publicidad

El autismo en niños y jóvenes de Dallas ¿carga y problemas para el DISD?

El autismo en niños y jóvenes de Dallas ¿carga y problemas para el DISD?

El autismo no sólo afecta a los niños y a sus familias. También afecta a las escuelas públicas, y en Dallas, aparentemente es un problema.

Por Karen Falla

DALLAS, Texas.- El autismo afecta a menores de todas las etnias y condiciones sociales. Pero esta enfermedad no sólo afecta a los niños y a sus familias. También afecta a las escuelas publicas y es allí donde se inicia un camino muchas veces difícil tanto para los padres como para ellos mismos.

Según la organización Autism Speaks, 1 de cada 110 niños en los Estados Unidos es diagnosticado con autismo. No se ha establecido una causa para el autismo, ni tampoco una cura, y sólo existen tratamientos basados en terapias.

Esta enfermedad es un transtorno del desarrollo que afecta la capacidad de la persona para comunicarse, establecer relaciones con los demás y responder a estímulos del medio ambiente.

A nivel escolar, la ley pública 94-142, instituida en 1975, le da derecho a los estudiantes discapacitados a recibir educación en las escuelas públicas, apoyados por programas especializados. Y ellos empiezan clases a temprana edad.

"En nuestras aulas tenemos alumnos desde los 3 hasta los 21 años de edad y eso es lo que manda la ley federal. sin embargo, se pueden graduar a los 18 años si han cumplido con las metas de su plan de educación individual", explica Angela Pittman, Directora del Programa de Educación Especial del Disd.

Alrededor del 8% del estudiantado en el DISD está compuesto por niños y jóvenes que padecen autismo y otro tipo de limitaciones. El programa requiere que los niños pasen por una evaluación que determine sus talentos y aptitudes y en base a ello se diseña un plan de educación individual que en muchos casos implica la inclusión de los estudiantes en clases regulares.

publicidad

El distrito escolar de Dallas cuenta además con la escuela ocupacional "Multiple Carreers Magnet Center" en donde se brinda educación técnica a jóvenes discapacitados.

En Magnet Center se enseñan 5 carreras. Los jovencitos son instruídos en artes culinarias, negocios, tecnología de la construcción, mantenimiento de inmuebles, tecnología de negocios o viajes y turismo.

A pesar de que las autoridades del DISD aseguran que sus maestros tienen la capacitación necesaria y adecuada para enseñar a estos niños, algunos padres aseguran que sus hijos no están recibiendo una educación competente.

María López, cuyo hijo es autista, asegura que su hijo no ha progresado.

Y es que en las escuelas de Dallas los niños reciben terapia del habla regularmente sólo si cuentan con Medicaid, un servicio que es reembolsado al distrito escolar. En caso contrario, el plantel debería proveer el servicio, si es que corresponde al plan educativo individual.

Quienes trabajaron dentro del DISD ponen de manifiesto las faltas en este tipo de educación. Incluso lo califican de "malo". Por supuesto, el DISD argumenta que todo su personal está capacitado.

Pero la problematica con los estudiantes no termina ahí. Ahora entra en juego el dinero, el presupuesto para poder mantener al personal y los programas.

Hasta un 18% de reducción del presupuesto ha afectado a todo el sistema educativo.

publicidad

Pero lo cuestionable sigue siendo la capacitación de los profesores de educación especial. Si tiene sensibilidad para tratar estos casos y mejor aún, si tienen vocación educativa.

Hay quienes incluso hay denunciado maltrato físico por parte de profesores que pierden la paciencia con estos casos. Es un hecho latente, y es un hecho que estas criaturas rechazan a gritos con la voz silenciosa de la ingenuidad y de la esperanza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad