han unido, hay nuevas esperanzas de que, con el liderazgo estadounidense, este año, el mundo alcanzará finalmente un acuerdo para prevenir los peores impactos del cambio climático antes de que sea demasiado tarde", señaló Obama.

La conferencia de París de diciembre será la primera vez en los más de 20 años de historia de las negociaciones sobre el cambio climático en la que todos los países sin excepción, desarrollados y en desarrollo, tendrán que comprometerse a acciones para luchar contra este problema.

Las encuestas concluyen de manera uniforme que el público está escéptico de que las medidas que Obama ha tomado para controlar la contaminación valgan su costo a la economía, de manera que el presidente ha decidido centrarse en el costo del cambio climático.

Anteriormente este mes, Obama participó en una actividad que vinculó el cambio climático con problemas de alergia como alergia y asma.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad